domingo noviembre 29 de 2020

Muere Ruth Rendell, la dama de la novela negra

02 mayo, 2015 Internacionales, Libros
Ruth Rendell

La autora de casi 70 libros publicados en más de 20 idiomas, murió este sábado a los 85 años, según anunció su editorial.

Rendell de 85 años, sufrió un infarto en enero y desde entonces se encontraba hospitalizada en estado crítico.

«Estamos devastados por la pérdida de una de nuestras autoras más queridas», afirmó Penguin Random House en un comunicado. «La extrañaremos muchísimo», afirmó.

Gail Rebuck, presidenta de la editorial en Reino Unido, aseguró que «Ruth era muy admirada por toda la industria de la edición por su brillante obra».

«Una observadora de la sociedad perspicaz y elegante (…) muchos de sus thrillers apuntaban a causas por las que se preocupaba profundamente», afirmó.

Toda una vida dedicada a las letras…

Rendell era conocida por sus thrillers psicológicos, en los que escarbaba en mentes criminales, así como por la exitosa adaptación televisiva de su obra, «The Ruth Rendell Mysteries».

Su personaje ficticio, el sensible inspector Reginald Wexford, apareció en su primera novela «From Doon to Death» (1964) y siguió presente en sus libros a lo largo de sus más de cinco décadas de carrera.

«A la gente le gustan mis libros, sobre todo los policíacos, porque se han apegado al personaje de Reg Wexford. Su vida, su familia, que he ido construyendo a lo largo de los libros, apasionan a los lectores. Si lo piensan bien, las historias más populares del mundo son las que cuentan el destino de las familias, los destinos del hombre que evoluciona en el seno de una comunidad», aseguraba.

Para la también escritora Val McDermid, «Ruth Rendell era única».

«La gran familia de la novela policial británica le debe mucho a esta escritora que, durante 50 años, demostró constantemente que el género se puede renovar de modo permanente», agregó, en declaraciones al diario The Guardian.

Traducida a 26 idiomas y autora de unos 70 títulos, Ruth Rendell ha vendido millones de ejemplares y algunos de sus títulos han dado lugar a películas, como «Carne Trémula», que el cineasta español Pedro Almodóvar llevó al cine en 1997 con el mismo título o la obra Analfabeta, que el francés Claude Chabrol plasmó en «La ceremonia».

«Una novela, un cuento o un borrador de guión son como el encendedor que prende mi particular mecha», había dicho Almodóvar al presentar la banda sonora y el guión de «Carne Trémula», añadiendo que «el cine debe mostrar y explicar las cosas más que la novela, que cuenta con el recurso de utilizar los pensamientos de los personajes».

Share Button