miércoles marzo 3 de 2021

Obama y Castro se comprometen a trabajar juntos en programas conjuntos sobre educación, medio ambiente y salud

21 marzo, 2016 Internacionales

Barack Obama y Raúl Castro se comprometen a trabajar juntos en programas conjuntos sobre educación, medio ambiente y salud

 La Habana, 21 de marzo_ RAM_ El presidente de EE.UU. Barack Obama y su homólogo cubano, Raúl Castro coinciden que tienen diferencias fuertes, pero que seguirán “mirando hacia adelante” para lograr el restablecimiento total de relaciones.

El presidente Raúl Castro estimó hoy que Cuba y Estados Unidos deben poner en práctica el arte de la convivencia civilizada, durante una sesión de declaraciones a la prensa junto a su homólogo norteamericano, Barack Obama.

Barack Obama y Raúl Castro se comprometen a trabajar juntos en programas conjuntos sobre educación, medio ambiente y salud.

Ratifico que debemos poner en práctica el arte de la convivencia civilizada, afirmó, y agregó que ello implica aceptar y respetar las diferencias y no hacer de ellas el centro de las relaciones.

De acuerdo con el jefe de Estado, es necesario promover vínculos que privilegien el beneficio de los dos países y pueblos, por lo cual instó a «concentrarnos en lo que nos acerca y no en lo que nos separa».

En la comparecencia ante medios de comunicación, celebrada al terminar conversaciones oficiales con Obama extendidas por más de dos horas, el mandatario anfitrión consideró que queda un largo y complejo camino por delante.

Según el presidente, destruir un puente es fácil y requiere poco tiempo, pero reconstruirlo sólidamente es una tarea mucho más larga y difícil.

No obstante, contrastó, lo importante es que hemos comenzado a dar pasos para construir una relación de nuevo tipo, que nunca ha existido entre Cuba y Estados Unidos.

En este sentido, puso el ejemplo de la nadadora Diana Nyad, quien luego de varios intentos fallidos logró finalmente cruzar el estrecho de la Florida que separa a las dos naciones, sin utilizar una jaula para protegerse de los tiburones.

Al referirse al hecho como simbólico, estimó que «si ella pudo, nosotros también podremos».

Después de recibir con todos los honores al presidente de Estados Unidos, Barack Obama en el Palacio de la Revolución, el presidente cubano Raúl Castro reiteró que ambas naciones todavía tienen muchas diferencias, pero que se han dado los “primeros pasos” para lo grar una “convivencia civilizada.

Durante una conferencia de prensa, el presidente Raúl Castro reiteró que es necesario levantar el embargo para realmente hablar de un beneficio para el pueblo cubano.

“Reconocemos la posición del presidente Obama sobre el bloqueo y sus llamados al Congreso. Las últimas medidas adoptadas por su gobierno son positivas, pero no son suficientes. Hemos hablado de otras medidas para hacer una importante contribución al desmantelamiento del bloqueo”, enfatizó Raúl Castro.

Al respecto, Obama señaló que la última palabra la tiene el Congreso y consideró que el levantamiento del bloqueo sí se va a producir, pero no sabe cuándo.

Castro también mencionó durante su discurso que «también será necesario devolver el territorio ilegalmente ocupado en Guantánamo» por el gobierno estadounidense. «Estos dos son obstáculos más importantes de las relaciones entre EE.UU. y Cuba», afirmó Castro.

Por su parte, el presidente Obama remarcó que «Cuba es soberana y que «el destino de Cuba no será decidido por ninguna otra nación porque el destino de Cuba será decidido por los cubanos y nadie más».

Obama reconoce logros de Cuba en áreas como salud y educación

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reconoció hoy los logros extraordinarios de Cuba en áreas como la salud y la educación durante el segundo día de su visita al país caribeño.

En una declaración a la prensa ofrecida junto al mandatario cubano, Raúl Castro, desde el capitalino Palacio de la Revolución, el jefe de Estado norteamericano afirmó que su país reconoce el progreso de la isla antillana como nación.

Obama, el primer dignatario estadounidense que visita La Habana en casi 90 años, sostuvo que Cuba es soberana y tiene todo el derecho de poseer el orgullo que tiene.

Sobre la reunión oficial que celebró este lunes durante más de dos horas con Raúl Castro, Obama manifestó que tuvieron conversaciones francas y honestas sobre las diferencias existentes entre sus respectivos gobiernos.

Al mismo tiempo, agradeció la cortesía del mandatario anfitrión y resaltó la importancia de su visita, al recordar que por más de medio siglo fue impensable ver en Cuba a un presidente de Estados Unidos.

«Pero, este es un nuevo día entre nuestros dos países», expresó el jefe de Estado, quien reconoció que ambas naciones tienen valores compartidos.

Mis hijas querían venir a Cuba, ver su belleza y conocer a los cubanos, quienes nos recibieron ayer con sonrisas y saludos, agregó Obama, para luego rememorar el recorrido que realizó la víspera por La Habana Vieja y su cena en un restaurante de esta capital.

Asimismo, manifestó que esta mañana pudo rendir homenaje al Héroe Nacional de Cuba, José Martí, y destacó tanto su papel en la independencia cubana como sus palabras profundas de apoyo a la libertad en todas partes.

Raúl Castro defiende la convivencia civilizada entre Cuba y EE.UU.

Comienza encuentro entre el Presidente de EE. UU. y Raúl Castro

 El presidente Raúl Castro estimó hoy que Cuba y Estados Unidos deben poner en práctica el arte de la convivencia civilizada, durante una sesión de declaraciones a la prensa junto a su homólogo norteamericano, Barack Obama.

Ratifico que debemos poner en práctica el arte de la convivencia civilizada, afirmó, y agregó que ello implica aceptar y respetar las diferencias y no hacer de ellas el centro de las relaciones.

De acuerdo con el jefe de Estado, es necesario promover vínculos que privilegien el beneficio de los dos países y pueblos, por lo cual instó a «concentrarnos en lo que nos acerca y no en lo que nos separa».

En la comparecencia ante medios de comunicación, celebrada al terminar conversaciones oficiales con Obama extendidas por más de dos horas, el mandatario anfitrión consideró que queda un largo y complejo camino por delante.

Según el presidente, destruir un puente es fácil y requiere poco tiempo, pero reconstruirlo sólidamente es una tarea mucho más larga y difícil.

No obstante, contrastó, lo importante es que hemos comenzado a dar pasos para construir una relación de nuevo tipo, que nunca ha existido entre Cuba y Estados Unidos.

En este sentido, puso el ejemplo de la nadadora Diana Nyad, quien luego de varios intentos fallidos logró finalmente cruzar el estrecho de la Florida que separa a las dos naciones, sin utilizar una jaula para protegerse de los tiburones.

Al referirse al hecho como simbólico, estimó que «si ella pudo, nosotros también podremos».

Share Button