lunes mayo 23 de 2022

Los candidatos a la Alcaldía de Bogotá: por sus acciones los conoceréis

30 julio, 2015 Bogotá, Política Hugo Acero

Hugo Acero

Por Hugo Acero

1. Enrique Peñalosa y Clara López que han gobernado la ciudad.
  • En materia de homicidios.

Enrique Peñalosa . Recibió la ciudad con una tasa de 44 homicidios por cada 100.000 habitantes de 1997 y la entrego en el 2000 con una tasa de 37,7, una reducción de los homicidios del 20%.

Clara López, quien fue responsable de la seguridad de Bogotá como Secretaria de Gobierno y luego como Alcaldesa, Recibió la ciudad con una tasa de 19,9 homicidios por cada 100.000 habitantes y la entrego con una tasa de 21,9, es decir un aumento del  11% los homicidios (ver siguiente gráfica)

En materia de delitos de mayor (Hurtos a personas, vehículos, motos, comercio, residencias bancos y lesiones comunes, no se incluyen homicidios)[1]

Enrique Peñalosa: Recibió la ciudad con 43.229 denuncias de delitos (1997) y la entrego en el 2000 con 45.300, es decir aumentaron en un 4,7% las denuncias.

Clara López: Recibió la ciudad con 33.518 denuncias de delitos de mayor impacto (2007) y la entrego con 40.450, es decir con un aumento del 20,5%.

En este caso las dos administraciones se rajaron (ver siguiente gráfica)

Victimización

De acuerdo con los resultados de las encuestas de victimización y percepción de inseguridad de la Cámara de Comercio de Bogotá que se vienen aplicando 1998, el promedio de victimización de los tres años de gobierno de Enrique Peñalosa fue de 30 de cada 100 ciudadanos que fueron victimas de un delito, mientras que durante el gobierno de Samuel Moreno y Clara López fue de 34 (ver siguiente gráfica).

Percepción de inseguridad 

De acuerdo con los resultados de las encuestas de victimización y percepción de inseguridad de la Cámara de Comercio de Bogotá, el promedio de percepción de inseguridad de los tres años de gobierno de Enrique Peñalosa fue de 54%, mientras que durante el gobierno de Samuel Moreno y Clara López fue de 56% (ver siguiente gráfica).

Hay que anotar que estos resultados no fueron en proporción directa con los recursos financieros y humanos que cada una de estas administraciones manejaron en materia de seguridad. Mientras la Administración de Enrique Peñalosa (tres años) tuvo un presupuesto para la seguridad de ciento cuarenta mil millones de pesos (140.000.000.000), la administración de Samuel Moreno y la Secretaria de Gobierno y Alcaldesa Clara López (cuatro años) tuvieron un presupuesto de un billón, doscientos cuarenta y un mil millones de pesos ($1.241.000.000.000.oo). Por otro lado, la administración de Enrique Peñalosa tuvo 12.600 policías, frente a 16.500 que tuvo la administración Moreno – López.

2. Experiencia de Rafael Pardo

– Tiene experiencia en materia de seguridad,

– Fue el primer Ministro de Defensa civil durante el Gobierno del Presidente Cesar Gaviria (1990 – 1994).

– Estuvo al frente la reforma de la Policía Nacional en 1993, cabe recordar que en ese momento la credibilidad ciudadana en la Policía no superaba el 20%, cuatro años después ya superaba el 50%.

– Durante ese periodo de gobierno (1990, 1994) comenzó a reducirse el homicidio en Colombia, se paso de una tasa de 79 homicidios por cada 100.000 habitantes en 1991, año que el país tuvo la violencia mas alta el medio de narcoterrorismo de Pablo Escobar, a 71 homicidios por cada 100.000 habitantes en 1994.

– Fue Consejero Presidencial de Paz (1989, 1990) y estuvo al frente de la desmovilización de varios grupos guerrilleros como el M-19, EPL, entre otros. Experiencia muy importante que puede servir para el manejo de postconflicto en Bogotá

– Demostró durante los dos meses que ejerció la Alcaldía de Bogotá como encargado que el tema de seguridad lo maneja y le interesa

3. Experiencia de Francisco Santos

– Fue Vicepresidente durante los dos periodos del Presidente Álvaro Uribe, gobierno que tuvo muy buenos resultados en materia de reducción de los homicidios en el país y de control a los grupos armados ilegales

– Fue director de País Libre y lidero acciones en contra del secuestro

– No se le conoce vinculación con los temas de seguridad.

– Promete realizar algunas de las acciones de seguridad que el Presidente Uribe aplico a nivel nacional en su Política de Seguridad Democrática

– Lo respalda el expresidente Uribe, como también lo hizo en el pasado con el Presidente Santos con quien hoy tienen profundas diferencias que son de público conocimiento.

4. HAY QUE HACER  EL ÉNFASIS EN GERENCIA Y GESTIÓN.

Es innegable que la principal preocupación de quien llegue a ser elegido Alcalde de Bogotá debe ser la seguridad de los ciudadanos y aunque en este tema influyen múltiples variables, desde el primer día tendrá que focalizar los esfuerzos en ciertos y determinados problemas y territorios para tener resultados en el inmediato plazo para que los ciudadanos no solo recuperen la tranquilidad, sino la confianza en las instituciones de seguridad y justicia, incluida la Alcaldía.

Diferentes propuestas de los candidatos, que son buenas y sirven para la campaña, no van a tener resultados inmediatos, es el caso la creación de la Secretaría de Seguridad, el aumento del pie de fuerza de la Policía, la creación de otras policías, la inversión social en grupos vulnerables, la instalación de cámaras, etc. En este sentido se requiere combinar esfuerzos de resultados inmediatos con los del mediano y largo plazo

Hoy los problemas de inseguridad se conocen de manera detallada, por lo tanto el nuevo alcalde no tendrá que desgastarse en diagnósticos profundos, la ciudad tiene importantes documentos con recomendaciones para mejorar la seguridad de la Cámara de Comercio, Bogotá Cómo Vamos, Fundación Ideas Para la Paz, Corporación Arco Iris, Probogotá y por parte de la propia administración distrital a través del Centro de Estudios y Análisis de la Convivencia y la Seguridad Ciudadana CEACSC. Además existen ocho (8) planes integrales de convivencia y seguridad y planes maestros de equipamientos de seguridad, defensa y justicia que las administraciones distritales desde 1995 han elaborado y muy pocos ejecutados como se debe.

Es decir se sabe cuales son los problemas e inclusive se ha planeado en muchas oportunidades para solucionarlos, pero no ha existido la voluntad y decisión política para solucionarlos.

Frente a esta situación que debe hacer el nuevo Alcalde:

1. Que desde el primer día de gobierno asuma el liderazgo y la autoridad en la gestión de la seguridad de la ciudad, dirija y coordine el trabajo con las instituciones de seguridad y justicia (Policía, Fiscalía, XIII Brigada, Consejo Seccional de la Judicatura ente rector de los jueces, con funcionarios de los Ministerios de Defensa y Justicia, inspectores y comisarios de familia) y conforme un equipo de trabajo permanente para recuperar la seguridad en la ciudad, que es lo que ha faltado en los últimos tres gobiernos.

2. Que desde finales de octubre, cuando sea elegido, se reúna con cada una de las instituciones de seguridad y justicia para recibir de primera mano los diagnósticos y posibles soluciones a los problemas de seguridad y convivencia de la ciudad. También hay que reunirse con las comunidades para que luego participen en la elaboración y seguimiento de los planes.

3. Con base en esos y otros diagnósticos, soluciones presentadas por las instituciones de seguridad y justicia y con los distintos planes integrales de convivencia y seguridad ciudadana y los planes maestros de equipamiento de seguridad, defensa y justicia que en el pasado se han elaborado en la ciudad, debe llegar el 1 de enero de 2016 con su Plan Integral de Convivencia y Seguridad Ciudadana y no gastarse todo su periodo de gobierno elaborando esa hoja de ruta que se debe aplicar desde el primer día de gobierno. Un plan integral con metas claras, ambiciosas y verificables.

4. El 1 de enero debe tener el primer Consejo de Seguridad y con el panorama claro ordenar acciones puntuales a las instituciones de seguridad y justicia para recuperar la seguridad y convivencia en Transmilienio y en varios sitios de la ciudad donde hoy se concentran los hechos de violencia y delincuencia. Hay que tener todas las semanas Consejos de seguridad ejecutivos, solo con las cabezas de las instituciones de seguridad y justicia y no consejos multitudinarios como sucede hoy donde se habla mucho, no se profundiza sobre los problemas, se toman pocas decisiones y no se le hace seguimiento a los compromisos.

5. Que cada mes de su gobierno, junto con las instituciones de seguridad y justicia (Policía, Fiscalía, XIII Brigada, Consejo Seccional de la Judicatura ente rector de los jueces, con funcionarios de los Ministerios de Defensa y Justicia, inspectores y comisarios de familia) entregue resultados públicos a la ciudadanía de las acciones puntuales y de los avances del Plan Integral de Convivencia y Seguridad Ciudadana.


[1] Fuente cifras de Policía Metropolitana 1994, 2004.

Share Button