viernes mayo 7 de 2021

Explotó un segundo petardo contra un CAI de la Policía en Tumaco

26 mayo, 2015 Judiciales, Pacífico
Petardo en Tumaco

En otro hecho, un policía y un infante quedaron heridos por tatucos lanzados en un puente.

En menos de nueve horas explotó un segundo petardo contra un CAI de la Policía en Tumaco, zona costera de Nariño.

El hecho se registró en el barrio Ciudadela, casi en las afueras de este municipio del suroccidente colombiano, a eso de las 8:00 de la noche de este martes.

La Policía evaluaba a esta hora de la noche los daños, aunque las primeras versiones descartarían víctimas mortales o heridos.

A las 8:30 de la noche, desconocidos lanzaron tatucos en el puente El Morro, dejando heridos a un policía y a los infantes de Marina Juan David Tabares Cano y Juan Carlos Mola Barraza. Otros tatucos fueron lanzados contra el batallón ubicado a unos 10 minutos de esa infraestructura. Allí no se conocían víctimas.

Las autoridades se muestran preocupadas por la situación de orden público que se ha agudizado en este puerto desde el ataque en la noche del sábado con un artefacto explosivo a una patrulla que dejó muerto a un patrullero y heridos a otros dos policías, uno de los cuales presentó amputaciones de algunos dedos de su mano derecha. Ese hecho ocurrió en el barrio Nuevo Milenio, de la comuna 5.

Tres días después, a eso de las 12:50 de la tarde de este martes, el CAI de la Policía del barrio Panamá, en zona continental de esta población de más de 200 mil habitantes, fue blanco de un nuevo atentado que no dejó víctimas mortales ni heridos.

El general Rodrigo González Herrera, comandante de la Regional No. 4 de la Policía Nacional, informó que el primer ataque del martes con el explosivo contra la instalación policial del barrio Panamá resultó fallido porque las patrullas que prestaban vigilancia a esa hora en el sector lograron interceptar a los autores del hecho.

Se trata de dos menores de edad, que fueron aprehendidos por uniformados en el mismo sector.

Los adolescentes fueron presentados ante un Juzgado de Infancia y Adolescencia en Tumaco, donde se definirá su situación jurídica.

Según el general González, los menores habían sido reclutados por la columna móvil ‘Daniel Aldana’ de las Farc y fueron quienes abandonaron el artefacto a unos metros del CAI.

La onda produjo algunos daños materiales en viviendas vecinas.

Entre tanto, la población y la Policía siguen lamentando la muerte del patrullero Ílver Fernando Narváez Perdomo, de 22 años, quien pereció incinerado dentro del vehículo oficial en el ataque del sábado. El intendente Jairo Andrés Solarte Solarte, de 37 años, y el patrullero Alexis David Ramos Rodríguez, de 23, a quien le debieron amputar los tres dedos de su mano derecha, siguen en estado delicado por ese atentado.

En Tumaco se vive, además, el bloqueo de la Vía al Mar que protagonizan 4.500 campesinos, quienes este martes interrumpen el tráfico vehicular a la altura del kilómetro 85, en el corregimiento de La Guayacana.

El cierre de la vía Tumaco-Pasto, según José Elmer Gutiérrez, vocero del Movimiento Marcha Patriótica, obedece al inconformismo de las comunidades campesinas, indígenas y afrodescendientes de esa zona por el incumplimiento a pactos celebrados el año pasado con el Gobierno nacional.

“Estamos exigiendo al gobierno mejoras en la educación, derecho a la salud y al trabajo y a la vivienda digna”, recalcó el vocero, quien pidió la presencia del alcalde de Tumaco, Víctor Gallo; del gobernador de Nariño, Raúl Delgado, y de la Ministra de Educación, Gina Parody, para proceder a instalar la mesa de concertación.

“Aquí estaremos hasta tanto el gobierno nos resuelva nuestra problemática. Esta es una protesta pacífica”, dijo y de manera puntual solicitó el nombramiento de docentes en las comunidades, que se deje de fumigar con glifosato en sus parcelas.

En este puerto hay temor por el recrudecimiento de la violencia en este municipio costero.

Solo el año anterior fueron cinco acciones que afectaron a la población. El más grave se registró el 9 de abril de 2014 cuando desconocidos desde una motocicleta lanzaron una granada contra la instalación policial, causando heridas a 12 personas, entre ellas tres niños y una mujer embarazada.

En la noche del 3 de noviembre del año anterior, tres artefactos explotaron en sus calles, ocasionándoles daños auditivos a siete personas que se movilizaban por esa zona distante a cinco cuadras de la Alcaldía Municipal y de la estación central de la Policía.

Share Button