jueves febrero 25 de 2021

Salvemos nuestras industrias

06 abril, 2016 Económicas, Opinión, Política

Lorena Rubiano

Por: Lorena Rubiano Fajardo …

“Hay que crear modelo de desarrollo para el campo”

De esas falsas teorías, la más notable es la doctrina de la protección a la industria nacional; frase que significa la prohibición o la restricción por medio de fuertes derechos de aduana, de aquellas mercancías extranjeras que pueden producirse en el país.John Stuart Mill

 CONSIDERO que no hay país que más desproteja a sus connacionales, a sus industrias y a sus empresarios que Colombia. Día a día vemos cómo se cierran y se apagan empresas avasalladas por el producto extranjero que generalmente entra de contrabando.

Recientemente los industriales textileros y de confecciones tocaron las puertas del Congreso para buscar el apoyo del legislativo a sus industrias y el presidente del Senado, Luis Fernando Velasco, después de escucharlos le pidió al Gobierno frenar competencia desleal a este importante sector de la economía nacional.

El senador aseguró que el 50.2 por ciento del nuevo empleo industrial en el país lo generó el sector de la confección convirtiéndose así en el que más ha aportado al crecimiento del Producto Interno Bruto, a pesar que China inundó el país con ropa de mala calidad con la anuencia de Panamá.

La denuncia de esta competencia desleal fue hecha por la Cámara Colombiana de la Confección, quienes acompañaron su solicitud al Gobierno del presidente Juan Manuel Santos, tras advertir que para potencializar y fortalecer el gremio se requieren 200 mil empleos para salir al paso al contrabando.

Igualmente se llamó la atención del Gobierno para que impulse el estudio para aplicar aranceles a la importación de hilos. “El país no produce ni el 10 por ciento de los hilos que consume, además la demanda del hilo es casi en su totalidad importada”.

De otro lado, el senador Jorge Enrique Robledo denunció que “el presidente Santos pretende arruinar la industria nacional de licores”:

Al presentar un Proyecto de ley otorga concesiones que van más allá de los TLC, se suprime ilegalmente el monopolio público de licores; lo que viola la Constitución y atenta contra la industria y el empleo nacionales.

Pero el asunto más grave que golpeará al agro colombiano es la eliminación de aranceles a productos agrícolas, lo que causará más crisis entre agricultores.

Es urgente que todos los partidos en el Congreso se pongan en la tarea de crear un verdadero modelo de desarrollo para el campo, del que vivimos más 16 millones de habitantes.

Por eso insisto en mi rotundo NO a la importación de papa, van a acabar con nuestros campesinos boyacenses.

[email protected]

Share Button