jueves mayo 19 de 2022

Partió LA VOZ, Jaime Martínez, padre de los disjkeys y voces comerciales

23 agosto, 2015 Farándula Édgard Hozzman

Jaime Martinez

 Por Edgard Hozzman

 Londonderry New Hampshire, 23 de Agosto_ RAM_  Lo escuché por primera vez en Emisoras Mil XX a comienzos del decenio de los dorados e inolvidables años sesenta. Su voz tenía magia, un encanto especial, originalidad y personalidad. Disfrutaba su trabajo con un sentimiento que exteriorizaba través su programa lanza éxitos “Hablemos de música”. Fue el guía musical para quienes en ese romántico lapso éramos soñadores de fantasías e ilusiones lejanas con las que rodamos conquistando nuestro destino. Era la generación que habitó este inolvidable y romántico decenio, los dorados sesenta.

Jaime, fue quien primero habló con propiedad del género musical que le dio ritmo e identidad a mi generación y al siglo XX, El Rock and Roll, fue quien presentó a Bill Haley, Elvis Presley y el Rock and Roll a Colombia a través de Emisoras Nuevo Mundo donde inició su exitosa actividad como comunicador.

Comenzó en la Radio desde de la base, como lo hicieron los grandes maestros que catapultaron a nuestra radiodifusión a la vanguardia iberoamericana.

El productor de radio Samuel Ospina y Enrique Paris, no dudaron en apoyar incondicionalmente a Don Fernando Londoño cuando Emisoras Nuevo Mundo y la naciente cadena Caracol estuvieron a punto de desaparecer por iliquidez. Samuel y Enrique continuaron laborando sin cobrar un centavo.

Samuel Ospina fue quien primero creyó en Jaime Martínez, por lo que no dudó en vincularlo a Emisoras Nuevo Mundo en 1950, como control de sonido.

En alguna oportunidad hablando con Jaime, en Emisoras Nuevo Mundo, a finales de los ochenta, me comentó: “Samuel Ospina es un mago con las consolas y el ingeniero de sonido que más sabe de su oficio. Gracias a sus enseñanzas me proyecté como locutor y hombre de radio”.

Samuel fue un gran productor de radio, un ser humano en el que se conjugaban virtudes que despertaban la admiración y cariño de quienes tuvimos la oportunidad de trabajar a su lado y compartir su amistad.

Samuel recordaba a Jaime como un muchacho talentoso, quien no perdía ninguna oportunidad para leer el material escrito y escuchar los acetatos que llegaban a Nuevo Mundo. Él lo disfrutaba e investigaba. Así descubrió el Rock and Roll, aprendió a hablar Inglés oyendo los acetatos leyendo y releyendo la información que nos enviaban de Los EE.UU a Emisoras Nuevo Mundo.

Jaime recordaba a su primer director radial, Pablo Emilio Becerra, como un gran locutor, sin acento, voz natural sin afección ni engolamiento de el aprendió el manejo de la voz y técnicas de locución. Otro maestro de Jaime Martínez fue Alejandro Oramas una de las grandes voces que tuvo La Voz de las Américas, extraordinario lector de noticias y narrador de documentales y radio novelas, técnica que asimiló Jaime y la que más tarde le daría identidad a su voz .

Sus primeros trabajos como locutor los hizo como narrador de radio novelas y comentarista musical. Cuando creyó tener la suficiente experiencia solicitó ante el Ministerio de Comunicaciones La Licencia de locución. Eran años en los que el gobierno era muy exigente, celoso, responsable y cuidadoso al expedir este documento, sin el que ningún aspirante a locutor podía hablar en un micrófono. Con la licencia de locución como carta de presentación le pidió la oportunidad de ser locutor en propiedad al Director de Emisoras Nuevo Mundo, Carlos Pinzón, quien le respondió: “si va a hacer algo diferente, adelante”. Así llegó a la radio el padre de Los Disjokeys colombiano de la mano de dos grandes Maestros, Samuel Ospina y Carlos pinzón.

Escuchando el material de “Thisaurios”, servicio especializado en restaurar las grabaciones de los dos primeros decenios del siglo pasado y actualizar a sus suscritores con las novedades de la música Anglo Sajona . Al respecto recordaba Jaime: “Este material llegaba muy bien documentado e ilustrado, fue mi guía para entender y conocer las nuevas corrientes musicales, El Rock and Roll, el Country y el Jazz.”

La devoción y compromiso con la música, le permitió a Jaime descubrir el tema que ha identificado a Caracol radio y televisión. “Un día revisando novedades encontré un tema que me sonó diferente, su concepción no podía pasar desapercibida, por lo que después de escucharlo varias veces se lo enseñé a Samuel Ospina, quien no dudó en seleccionarlo para que identificara a Emisoras Nuevo Mundo y más tarde a CARACOL Cadena Radial Colombiana.

Jaime Martínez fue quien rompió con lo establecido hasta entonces en la Radio colombiana, en la que los espacios musicales eran de una gran solemnidad que se limitaba a la música clásica, folclórica, tangos, rancheras y boleros. Jaime, a mediados de los años cincuenta irrumpió en la radiodifusión nacional, hablando con propiedad de las nuevas tendencias musicales y sus protagonistas, fue quien presentó a Elvis y los pioneros del Rock and Roll. “Una de mis grandes satisfacciones como periodista y comentarista musical, fue haber sido el pionero de una nueva modalidad de radio con la que proyecté el Rock and Roll y sus héroes, fui el primero en hablar de esta género en una radio ortodoxa”.

Jaime Martínez Solórzano fue el padre de los Disjokeys colombianos, sus discípulos aventajados fueron: James Raisbeck, Jaime Arturo Guerra Madrigal, Alfonso Lizarazo, Gonzalo Ayala, Jairo Alonso Vargas, Armando Plata Camacho y Julio Sánchez Cristo.

Jaime también tuvo mucho que ver con el nacimiento del Rock colombiano. En su paso por RCN Emisoras Nueva Granada en la primera mitad de los años sesenta, dirigió y presentó El festival juvenil Kolkana, del que saldrían, músicos, cantantes y grupos que más tarde en Estudio 15 y el Club de Clan se proyectarían como Yamel Uribe, guitarrista y bajista a quien premió con la Guitarra de Oro, por haber vencido en franca lid al grupo de Arturo Astudillo. De este original programa también salieron también Jairo Alonso y Marcel.

El festival juvenil Kolkana fue anterior a Estudio 15 de Radio 15 y El Club del Clan de Todelar y RCN.

La bella voz de Jaime Martínez fue la que cotizó las voces comerciales, fue quien comenzó a grabar comerciales. Como anécdota comentó: “Consuelo de Montejo, dueña del Teletigre y la agencia de Publicidad Técnica, me contrató como director de Radio y Televisión. Un día me llamó y me despidió en los mejores términos. La razón: yo facturaba más que ella grabando comerciales.”

Como director del primer canal de Televisión privado de Colombia, El Teletigre, apoyó en sus musicales las nuevas promociones y manifestaciones musicales. El Rock nacional le debe mucho a este mecenas, quien se identificó con el sonido de “Los Rolling Stones” y las raíces del R & B Rhythm and Blues, amante del tenis y el golf deportes que practicó con propiedad y disciplina. Se le conoció como el “Galán de la voz” su pinta y personalidad fueron argumentos sólidos para conquistar y romper más un corazón de Reinas, actrices, cantantes y modelos.

Jaime Martínez Solórzano ha sido el único locutor en identificar las dos Cadenas radiales, Caracol y RCN, voz promocional de los dos canales privados y voz promocional de los dos grandes eventos del Circuito Todelar, Los Panamericanos de Cali 1972 y la visita del primer Papa a Colombia, Paulo VI – en agosto 22-24 de 1968.

Antonio Pardo García director de Todelar por aquella época, recuerda el apoyo de Jaime y proyección en su voz a estos importantes eventos los que ubicaron a la vanguardia de la radiodifusión colombiana al inolvidable Circuito Todelar. “Convencí a Bernardo Tobón de la Roche, inflando el presupuesto para lograr la cifra con la que podía realizar estos sucesos. Después contraté a Jaime Martínez, lo llevé a Cali y con él innové y revolucioné el cubrimiento de un certamen deportivo de la magnitud los Panamericanos. Suprimí la moderación desde los estudios, los cambios se hicieron directamente de sede a sede deportiva, en la voz de Jaime. Esto fue un eco en Cali y Colombia. “Esta modalidad le significó a Todelar el comienzo de los años de gloria y protagonismo en la radio Colombiana”.

Jaime Martínez Solórzano tenía un encanto especial en su voz, modesto amable, generoso y razonable. Poseía la seguridad de su vocación y obra la serenidad del veterano que con su talento género un movimiento vanguardista en la radio fue testigo de grandes cambios en la radio, su personalidad y sensibilidad musical, la gran razón de su trayectoria.

Share Button