jueves marzo 4 de 2021

Iberoamérica se compromete con trabajo decente, paz, jóvenes y seguridad social

03 mayo, 2016 Económicas

La clausura de la Conferencia estuvo a cargo del ministro del Trabajo, Lucho Garzón

 CARTAGENA, 03 de mayo_ RAM_ Las ministras, ministros y representantes de los 22 países participantes en la IX Conferencia Iberoamericana de Ministros de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, acordaron hoy en Cartagena, al finalizar las reuniones preparatorias de la próxima Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado, que se celebrará en esta ciudad en noviembre próximo, fortalecer las estrategias regionales y el desarrollo de políticas públicas integradas y coordinadas.

La clausura de la Conferencia estuvo a cargo del ministro del Trabajo, Lucho Garzón a quien sus homólogos de los países iberoamericanos, le agradecieron por su labor en los temas laborales y de paz.

El Alto funcionario destacó: “Este país será un mejor país para Iberoamérica porque el torrente de energía que hay para favorecer los procesos de paz serán muy importantes y si nos dejamos de dar tiros, obviamente la inversión será mucho más fluida, las posibilidades de dialogar serán más efectivas, los actores sociales no serán estigmatizados y que los temas se pongan en el centro sin que se presenten amenazas”.

El director General de la OIT, Guy Ryder resaltó: “Este fue un debate enriquecedor sobre los jóvenes, los cuales tienen que ser actores estratégicos en el trabajo que queremos cumplir todos los países iberoamericanos”.

Así mismo,  los jefes de las carteras laborales reiteraron el compromiso de trabajar conjuntamente para que haya trabajo decente y digno, la generación, promoción y formalización del empleo, fortalecimiento de la seguridad social y de la salud laboral en la región, y la formación para el trabajo de todas y todos los trabajadores como caminos insustituibles para el desarrollo, la inclusión, la equidad y la paz.

Dentro de los 19 puntos acordados también está el fortalecimiento de las políticas y programas nacionales en coordinación con el sector privado para que los jóvenes puedan acceder a puestos de trabajo decentes dignos, seguros y saludables alta calidad que ofrezcan oportunidades equitativas para la promoción profesional, con especial atención a las mujeres y a los colectivos de especial vulnerabilidad, buscando que todos los que quieran trabajar puedan obtener las habilidades que se necesitan en el mercado laboral.

Impulsar políticas integrales y estrategias a través de incentivos y políticas activas del empleo que permitan eliminar barreras de acceso al mercado laboral formal con enfoques diferenciales de género, etnia y distribución del ingreso; garantizando que estas iniciativas no vayan en detrimento de las condiciones laborales y los derechos del trabajador y la trabajadora joven permitiendo una adecuada cobertura en seguridad social.

Trabajar de manera coordinada con las instituciones y sectores pertinentes para desarrollar políticas de empleo juvenil rural, que promuevan la permanencia de los y las jóvenes en el campo, y el relevo generacional que garanticen el trabajo decente, digno y permitan la inclusión productiva de hombres y mujeres con igualdad de oportunidades en el sector rural.

Impulsar políticas y estrategias de emprendimiento y generación de ingresos para los y las jóvenes de la región, a través de la destinación de recursos para fomentar, financiar y dar asistencia técnica empresarial al desarrollo de emprendimientos; así como la promoción y financiación de programas de empleo y emprendimiento en las zonas rurales.

Fortalecer acciones y políticas que promuevan y garanticen que jóvenes con características especiales o con alguna discapacidad, tengan las mismas oportunidades y puedan acceder a una formación integral, continua y permanente a puestos de trabajo dignos, seguros y saludables.

También en la Conferencia de Ministros del Trabajo se analizaron los derechos humanos y laborales de trabajadores migrantes, la formación en la región para facilitar la movilidad laboral de las y los jóvenes, así como reconocer sus competencias y experiencias laborales.

El diálogo social tripartito, amplio e incluyente también se considera primordial, que permita aprovechar oportunidades y hacer frente a los desafíos de la rápida evolución tecnológica.

Finalmente sobre la mesa se expuso la importancia de temas como la seguridad y salud en el trabajo, protección a la vejez y la implementación de políticas públicas de educación, empleo, emprendimiento y formación para el trabajo, para fortalecer las capacidades de los jóvenes acorde a las exigencias del mercado laboral de cada país, con el propósito de acceder a empleos decentes dignos, seguros y saludables con iniciativa de emprendimiento.

Share Button