miércoles mayo 12 de 2021

Maduro, eso ya no es cantaleta

18 septiembre, 2015 Opinión, Política

RGalan 2

Por: Ricardo Galán

Si no fuera porque está desesperado, medio loco y armado hasta los dientes, los colombianos deberíamos tratar a Nicolás Maduro como esos vecinos ruidosos que de tanto molestar terminan siendo parte del paisaje.

Todos los días el señor Maduro, como si no tuviera nada más que hacer, se despacha una perorata en contra de Colombia. Un día en contra del presidente Juan Manuel Santos, al otro día en contra del expresidente, Álvaro Uribe y de pronto contra los medios de comunicación o los grupos paramilitares que para él vienen siendo lo mismo.

Y así todos los días. Ya nos estamos aburriendo los colombianos de la cantaleta del Señor Maduro y de sus constantes amenazas y provocaciones en contra de Colombia.

Al principio los enemigos suyos y de Venezuela era un puñado de colombianos que vivían en un barrio del Táchira. Después un puñado de compatriotas que vivía en Caracas. A todos los deportó, les quitó hijos, casas y enseres.

Ahora dice que sus enemigos son los miembros de lo que llama la oligarquía bogotana que lo atacan a través de sus medios de comunicación. Medios a los que la canciller Rodríguez pidió censurar y que ahora anuncia va a investigar por parcializados y xenófobos. Hágame el favor. Como dando a entender que desde Caracas o su embajada en Bogotá pueden tomar represalias en su contra.

Ya sé que Maduro da la sensación de estar medio loco y de que sólo trata de desviar la atención del pueblo venezolano hacia Colombia y que no miren a los estantes vacíos de sus tiendas y supermercados.

Al principio Hitler le daba la misma sensación a sus vecinos y recordemos como terminó el asunto.

A riesgo de que me digan exagerado o alarmista más vale que Colombia y sus países amigos, si es que los tenemos, miremos a Maduro como una verdadera amenaza no sea el diablo que un día de estos resulte deportando y censurando a quienes viven en Bogotá y se atreven a criticarlo.

Share Button