viernes octubre 23 de 2020

‘La revolución bolivariana se está autodestruyendo’: Santos a Maduro

09 septiembre, 2015 Internacionales, Política

la respuesta del Gobierno venezolano es cerrar aún más la frontera

 “No responderé a payasadas, no me dejaré provocar”, dijo este miércoles el presidente Juan Manuel Santos en una alocución en la que se refirió a las recientes declaraciones de su homólogo venezolano Nicolás Maduro, en medio de la crisis humanitaria por el cierre de la frontera.

En su intervención, Santos insistió en que no hay complot desde Colombia para desestabilizar al Gobierno venezolano, como lo ha acusado el propio Maduro en repetidas ocasiones, y al contrario aseguró: “La revolución bolivariana se está autodestruyendo por los propios problemas” del vecino país.

Santos volvió a condicionar cualquier acercamiento con Venezuela a un diálogo “serio, constructivo, sereno y respetuoso” y, sobre todo, a que se les respeten los derechos fundamentales a los colombianos en la frontera.

“No descansaremos hasta que dejen de violar los derechos humanos de nuestros compatriotas. Hasta que se respete su derecho al debido proceso, a reunirse con sus familias, a no ser golpeados ni maltratados. No descansaremos hasta que el mundo entienda la gravedad de lo que está pasando en nuestra frontera”, aseveró.

Según el Jefe de Estado, producto del cierre de la frontera decretado desde el 21 de agosto, al menos 465 familias colombo-venezolanas han resultado divididas. “El cierre de la frontera con Venezuela no es culpa de Colombia. Y cada día es más claro que obedece a otros intereses. Estos problemas solo podremos combatirlos con la acción decidida de los dos Estados”, agregó en ese sentido.

Santos afirmó que ha agradecido las mediaciones del presidente de Uruguay, Tabaré Vásquez, para lograr acercamientos, pero reveló que este le confirmó que Nicolás Maduro no le responde sus llamadas desde hace una semana. “Cuando abrimos la puerta al diálogo, el Gobierno venezolano ha respondido cerrando aún más la frontera”.

‘Mi obligación es con mis compatriotas’

El Presidente Santos recalcó que para él su obligación en con sus compatriotas, por lo cual seguirá buscando que se respeten los derechos de los colombianos.

“Mi obligación es con mis compatriotas. Mis compatriotas son para mí la primera, la segunda y la tercera prioridad. Seguiremos buscando, con serenidad pero con firmeza, que se les respeten sus derechos, que las familias puedan reunirse. Son 465 familias nos han solicitado formalmente que las ayudemos a reencontrarse con quienes quedaron en Venezuela: sus hijos, sus padres, sus hermanos. Y que aquellos que dejaron sus bienes puedan recuperarlos”, subrayó.

“Yo, como Presidente de todos los colombianos, no descansaré hasta que dejen de violar los derechos humanos de nuestros compatriotas”, dijo.

De acuerdo con el Mandatario, “si cierran la frontera es un acto soberano. Si deportan ilegales es un acto soberano. Pero lo que no pueden hacer es violar los derechos fundamentales ni de venezolanos ni mucho menos de colombianos. Que se les respete, por ejemplo, su derecho al debido proceso a los deportados. Que se les respete su derecho a reunirse con sus familias, a no ser golpeados ni maltratados”.

Buenos oficios de Uruguay

El Jefe de Estado se refirió a los buenos oficios que ha ofrecido el Presidente de Uruguay, Tabaré Vásquez, para facilitar el diálogo entre Colombia y Venezuela.

“Ayer hablé con el Presidente de Uruguay y le agradecí su buena disposición para ayudar a solucionar este conflicto. Pero me comentó que el Presidente Maduro no le ha pasado al teléfono desde la semana pasada. Como tampoco quiso pasarme a mí al inicio de este conflicto”, indicó el Presidente Santos.

Frente a esto, sostuvo que “seguiremos en el Gobierno insistiendo en el camino del diálogo y en el camino de la diplomacia en que siempre hemos creído. Pero el diálogo debe ser serio, debe ser constructivo, debe ser sereno y debe ser, repito, respetuoso”.

‘No me dejaré provocar’

El Presidente Santos dijo que no se dejará provocar por el lenguaje ofensivo y consideró que esta es una oportunidad para fortalecer la zona fronteriza.

“En mi radar, que utilizo en nuestras relaciones internacionales, siempre me he movido dentro de unas coordenadas. Están la diplomacia y el diálogo. Están la firmeza y la prudencia”, dijo y añadió: “En ese radar no caben el irrespeto, en ese radar no caben los insultos, no caben las payasadas ni las mentiras”.

“Siempre he tratado de que el lenguaje ofensivo no me provoque. Y en este episodio con Venezuela, óigase bien, tampoco me dejaré provocar. Los retos, los problemas, hay que convertirlos en oportunidades. Y eso estamos haciendo. Esta es una oportunidad para fortalecer nuestra zona fronteriza”, sostuvo.

Continuará la gestión diplomática

El Presidente de Colombia destacó las reuniones de la Canciller, María Ángela Holguín, con el Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra, y con el Secretario General de Naciones Unidas, en Nueva York, para seguir contándole al mundo lo que sucede en la frontera.

“No descansaremos hasta que el mundo entienda la gravedad de lo que está pasando en nuestra frontera”, señaló el Jefe de Estado al reiterar que los problemas de Venezuela, como el desabastecimiento y la tasa de cambio, son hechos en Venezuela y no en Colombia”.

“Los problemas de la Revolución Bolivariana son por cuenta propia, no por cuenta de Colombia”, puntualizó.

Share Button