viernes agosto 19 de 2022

ONU expresa preocupación por recrudecimiento de la violencia en Colombia y la impunidad

12 junio, 2015 Internacionales, Judiciales

 Cascos Azules ONU

La Organización de Naciones Unidas, ONU, expresó en las últimas horas su preocupación porque la violencia desatada en medio de las negociaciones de La habana, estropee “el tan buscado proceso de paz” y urgió a las Farc y al gobierno a avanzar en las negociaciones para que resulten pronto en un acuerdo. Por separado, expresó preocupación por los altos niveles de impunidad en los casos de violencia sexual contra las mujeres, en especial los cometidos en el marco del conflicto armado en Colombia y demandó investigar, juzgar y sancionar a los responsables, impulsando además medidas que impidan la repetición de estos graves crímenes.

En lo que se refiere a la violencia que se registra en medio de las conversaciones de paz en la capital cubana, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados – ACNUR, Antonio Gutierres, advirtió que durante décadas de conflicto, los colombianos, particularmente los millones de personas desplazadas, han anhelado paz y han colocado sus esperanzas en el logro de un acuerdo” y añade que “estos últimos incidentes tienen la capacidad de estropear el tan buscado proceso de paz, incrementando así los riesgos para la población civil”.

Advierte que “cualquiera interrupción en el proceso de paz podría poner en riesgo las posibilidades de alcanzar un resultado positivo”, por lo que anima “a ambas partes para avanzar en las negociaciones y espero que las conversaciones que se han venido celebrando desde 2012 en La Habana, pronto resulten en un acuerdo”.

Proteger a la población civil de las consecuencias del conflicto es crítico para detener la pérdida de vidas humanas, subraya Gutierres, quien enseguida celebra “los recientes compromisos que tienen como objetivo establecer una comisión de verdad y justicia para detener el reclutamiento de menores e iniciar actividades de desminado en el Departamento de Antioquia”.

Añade que “estos pasos abren las puertas para encontrar soluciones para las poblaciones desplazadas” y destaca que “3l progreso en aspectos claves de la agenda de negociación, los acuerdos alcanzados hasta el momento y la participación de las víctimas en las conversaciones, son logros importantes que pueden hacer la diferencia entre la guerra y la paz”.

Igualmente indica que “estos avances representan esperanza y ayudan a aliviar el sufrimiento de los refugiados colombianos y desplazados internos, permitiéndoles reiniciar sus vidas en sus lugares de origen, integrarse en comunidades de acogida, o reubicarse en otras partes del país. Las soluciones deben garantizar la seguridad y dignidad de los refugiados y de las personas desplazadas dentro de Colombia”.

Luego afirma que confía en que los derechos de las personas desplazadas y refugiadas serán debidamente considerados en el diálogo y precisa que “el ACNUR continúa dispuesto para apoyar el proceso, teniendo en cuenta su experiencia con mecanismos similares en diferentes partes del mundo”.

Espero que las actuales negociaciones pronto se conviertan en una oportunidad histórica para que Colombia logre superar la adversidad. El ACNUR apoya al pueblo colombiano en su búsqueda de una paz duradera, concluye.

VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

Respecto “a los altos niveles de impunidad en los casos de violencia sexual contra las mujeres, en especial los cometidos en el marco del conflicto armado en Colombia”, se pronunció por separado la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y ONU Mujeres.

“La violencia sexual constituye una grave violación de los derechos humanos de las mujeres, un atentado grave contra su dignidad y una vulneración flagrante a su derecho a una vida libre de violencias, lo que limita el disfrute del conjunto de sus derechos”, precisa la declaración, la cual agrega:

“Las dos Oficinas de la ONU manifiestan su preocupación por el caso de la periodista Jineth Bedoya, ya que luego de 15 años de ocurrido su secuestro, tortura y violación, los responsables de estos hechos no han sido juzgados y sancionados, situación que se evidencia en los retrocesos procesales que se han producido en las últimas semanas”.

Advierte que la violencia sexual afecta a miles de mujeres en Colombia que al día de hoy han sido víctimas de este grave delito, y que enfrentan serias barreras para acceder a la justicia y para una respuesta rápida, efectiva y garantista de sus derechos.

Tanto ONU Derechos Humanos como ONU Mujeres–puntualiza la declaración– instan a todo el sistema de administración de justicia en Colombia y al Estado en su conjunto a priorizar los casos de violencia sexual contra las mujeres en el marco del conflicto armado, particularmente de aquellas que han sido víctimas de múltiples formas de violencia, con el fin de investigar, juzgar y sancionar a los responsables, impulsando además medidas que impidan la repetición de estos graves crímenes. Así mismo, se insta a seguir fortaleciendo la coordinación interinstitucional orientada a la lucha contra la impunidad en estos casos y la articulación de mecanismos para proveer a las mujeres sobrevivientes una atención integral, reparadora y efectiva.

En este marco, señala que las dos Oficinas de la ONU reiteran su compromiso para seguir acompañando los esfuerzos de la Fiscalía para impulsar las mejores estrategias que posibiliten darle celeridad a los procesos por graves violaciones de los derechos humanos de las mujeres, y garantizar un recurso judicial efectivo que se concentre en los derechos de las mujeres víctimas y sobrevivientes a la verdad, la justicia, la reparación y la no repetición.

La declaración concluye diciendo: ONU Derechos Humanos y ONU Mujeres invitan a la sociedad colombiana a reflexionar y a transformar los comportamientos, prácticas y valores que sustentan la discriminación contra las mujeres y atentan contra los principios de igualdad de derechos y respeto de la dignidad humana de las mujeres. Así mismo recuerda la necesidad de que el Estado adopte las medidas necesarias para eliminar todas las formas de violencia contra las mujeres”.

Share Button