domingo junio 13 de 2021

Demostrado… Segundas partes, no son buenas

Hugo Artunduaga Salas

Por: Hugo Artunduaga Salas

Si hacemos un recorrido regional por nuestro continente, encontramos que la reelección de los mandatarios, no resultan buenas, ni para su entorno y mucho menos para sus países.

En el nuestro, la experiencia, con el “articulito», el balance no fue bueno y los damnificados fuimos todos los colombianos.

Pues, si el primer cuatrienio dio resultados satisfactorios, el segundo, se caracterizó por la embriaguez de poder, los excesos desbordados, el enriquecimiento de algunos altos funcionarios, que contagiaron todas las ramas del poder público y privado. Fruto de ello, el desgreño y algunos personajes en prisión, con el repudio general de los ciudadanos del común. Como los vicios contagian, el discípulo sucesor, está viviendo el mismo calvario, con una popularidad por el suelo y una oposición de su mentor, encarnizada, cuando estamos hablando de reconciliación y paz. Razón tenía el expresidente López Pumarejo, cuando después de, afirmaba: » segundas partes, no son buenas». La experiencia, hace maestros.

Pero si en Colombia llueve, en nuestro alrededor, no escampa, basta una ojeada: Venezuela, va punteando en la crisis, con hambre, desempleo, presos políticos, una oposición  maniatada, por el inmaduro de  Maduro, el desgobierno campea ; el otrora poderoso gigante, Brasil, con su presidenta al borde de la destitución por denuncias de corrupción ; en Bolivia, no quieren saber más de Evo; Correa en el Ecuador, pasando trabajos, después del terremoto natural, que eclipsó, el político; la presidenta Bachelet, en Chile, afronta protestas en todos los órdenes: estudiantil, obreros, mineros, campesinos y con una economía en crisis. Los peruanos, están en la gran encrucijada entre, la dinastía Fujimori, que quiere retomar el poder, con las secuelas conocidas o la llegada de una derecha de centro sin mayorías en el congreso. ¿Qué conclusión se puede sacar de este panorama? No sería interesante pensar en revisar el periodo, si cuatro años son poco y ocho muchos, seis no serían el término medio ?.

Share Button