sábado noviembre 28 de 2020

Venta de ISAGEN: abre la puerta a un debate nacional desde el Senado

12 enero, 2016 Económicas, Política

Presidente Juan Manuel Santos061015

_ La decisión del presidente Juan Manuel Santos de aprobar y colocar en marcha la venta de ISAGEN –representadas en el 57.66 por ciento de acciones, bajo el argumento que utilizar estos recursos para modernizar la infraestructura del país, abrió un gran debate nacional desde el senado.

Para un amplio sector del liberalismo encabeza por la senadora Viviane Morales  vender ISAGEN es renunciar a la soberanía energética de Colombia. “No quiere decir que vamos a renunciar a apoyar el tema del proceso de paz. Es un tema de principios, no de burocracia. Nos retiraríamos de la Mesa de Unidad Nacional, lo que nos elevaría a una bancada independiente”.

Por su parte el senador Hernán Andrade invitó al Partido Conservador a apoyar la decisión del Gobierno del presidente Santos. “Es necesario equilibrar la balanza comercial derivada de los Tratados de Libre Comercio, a través de una fuerte inversión en infraestructura proveniente de la venta de ISAGEN”

Precisamente, la bancada del Centro Democrático, encabeza del senador Alvaro Uribe presentó una Acción Popular con el propósito evitar que la principal generadora de energía de Colombia quede en manos canadienses, tras el retiro de la firma chilena, quién mostró su interés de adquirir a ISAGEN, que es una empresa de servicios públicos mixta que se constituyó en 1995 como Sociedad Anónima, de orden nacional y vinculada al Ministerio de Minas y Energía.

Bajo ese escenario –en medio del receso legislativo- la senadora Sofía Gaviria –Partido Liberal- dijo que “la colectividad no puede seguir en la Mesa de Unidad Nacional con el anuncio del Gobierno de seguir con la venta de ISAGEN. “Este tipo de decisiones, vulneran el clima de confianza en la coalición”.

Más adelante el senador Horacio Serpa (Partido Liberal) calificó a ISAGEN como una empresa solvente, productiva e insistió que la empresa   “maneja un recurso estratégico en Colombia, que no puede quedar en manos privadas. No se pude vender la nevera de la casa ni la cocina, so pena de terminar viviendo con la familia debajo de un puente”.

En la actualidad, ISAGEN es la única empresa que el Estado tiene el control de generación de energía eléctrica.  “Si se vende, el país quedaría en condición de dependencia. El Gobierno no tendría como intervenir en la empresas privadas que se quede con el monopolio de la energía producida por los ríos”, sentenció el senador Serpa.

Contrario a la posición del legislador, surgió la del senador Efraín Cepeda (Partido Conservador) quién consideró que “el dinero e la venta de ISAGEN no se va a utilizar como caja menor, sino para fortalecer el sector de la infraestructura”.

En medio de la controversia entre las distintas bancadas por este tema de orden económico, el senador Iván Duque, del Centro Democrático, anunció un debate de control político al Gobierno por la venta de ISAGEN y explicó que buscará “que el país conozca todo lo relacionado con el proceso de privatización”, para lo cual citó al presidente de la empresa, Luis Fernando Rico, y a los ministros de Hacienda, Mauricio Cárdenas, y de Minas, Tomás González.

La citación fue apoyada por los también senadores Álvaro Uribe, del Centro Democrático; Jorge Enrique Robledo, del Polo Democrático; Carlos Fernando Galán, del Partido Cambio Radical; Antonio Navarro, del Partido Verde; y Alfredo Ramos, del Centro Democrático.

Duque añadió que se opone a su venta porque ISAGEN es la tercera generadora de energía del país y el Estado posee el 57% de su capital accionario. “Ceder esta participación a privados deja por fuera a Colombia de un sector que está creciendo y se proyecta crecer a un ritmo del 3,7% anual durante los próximos 12 años, por encima del promedio regional e inclusive el de la Ocde”.

“Preocupa que “algunos de los tentativos oferentes en la venta de ISAGEN sean corporaciones cuya mayoría accionaria o propiedad pertenezca a gobiernos extranjeros. Ceder la propiedad de ISAGEN a este tipo de empresas sería entregar la soberanía energética de Colombia a otros países, en una clara vulneración de la seguridad nacional”, sentenció

Share Button