domingo septiembre 25 de 2022

Bolt, invencible

27 agosto, 2015 Atletismo
El jamaiquino Usain Bolt celebra su décimo título en los Mundiales de Atletismo. AFP

El jamaiquino Usain Bolt celebra su décimo título en los Mundiales de Atletismo. AFP

Usain Bolt se acostumbró a ganar en las grandes citas del atletismo. Desde 2008 el jamaiquino es el rey de la velocidad. Ayer lo demostró una vez más al imponerse con facilidad en la final de los 200 metros del Mundial de Pekín 2015, en la misma pista en la que cuatro días antes había ganado en el hectómetro.

El hombre más veloz de la historia nunca ha perdido una carrera en el Nido de Pájaro, el escenario en el que se consagró hace siete años en los Juegos Olímpicos y en donde arrancó una racha gloriosa. Fue oro en los 100, los 200 y el relevo corto, con récord mundial en cada prueba. Luego, en Londres 2012, repitió las tres coronas.

En los campeonatos mundiales de la IAAF ha ganado 10 de las 11 finales en las que ha estado. Las tres de Berlín 2009, otra vez rompiendo los récords en los 100, los 200 y el relevo corto. En Daegu 2011 se apresuró y tuvo una salida falsa que lo descalificó en los 100 metros, pero no salió derrotado de la pista. Su revancha llegó en los 200 y el relevo. Y hace dos años, en Moscú, también se colgó los tres oros.

Ayer completó 10 títulos mundiales y se convirtió en el atleta más laureado de la historia. La estadounidense Allyson Felix, que ganó la final de los 400 metros y llegó a nueve oros mundiales, es su escolta. Felix superó con esa victoria a sus compatriotas Carl Lewis y Michael Johnson, pues ambos ganaron ocho títulos en esta competición.

Bolt Record

En una rueda de prensa que se retrasó porque Bolt, que en la vuelta de celebración fue arrollado con un camarógrafo que lo seguía en un segway (vehículo eléctrico de dos ruedas) y se demoró más de lo acostumbrado en la celebración con sus amigos y familiares, el jamaiquino tranquilizó al auditorio: “Estoy bien, fue un golpe y nada más. Espero no amanecer adolorido mañana, porque tengo que acabar la tarea”, en referencia a su participación en la prueba de relevos de 4×100 metros, en la que busca su undécimo título mundial, aunque “nos reuniremos con el equipo para definir la formación”.

Después agregó: “Me encanta esta prueba, realmente es en la que me siento mejor. Sabía que la ganaría, no tenía dudas”. Y cuando le preguntaron si se había frenado al final dijo: “A los 150 metros me di cuenta de que Justin Gatlin venía cansado y no tenía la preparación para romper el récord del mundo, la marca no me preocupaba”. El estadounidense quedó segundo y el tercer lugar fue para el sudafricano Anaso Jobodwana, quien le ganó por dos milésimas al panameño Alonso Edward.

Bolt, invencible en las grandes citas desde 2008, recordó que en los 200 metros solamente perdió en el Mundial de Helsinki 2005, precisamente frente a Justin Gatlin, cuando el jamaiquino apenas despuntaba en el mundo del deporte. “Estoy muy feliz porque la gente ha disfrutado este triunfo y en mi país hay fiesta”, dijo el hombre más rápido de la historia, quien según sus allegados se preparará mejor que nunca para los Olímpicos de Río, en donde su leyenda seguramente seguirá creciendo.

Share Button