miércoles junio 16 de 2021

¿Está muerto el decreto distrital no. 562 de 2014?

Juan Pablo Vargas

Por Juan Pablo Vargas*

  Hace unos meses escuche una polémica frente a los efectos del Decreto Distrital 562 de 2014 o más conocido como el “decreto de alturas libres” para nuestra ciudad, manifestaciones encontradas entre la administración, algunos gremios constructores y la ciudadanía, que si le convenía o no a Bogotá, D.C., pues bien me di la terea de entender un poco más sobre esta discusión y quede con una inquietud, que quisiera compartir con ustedes, la cual trata sobre el cobro de plusvalía.

Sin extenderme, recordé que nuestra normatividad urbanística y constitucional, establece que uno de los factores para que se dé un hecho generador de participación en la plusvalía, es la autorización de un mayor aprovechamiento del suelo en edificación, bien sea por elevado el índice de ocupación o de construcción, es decir, es permitir más altura de una edificación en determinado suelo urbano, por ejemplo donde normalmente se construían 12 pisos ahora se pueden hacer 25 pisos o más, y obvio, esto representaría que la administración recibe más dinero que se destinaria al interés común, generándose esta situación mucho agrado.

Sin embargo, mi agrado no duro mucho y todo fue lo contario, me di cuenta que en nuestra ciudad en algunos casos se construyen edificaciones con alturas de gran escala, donde la entidad encargada de expedir la licencia urbanística no puede hacer el cobro, pues la ley antitramite establece que si la plusvalía no está inscrita en el folio de matrícula esta no debe ser cobrada, y efectivamente tienen razón, pero si en nuestra ciudad observamos que ya no es la casa de 2 pisos sino un edificio de 15 pisos, lo más coherente sería, que si hay un aprovechamiento del índice de construcción en un suelo determinado, pues la administración recibiera un dinero para el beneficio del la ciudad, es decir al interés colectivo.

Pero para algunos no tendrá gran importancia esta nota, pues comentaran que el referido decreto ya está derogado, eso es cierto, pero vale la pena precisar que nuestra norma urbana garante de derechos, establece que si el interesado radica en legal y debida forma para solicitar licencia urbanística, estando vigente como es en el presente caso, el decreto 562 de 2014 se le respeta la aplicación de norma, así está a la fecha este derogada, no sé ustedes, pero hace unos meses leí que al parecer se encuentran en trámite aproximadamente unas 2000 radicaciones para adquirir permisos de construcción en nuestra ciudad y la verdad quede un poco inquieto.

*Juan Pablo Vargas Gutiérrez abogado especialista en derecho urbano.

Share Button