lunes noviembre 30 de 2020

El mundo es más que un problema a resolver : Papa Francisco

08 julio, 2015 Generales, Internacionales

El Papa en Bolivia

El papa Francisco reconoció hoy en Bolivia «los pasos importantes» del gobierno de Evo Morales en materia de «diálogo» e «inclusión» en la vida económica y social del país, y prometió la labor de la Iglesia en la defensa de los «últimos».

«Bolivia está dando pasos importantes para incluir a amplios sectores en la vida económica, social y política del país», y sus leyes reconocen los derechos de las minorías, dijo el pontífice tras ser recibido por Morales en El Alto, a 4.000 metros de altura, procedente de Ecuador, en la segunda escala de su gira sudamericana.

Francisco elogió la belleza geográfica de Bolivia y dijo que es una tierra bendecida por Dios, tomando en cuenta los valles, la amazonia, los llanos orientales y el altiplano, según detalla Abi.

El Sumo Pontífice fue recibido en el Aeropuerto Internacional de El Alto por el presidente Evo Morales y remarcó en su primer discurso la singularidad geográfica de Bolivia.

Papa-Francisco-arribo-ciudad-Alto_LRZIMA20150708_0093_11

El denominado «Papa de los Pobres» se dirigió a miles de bolivianos y extranjeros que lo esperaban en esa terminal aérea «con los mejores deseos de paz y prosperidad» y agradeció al presidente Evo Morales «la cálida y fraternal acogida y sus amables palabras de bienvenida».

«Me alegro de estar en este país de singular belleza, bendecido por Dios en sus diversas zonas, el altiplano, los valles, las tierras amazónicas, los desiertos, los incomparables lagos, el preámbulo de sus constitución lo acuñado de modo poético», puntualizó en un encendido mensaje.

Según el Sumo Pontífice, en tiempos inmemoriales se erigieron montañas, se desplazaron ríos, se formaron lagos, lo que -a su juicio- le recuerda que «el mundo es algo más que un problema a resolver y que es un misterio gozoso que contemplamos con jubilosa alabanza».

«Sobre todo es una tierra bendecida en su gente, con su variedad realidad cultural y étnica que constituye una gran riqueza y un llamado permanente al respeto mutuo, al diálogo entre pueblos originarios milenarios y pueblos originarios contemporáneos», remarcó.

El Vicario de Cristo expresó su alegría al constatar que el castellano traído por los españoles hoy convive con la lengua de 36 nacionalidades «amalgamándose» como lo hacen las flores nacionales de la Kantuta y el Patujú, ambas matizadas con los colores de la tricolor boliviana».

«En esta tierra y en este pueblo arraigó con fuerza el anuncio del evangelio que a lo largo de los años ha ido iluminando la convivencia contribuyendo al desarrollo del pueblo y fomentando la cultura», sustentó.

Cánticos de grupos parroquiales y música autóctona originaria amenizaron la espera en la ciudad de El Alto la histórica visita del Papa a Bolivia.

Share Button