sábado mayo 8 de 2021

Farc rechazan Alta Comisión Legislativa para implementar acuerdos de paz y reiteran Constituyente para diseñar nueva Carta Política

23 agosto, 2015 Política

Delegados de la Farc 02

LA HABANA, 23 de Agosto_ RAM_  Las Farc notificaron en las últimas horas que la propuesta del presidente Juan Manuel Santos de crear un “congresito”, convertido luego en “Alta Comisión Legislativa”, no es el mejor mecanismo para garantizar la implementación de los acuerdos de paz e insistieron en la fórmula de una Asamblea Constituyente, pues sostien que se requiere diseñar una nueva Constitución Política para Colombia.

Además advierten que definitivamente no están dispuestas a “firmar un cheque en blanco, respaldando las iniciativas gubernamentales, para que sean nuestros históricos adversarios políticos los que diseñen la implementación, verificación y refrendación de los acuerdos”.

Las precisiones están consignadas en un escrito publicado por alias Carlos Antonio Lozada, cabecilla del equipo negociador de las Farc en las conversaciones de La Habana e integrante del llamado secretariado general del grupo guerrillero, que titula: ¿Alta Comisión Legislativa o Asamblea Nacional Constituyente?.

Según este sujeto, el mecanismo de la Asamblea Nacional Constituyente es el adecuado para diseñar una nueva Constitución Política “que nos enrumbe por el camino de la soberanía económica y política que modifique la esencia oligárquica del régimen político actual y que ponga en el centro de las preocupaciones del Estado a los colombianos todos, por encima de los intereses de las compañías transnacionales, de los oligopolios nacionales y el puñado de familias que históricamente han detentado el poder”.

Añade que le atribuyen toda la importancia “a la propuesta de que sea una Asamblea Nacional Constituyente, la encargada de diseñar el nuevo contrato social que refleje las realidades que surjan de los acuerdos pactados en La Habana y de una vez resuelva los disensos que en la Mesa no sea posible consensuar”.

Además, citando los resultados del censo agrario, destaca las grandes diferencias entre el campo y la ciudad y subraya que reducir esas diferencias abismales, solamente será posible luego de la firma del tratado de paz y el diseño de una nueva constitución.

De otro lado, el cabecilla de las Farc señala que no creen que sea el momento más oportuno para poner sobre la Mesa otro tema de gran calado como es el punto 6 de la Agenda: Implementación, Verificación y Refrendación, si se tiene en cuenta la cantidad de temas que se abordan en este momento, como son Víctimas, incluyendo el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición; el cese al fuego y hostilidades bilateral y definitivo; y el fenómeno del paramilitarismo; además de los temas pendientes, tanto de los puntos en discusión como de los que ya hay acuerdos parciales.

Al respecto, recuerda que el punto 6 de la Agenda, tiene 6 sub puntos que son: 1) Mecanismos de implementación y verificación; 2) Acompañamiento internacional; 3) Cronograma; 4) Presupuesto; 5) Herramientas de difusión y comunicación; 6) Mecanismo de refrendación de los acuerdos.

A su vez, continúa señalando, el sub punto 1 se desglosa en 3 literales que hablan del sistema de implementación, dándole especial importancia a las regiones, de comisiones de seguimiento y verificación y mecanismos de resolución de diferencias, de los que dice: “… tendrán capacidad y poder de ejecución y estarán conformados por representantes de las partes y de la sociedad según el caso”.

Así las cosas, puntualiza, es claro, que el punto 6 no se reduce a los mecanismos legales para la implementación de los acuerdos, su alcance va mucho más allá.

Agrega que además de la forma en que se van a materializar los acuerdos, toca con la verificación de su cumplimiento, el acompañamiento internacional en esa fase del proceso, la necesaria y adecuada divulgación de los mismos; así como los tiempos y los recursos para hacerlos realidad; y lo más importante, la refrendación, que es, por así decirlo; el sello que debe estampar el pueblo colombiano sobre un tratado de paz que cierra un ciclo de guerras internas ininterrumpidas durante 200 años.

Finalmente precisa que no están dispuestos “a firmar un cheque en blanco, respaldando las iniciativas gubernamentales, para que sean nuestros históricos adversarios políticos los que diseñen la implementación, verificación y refrendación de los acuerdos”, que “el Acuerdo General para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz estable y Duradera nos compromete a las partes por igual y nos otorga los mismos derechos “y que “allí radica la esencia de ese compromiso que firmamos las partes”.

Share Button