sábado octubre 1 de 2022

Bogotá necesita convertirse en una ciudad de calidad

04 septiembre, 2015 Bogotá, Económicas

_  Bajo la idea fundamental  de la “construcción de  ciudades de calidad”, la Fundación Buen Gobierno y Camacol lideraron  el foro «Plan de Ordenamiento territorial: Buen uso del suelo», que se realizó hoy en Bogotá, donde algunos  candidatos a la Alcaldía de la ciudad respondieron preguntas relacionadas con ordenamiento territorial y el desarrollo urbano.

En el evento, se llamó la atención de los candidatos sobre la necesidad de contar con seguridad jurídica y reglas claras que permitan superar las deficiencias en la habilitación de suelo urbanizable, y las falencias en las inversiones requeridas para la provisión oportuna de agua potable y saneamiento básico. Esto sin duda deberá traducirse en la promoción del crecimiento urbano ordenado que permita canalizar inversión privada hacia el desarrollo urbano y la dotación de equipamientos sociales y usos complementarios que hagan sostenible el crecimiento del sector e impulse la competitividad de Bogotá.

La presidente de Camacol, Sandra Forero Ramírez, recordó que en materia de desarrollo urbano la Capital del país presenta un rezago importante. En los últimos cuatro años el PIB del sector edificador presenta un decrecimiento de 2 %, lo que obedece en gran medida a la falta de suelo urbanizable y a la inestabilidad jurídica, fenómenos que han quitado atractivo a la ciudad para invertir.

“No podemos permitir que la informalidad siga ganando. En los últimos cuatros años la vivienda social se ha reducido en 63%”, dijo la Presidente de Camacol, quien manifestó que “la oferta de proyectos se logra con una planeación urbana integral”.

De acuerdo con datos del DANE y Coordenada Urbana, Bogotá tiene hoy 293.000 nuevos hogares comparado con 2010, es decir, es un 13 % más grande, generando un déficit habitacional cuantitativo de 260.000 unidades habitacionales. Sin embargo, hoy se construye 27% menos vivienda frente a ese mismo año.

Por el lado de la actividad no residencial, la reducción contrasta con el desempeño de las demás regiones. La participación se ha reducido en 9 puntos porcentuales, lo que también se reflejó en la industria proveedora de insumos.

Para la Presidente de Camacol, la situación del sector en Bogotá obedece a que “el suelo para el desarrollo de la ciudad está congelado”. En los tres últimos años se han adoptado tres Planes Parciales de Desarrollo por 85,9 hectáreas, pero hay 3.642 hectáreas de suelo bruto con potencial de desarrollo mediante 83 planes parciales. En materia de renovación urbana, entre 2010 y 2015 se han adoptado seis planes parciales por 40,8 hectáreas, pero existen 180.6 hectáreas de suelo urbano en 13 planes parciales de renovación urbana para ser adoptados.

Otro factor expuesto por la Directiva del Gremio es la ausencia de visión de largo plazo y de planeación integral, que han hecho que en la ciudad prime la inestabilidad jurídica, generando desconfianza para la inversión por: falta de información del territorio, avalancha  reglamentaria, desarticulación normativa y la discusión sobre el modelo de ciudad: “Expandida Vs. Compacta”.

 “Ahora hay una enorme oportunidad para trabajar en conjunto con la nueva administración en la construcción de una ciudad de calidad, sin perder la mirada de largo plazo. Quisiéramos una gestión pública que permita una planeación integral porque son urgentes acciones mínimas que permitan hacer sostenible el desarrollo de la ciudad y la región. Desde Camacol estamos dispuestos a trabajar de la mano del próximo Alcalde para apoyar en la construcción de Bogotá”, concluyó la presidente de Camacol.

En el Foro, participaron los candidatos a la Alcaldía de Bogotá Clara López Obregón, Rafael Pardo Rueda, Enrique Peñalosa, Carlos Vicente de Roux, Francisco Santos y María Mercedes Maldonado, quienes fueron convocados por la Fundación Buen Gobierno y CAMACOL para plantear su posición frente al tipo de ciudad que proponen.

También participaron el vicepresidente de la República, Germán Vargas Lleras, y el ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio, Luis Felipe Henao, quienes marcaron la posición del Gobierno Nacional frente al desarrollo de la Capital del país.

Share Button