sábado octubre 1 de 2022

“Vamos a vivir esta sentencia de restitución como la sangre que corre por nuestras venas”: líder de Renacer Negro

18 agosto, 2015 Generales

líder de Renacer Negro

 Timbiquí (Cauca),, 18 de Agosto_ RAM_ Con la presencia de la comunidad beneficiada, autoridades locales y representantes de entidades del Estado que realizan un trabajo permanente a favor de las víctimas del conflicto armado, se llevó a cabo la entrega material de la sentencia al Consejo Comunitario Renacer Negro, con la cual se protege sus derechos territoriales.

Teniendo en cuenta que la comunidad depende, en su mayoría, de la minería para subsistir, el Juez Primero Civil del Circuito Especializado en Restitución de Tierras de Popayán ordena que se establezca una zona minera de comunidad negra con concesión especial para el Consejo Comunitario Renacer Negro sobre los yacimientos y depósitos de materiales que se encuentren dentro de su territorio.

Así mismo, ante la existencia de cultivos de uso ilícito se ordena suspender la aspersión con glifosato e implementar actividades de erradicación manual y  sustitución de los cultivos.

El fallo garantiza, además, el retorno de las comunidades desplazadas a través de la implementación de un Plan Integral de Reparación que incluye programas de salud, educación, vivienda, estrategias de seguridad alimentaria, implementación de proyectos productivos para la sustitución de cultivos ilícitos y mitigación de sus efectos.

“Es para nosotros un sueño cumplido, una meta alcanzada. Teníamos muchos problemas como la minería ilegal y los cultivos de uso ilícito, pero las 31 órdenes que emitió el juez nos dicen que no tengamos miedo; nosotros sabemos que el miedo es el peor fracaso. Tenemos que enfrentar el temor porque sabemos que solo así recibiremos frutos. Vamos a vivir esta sentencia como la sangre que corre en nuestras venas”, señaló Saturnino Venté, representante legal del Consejo Comunitario Renacer Negro.

Ricardo Sabogal, director general de la Unidad de Restitución de Tierras afirmó: «Es un pronunciamiento judicial de gran impacto en materia étnica. Este tipo de decisiones desbrozan el camino de lo que debe ser la restitución a comunidades étnicas. Son más de 71.000 hectáreas restituidas, es una decisión histórica».

La comunidad entregó, de forma simbólica, al alcalde de Timbiquí y a los representantes del Ejército, la Policía y la Dirección Étnica de la URT, una barra, una batea, un sombrero, un canasto y una catanga que representan el objetivo de la restitución: la recuperación de sus usos y costumbres.

“La Unidad de Restitución de Tierras nos devuelve, no solo la tierra, sino la vida, porque la tierra es el elemento más trascendental para nuestra cultura. Estamos satisfechos y podemos señalar que la sentencia restituye nuestro derecho”, indicó Raúl Angulo, presidente de Asoconsejos.

A lo anterior, el alcalde de Timbiquí, Víctor Amú Sinisterra, añadió: “Para los habitantes de Timbiquí y para las comunidades afrodescendientes se está haciendo justicia y justicia verdadera. Hoy es un día de inmenso beneplácito porque el Estado está haciendo presencia y fortaleciendo su accionar con los más vulnerados”.

Los sonidos de la marimba, el guasá y el cununo acompañaron el acto cultural en el que los asistentes le dieron un viva a la paz y a la restitución, porque a partir de hoy el disfrute de sus derechos al territorio es una realidad.

Hoy, gracias a la política de restitución de tierras, el Estado les devuelve a las comunidades étnicas las 71 mil hectáreas que conforman este consejo comunitario, con medidas que involucran diversas instituciones estatales, en aras de reparar de la mejor manera las afectaciones territoriales y contribuir a la paz.

La Unidad de Restitución de Tierras, la Dirección de Asuntos Étnicos (DAE) y la Dirección Territorial Cauca, agradecen al Consejo Comunitario Renacer Negro la confianza depositada en el equipo que adelantó la caracterización de afectaciones territoriales. Este documento, creado con el apoyo de la comunidad, fue el elemento probatorio principal para presentar la demanda.

La comunidad, por medio de su conocimiento del territorio, de los hechos ocurridos,  así como por medio de su apertura para contar sus aspiraciones de vida en el territorio colectivo, posibilitó la demanda y las órdenes dadas por el juzgado.

El fallo histórico para el país y el departamento del Cauca conduce a la reparación de comunidades que habitan el Pacífico colombiano y ordena a autoridades del nivel nacional, local y departamental para el restablecimiento articulado de los derechos territoriales de quienes habitan en las veredas: Mataco, San Miguel, El Charco, La Fragua, Velásquez, Cheté, Coteje, Realito, San José, Piandero y Santa María.

Contexto histórico

Después del descubrimiento de América,  huyendo de la esclavitud, personas afrodescendientes formaron palenques en las costas y construyeron, en las orillas de los ríos y mares, caseríos que hasta el día de hoy conforman los territorios de las comunidades negras.

Teniendo en cuenta ese contexto, en el 2001, mediante una resolución de titulación colectiva, el entonces Incora reconoció al Consejo Comunitario Renacer Negro como poseedor histórico de esas tierras, garantizándoles a las familias ejercer sus prácticas culturales y ancestrales como cosechar la tierra, pescar, cazar y extraer minerales, sin limitación alguna.

Sin embargo, la presencia de grupos armados ilegales, especialmente desde el año 2003, generó una disputa del territorio, con alta presencia de cultivos de uso ilícito y minería informal a cielo abierto con maquinaria pesada, generando desplazamientos masivos de las personas que quedaban en medio del fuego cruzado.

Share Button