miércoles mayo 12 de 2021

Es necesario acelerar selección de magistrados para Tribunal de Paz: De la Calle

23 octubre, 2015 Política

El negociador del Gobierno le respondió al Uribismo que publicó un documento que llamó “las 52 capitulaciones de Santos en La Habana”.

Este jueves el jefe negociador del Gobierno en los diálogos de paz, Humberto de La Calle, comentó que el país debe acelerar la selección de los magistrados que integrarán el Tribunal de Paz.

“Cómo se escogen los magistrados es un tema que falta y me parece que es crucial, si resolvemos eso pronto damos un poco de tranquilidad, porque desde la perspectiva del Gobierno no estamos jugando a que cada parte responsable escoja sus jueces, sino que estamos hablando de un Tribunal altamente responsable”, afirmó De la Calle.

De acuerdo con el jefe del equipo negociador, “el histórico acuerdo al que llegaron el Gobierno y la guerrilla de las Farc el pasado mes de septiembre en La Habana – Cuba, es sólo una parte del componente de justicia en el punto de las víctimas en esta negociación de paz”.

De igual forma, el Jefe negociador recordó en Pereira que el Tribunal para la Paz busca acabar con la impunidad, establecer la verdad, reparar a las víctimas, sancionar a los culpables y le apunta a la no repetición.

Humberto de la Calle reiteró una vez más la posición del Gobierno en el tema de víctimas, en el sentido de que se hace necesaria una reparación material por parte de las Farc.

El Jefe negociador también se refirió a los posibles mecanismos de refrendación, la dejación de armas y los acuerdos hasta ahora alcanzados.

Con respecto al tema de los desaparecidos, comentó que “desde la perspectiva del Gobierno entraremos a impulsar los procedimientos que hoy existen para la identificación y entrega de personas que han sido inhumadas como N.N. y a futuro la creación de una unidad nueva y vigorosa que asuma todo el tema de desaparecidos en Colombia”.

Por último, recordó que el propósito de la negociación en La Habana va más allá del silencio de los fusiles y que se pierden de vista las oportunidades que tiene Colombia con el fin del conflicto.

“Es un momento de mirar hacia adelante. Un futuro con mayor inclusión, con mayor equidad social, con mayor énfasis en derechos económicos y sociales, con mayor preocupación por el medio ambiente (…) Lo que queremos es una paz grande, una ocasión para una especie de impulso profundo de Colombia hacia unas metas mucho más contemporáneas”, puntualizó.

Share Button