martes noviembre 24 de 2020

Dejan libre a Corridori, uno de los cerebros de Interbolsa

01 julio, 2015 Judiciales

interbolsa-Alessandro Corridori

La juez Teresita Barrero ordenó este miércoles la libertad del inversionista Alessandro Corridori, quien ya había pedido la casa por cárcel, pero la petición había sido negada por otro juez de Bogotá. El abogado de Corridori había pedido la libertad de su cliente alegando vencimiento de términos.

De igual forma, Barrero dejó en libertad a Carlos Arturo Neira Llache, quien fue gerente de una de las sociedades que participó en la toma de Fabricato, P & P Investments. Se desempeñó, además, como miembro suplente de la junta directiva de la comisionista Interbolsa en 2008.

El otro nombre es el de Claudia Jaramillo, una empresaria, involucrada en la investigación quien se encuentra actualmente en la cárcel del Buen Pastor.

Barrero fue la misma juez que en junio del año pasado dejó en libertad al hacker Andrés Fernando Sepúlveda en una decisión que fue calificada por el fiscal Eduardo Montealegre como una actuación “contraria a la ley”.

Corridori, exdirectivo de Interbolsa, había sido señalado como el máximo cerebro del descalabro de esta firma, al estar detrás de las polémicas y millonarias operaciones repos de Fabricato que terminaron por dejarla ilíquida.

Al conocer la decisión de libertad para Corridori, la Fiscalía denunció que no fue notificada de la audiencia de este miércoles, que inicialmente estaba prevista para el 26 de junio, cuando no hubo decisión de la juez.

Hoy, cuando se realizó la audiencia, la Fiscalía aseguró que las víctimas no fueron avisadas. Además, alega que los términos debían empezar a contar desde hace 15 días, cuando terminó la audiencia de acusación, y no desde la presentación del escrito.

La fiscal Alexandra Ladino, que adelanta el caso Interbolsa, señaló que no entiende cómo se realizó la audiencia sin informar al ente acusador ni a las víctimas.

“La decisión llama la atención de la Fiscalía porque los argumentos de la juez podrían ir en contravía de la jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia”, señaló Ladino. Agregó que la Fiscalía “va a revisar la decisión y luego adoptará las decisiones de fondo que correspondan”.

En tanto, el ente acusador teme que Corridori pueda salir del país.

De otro lado, se conoció que por demoras en trámites Corridori saldría de la cárcel este jueves y no hoy miércoles.

El proceso contra Corridori

El pasado 20 de febrero de 2013, la Superintendencia Financiera le notificó la apertura de investigación a Alessandro Corridori, por, posiblemente, haber inflado de manera fraudulenta el precio de la acción de la textilera en un 214 por ciento.

La Fiscalía le había imputado a Corridori en noviembre de 2013 cargos por los delitos de concierto para delinquir agravado, “por organizar y fomentar la organización llamada ‘grupo Corridori’ en calidad de autor, manipulación de especies agravada, administración desleal agravada en calidad de interviniente, todas a título de dolo y agravadas».

La Fiscalía afirmó que «los elementos materiales probatorios son suficientes para imputar los cargos, porque Corridori pertenecía a un grupo de interés común, de lazos familiares, donde se venían haciendo operaciones fraudulentas».

El ente acusador imputó los delitos a Alessandro Corridori, argumentando que «operaba como representante legal y vocero de sus empresas. Él desde sus oficinas meneaba las operaciones ilegales de compra y venta (…) todos los hechos eran conocidos por los altos directivos de Interbolsa».

Así mismo, la Fiscalía estableció que para el año de 2011 las operaciones en la bolsa tenían una variación negativa del 18 por ciento y «lo extraño era que las acciones de Fabricato subían, afectando la libre formación de la empresa».

Además aseguró que «el grupo Corridori fue quien manipuló el precio de las acciones de Fabricato».

En diciembre de 2013, la jueza 64 con función de control de garantías envió a prisión a Rodrigo Jaramillo, el presidente de Interbolsa, y a Alessandro Corridori, el inversionista señalado de fraguar una de las mayores defraudaciones contra el sistema financiero, calculado en 347.000 millones de pesos. Corridori fue enviado a la cárcel de La Picota.

Para esta misma época la Fiscalía anunció el inicio de un segundo frente de investigación: el de un posible lavado de activos a través de la firma, así como una ofensiva para perseguir los bienes que los imputados tenían en el exterior, para tratar de reparar el daño causado a las víctimas del desfalco.

De acuerdo con el expediente, la ruta del fraude estaba en cuatro computadores, mediante los cuales Corridori hacía directamente los movimientos que aparentemente correspondían a inversionistas de Interbolsa.

En enero de 2014 entró a la investigación Miguel Leonardo Gamba Laverde, chofer y mensajero de Alessandro Corridori, por aparecer retirando 135 cheques por $52.000 millones que terminarían en una cuenta de la comisionista.

Un mes después, la juez 64 de Bogotá, negó la a petición de la defensa del empresario que solicitaba detención domiciliaria. Seguiría en la cárcel La Picota.

En junio de 2015 la Fiscalía General de la Nación llamó a Alessandro Corridori a un juicio donde el ente acusador presentaría 125 pruebas en su contra. De acuerdo con el ente investigador, desde sus oficinas Corridori habría manipulado las operaciones ilegales de compra y venta de las acciones de Fabricato, empresa de la cual era el mayor accionista.

Share Button