jueves julio 29 de 2021

‘Timochenko’ dice que diálogos de paz ‘no pueden romperse’

16 abril, 2015 Política

Timochenko

Rodrigo Londoño, ‘Timochenko’, jefe del secretariado de las Farc.

La guerrilla de las Farc afirmó este jueves a través de un comunicado que los diálogos de paz con el gobierno «no pueden romperse por ningún motivo».

Aunque no habló del ataque de las Farc en Cauca que dejó 11 militares muertos, alias ‘Timochenko’, máximo líder de esa guerrilla, insistió en la persistencia de los diálogos y destacó las multitudinarias marchas convocadas la semana pasada por varias organizaciones en apoyo a las negociaciones.

«Las principales consignas levantadas por los marchantes, se relacionaban con la urgencia de firmar desde ya un cese bilateral de fuegos que ponga fin a la guerra», aseguró ‘Timochenko’.

‘Timochenko’ dijo que las manifestaciones del nueve de abril estaban «basadas todas en una premisa fundamental, la persistencia en las conversaciones actuales, que no pueden romperse por ningún motivo». Esas marchas reflejaron «la ebullición de un gigantesco clamor por la paz», insistió.

El líder de la guerrilla aprovechó, además, para afirmar que la posición del gobierno colombiano en Cuba «parece más empeñada en reducir los alcances del proceso de paz a la aceptación de condenas y penas por parte de los mandos guerrilleros», en momentos en que el espinoso tema de la justicia transicional está en debate.

‘Timochenko’ agregó que los consensos hasta ahora conseguido sobre desarrollo rural, participación política y solución al problema de las drogas ilícitas, «carecen de sentido si no aceptamos lo que se nos quiere imponer en materia de justicia transicional».

«Resultaría que los diálogos de paz no son más que una representación teatral, cuyo último acto debe conducir inevitablemente al sometimiento de los alzados», agregó.

Tras el ataque de las Farc en Cauca, el presidente Juan Manuel Santos a reanudar los bombardeos contra las Farc suspendidos hace mes y medio en el marco de las negociaciones de paz que tienen lugar en la Habana desde noviembre de 2012.

Antes del cese temporal de los bombardeos, la guerrilla ya mantenía una tregua unilateral e indefinida desde diciembre, cuyo cumplimiento había reconocido el propio gobierno la semana pasada.

AFP

Share Button