miércoles junio 16 de 2021

Tensión en 6 departamentos por supuesta actividad de bandas criminales

03 abril, 2016 Generales, Judiciales

Paro AUC

A pesar del incremento del pie de fuerza en varias regiones del país debido a los bloqueos y amenazas que se han presentado en los últimos días por parte de las bandas criminales, los habitantes de departamentos como Antioquia, Chocó, Bolívar, Córdoba, Sucre y Magdalena entre otros, siguen atemorizados por los hechos violentos que se han registrado.

Tras la orden presidencial de conjurar esta situación y con la llegada de Fuerza Pública poco a poco las actividades comerciales se fueron retomando en varios municipios del departamento de Córdoba, pero aún persiste el temor por los ataque del clan Úsuga en otros cinco.

En los municipios de Tierralta, Valencia, San Carlos, Sahagún, Chinú, Ayapel, Montelíbano, Puerto Escondido y Los Córdobas, así como en Lorica, Cotorra, San Bernardo del Viento y Tuchín se da un reporte de normalidad este domingo.

El sábado y pese a presencia de Policía y Ejército persistía el temor en La Apartada, Puerto Libertador, Buenavista, San Antero y Pueblo Nuevo, donde muchos comerciantes y tenderos no abrieron sus negocios en la mañana, porque al parecer, aún recibían amenazas.

La situación más crítica se registró en San José de Uré, donde el comercio tampoco abrió ayer, debido a que los habitantes aún tienen miedo por el hostigamiento que hubo la noche del viernes. En Planeta Rica, se registró similar situación en el comercio.

El coronel Murillo Díaz, comandante de la Brigada 11, El oficial hizo un llamado a la confianza en la Fuerza Pública.

El oficial destacó la llegada en las últimas horas de dos batallones de fuerzas especiales que reforzaron la seguridad en Montería y varios municipios afectados.

Poblaciones rurales pertenecientes a los municipios de Altos del Rosario y Barranco de Loba, viven momentos de zozobra y tensión por la presencia de varias personas que se denominan integrantes de las llamadas Autodefensas Gaitanistas, y que han estado realizando retenes ilegales y recorridos en sus comunidades, ubicadas en el sur de Bolívar.

Un habitante del corregimiento La Pacha, que pidió reserva de su identidad, relató a RCN Radio que desde que inició el bloqueo de este grupo que está al servicio de la banda criminal del Clan Úsuga, la comunidad optó por cesar la actividad comercial, no enviar a sus hijos al colegio y han decidido encerrarse en sus viviendas para no ser víctimas de ninguna retaleación.

“Prácticamente el comercio se paralizó, la gente pues permaneció todo el día en sus casas por temor a retaleaciones de la banda porque la orden de varios hombres que llegaron armados, impartieron esa orden. Los colegios están cerrados, las clases se suspendieron”, expresó.

Y agregó: “Hubo un reten de personas por algún momento en el corredor del punto de La Y en el corregimiento de La Pacha y allí al parecer quemaron dos motocicletas y la gente vivió con zozobra durante estos días en el que se impartió este paro armado acá en el sur de Bolívar”.

El ciudadano, quien manifestó que en las últimas horas el ambiente en esta zona del departamento de Bolívar está más calmado, solicitó mayor presencia de la Fuerza Pública, debido a que siente que la Policía y el Ejército Nacional se ha concentrado en brindar seguridad en las cabeceras municipales y ha descuidado las zonas rurales.

A través de cadenas de WhatsApp, circularon audios y fotos en Medellín, Antioquia y Chocó, los cuales advertían amenazas de bomba, que las menores de edad serían abusadas y que en la noche habría una ola violenta.

RCN Radio habló con habitantes de Medellín y reportaron que sí se sintieron intimidados por las amenazas, porque hasta las universidades iban ser cerradas, sin embargo otros pasaron desapercibidos.

“Me llegó por redes sociales que no había clase en la universidad, que no podía salir de la casa. También que iban a violar a las mujeres que estuvieran solas en la calle”

“Yo salí a trabajar ayer, fui hasta el Parque Arví en Santa Elena y había trnasporte. Yo no escuché amenazas de ninguna clase, es más, mí mamá vive en el centro de Medellín y ayer había tranquilidad”.

En la zona del Urabá antioqueño, donde fue más intenso el bloqueo al transporte decretado por el Clan Úsuga, circularon panfletos físico y por redes sociales, la comunidad confundida no salió a las calles.

Una habitante de esta subregión le contó a RCN radio que “En el Urabá, y más en el municipio de Chicorodó, las amenazas se difundieron por Facebook y Whatsapp. Alertaban a la gente de que no salieran a la calle, y creo que hubo terror porque la gente no sabía bien qué sucedía”.

También en Chocó hubo alerta porque el Clan Úsuga hace presencia en el Alto, Bajo y Medio Baudó. Al norte en Unguía y Acandí, fue hostigada la fuerza pública. Habitantes del sector avalaron la veracidad del panfleto que anunció el bloqueo al transporte a partir de las cero horas del primero de abril.

“En Unguía Chocó la situación fue complicada, después del bloqueo circuló por redes que se iba a extender seis días más, que la población tenía de 8:00 a 9:00 de la mañana para comprar comida. A partir de esa hora todos los locales comerciales cerraron. Sin embargo, más tarde circuló otro panfleto que anunciaba que el bloqueo había terminado”.

El alcalde de Medellín, Federico Guitérrez, informó que los únicos hechos registrados y verídicos en la capital de Antioquia fueron la quema del bus del metro y los disparos al aire en el barrio Belén, suroccidente de la ciudad.

Asimismo, en otros departamentos como Magdalena y Sucre se han presentado alteraciones del orden público.

Share Button