lunes noviembre 30 de 2020

Universidad Nacional de Colombia será reestructurada

26 abril, 2015 Educación, Generales
Profesor Diego Hernández, vicerrector de la U.N. Sede Bogotá.

Profesor Diego Hernández, vicerrector de la U.N. Sede Bogotá.

El reforzamiento y la modernización del edificio de Ingeniería, la terminación del edificio de Archivo, la construcción del edificio de Enfermería y de la nueva Cafetería Central, entre otros, son resultados que están transformando la imagen de la Universidad Nacional U.N. a través de su proyecto de infraestructura.

Este ambicioso plan va encaminado a mostrar una nueva cara de la planta física a través de los recursos provenientes del Plan de Desarrollo 2012-2015 y de las facultades.

Esto se ve reflejado en proyectos como el edificio 401 de la Facultad de Ingeniería, rebautizado como Julio Garavito Armero, construido con el esfuerzo de profesores, egresados y recursos propios de la facultad, señala el profesor Diego Hernández, vicerrector de la U.N. Sede Bogotá.

El edificio, de más de 70 años de antigüedad, cuenta con una estructura acorde a la normatividad actual en construcción, afirma el ingeniero Carlos Alberto Barberi, presidente de Prabyc Ingenieros y quien estuvo al tanto de la obra.

Barberi, egresado de la U.N., añadió que el edificio fue catalogado como Bien de Interés Cultural en 1995, en ese entonces llamado monumento nacional.

Otra edificación finalizada y próxima a ser inaugurada es la del edificio de Archivo y Correspondencia, de 2.600 metros cuadrados de extensión. Este lugar recibe y guarda todo lo que tiene que ver con el patrimonio documental y cultural del sesquicentenario de la U.N., principal institución en la historia de la educación superior en Colombia.

“Los recursos de las obras de infraestructura se apropiaron dentro del plan de desarrollo de la U.N. con recursos de la Nación, los cuales por ley se deben designar a inversión”, explicó el vicerrector Hernández.

De igual forma, se recuperaron 1.700 metros lineales de andenes perimetrales en el campus de la capital colombiana, labor que incluyó obras hidráulicas, redes eléctricas y redes para fibra óptica. Adicionalmente, se adecuaron dos estaciones biosaludables para el ejercicio físico, con dos bebederos, uno de ellos habilitado para personas en situación de discapacidad.

“Además, se ha trabajado en la adecuación y el mejoramiento de 37 laboratorios de la Sede Bogotá”, subrayó el profesor Diego Hernández.

En la búsqueda de mayor espacio y bienestar para los estudiantes, la U.N. puso en funcionamiento nueve comedores, que tienen como eje el comedor central, que volvió a funcionar después de estar 30 años cerrado. Con ellos se generaron más apoyos alimentarios, pasando de 800 a 4.000 diarios, entre desayunos y almuerzos.

En curso y proyección

La U.N. entregará en agosto de este año el Hospital Universitario, que al día de hoy se encuentra en un 90 % de obra física completa. En la actualidad, se trabaja en el proceso de acabados y dotación de equipos, los cuales están en licitación. En total, 37.000 metros cuadrados fueron intervenidos durante 3 años, agregó el vicerrector de la Sede Bogotá.

Otra obra que se levanta es el edificio de Enfermería, que ocupa un espacio de más de 6.800 metros cuadrados. “Al observar la estructura construida, se evidencian espacios muy generosos y laboratorios bien planeados”, explicó Armando Palomino, ingeniero y experto en diseño de estructuras.

Existen otras construcciones que van por buen camino. Por ejemplo, el Ministerio de Cultura dio el aval para el reforzamiento de la Concha Acústica, además, se tienen aprobadas licencias para la reconstrucción del edificio de la Facultad de Ciencias y para el reforzamiento del edificio Uriel Gutiérrez.

Por otra parte, el antiguo edificio de Arquitectura se está demoliendo y a mitad de este año estará lista la presentación del proyecto final del nuevo edificio, para hacer el trámite correspondiente ante la cartera de Cultura. Por su parte, el Laboratorio de Diagnóstico Veterinario se encuentra en diseño, al igual que la iniciativa de Artes.

Edificios como el de Arquitectura, el de Ciencias y el de posgrados de las facultades de Ciencias Económicas y Derecho, Ciencias Políticas y Sociales serían completamente nuevos.

“En el próximo plan de desarrollo con seguridad vamos a tener licencias de cuatro nuevos edificios y reforzamientos como el del auditorio León de Greiff”, concluyó el profesor Diego Hernández.

Share Button