lunes junio 14 de 2021

Brasil y Ecuador igualan sin goles en Pasadena

04 junio, 2016 Fútbol, Fútbol Internacional

brazil_1

Pasadena, 04 de junio_ RAM_ La selección de Brasil y el equipo de Ecuador igualaron 0-0 el sábado en el Rose Bowl Stadium de la ciudad de Pasadena, California. La “Canarinha” fue superior en cuanto a la posesión del balón, pero ambos conjuntos tuvieron su chance de gol que no fueron aprovechados por sus delanteros y terminaron llevándose el empate, por el grupo B de la Copa Centenario.

Brasileños y ecuatorianos marcha en segundo puesto de su llave con un punto per cápita, detrás de Perú, que a primera hora en Seattle derrotó a Haití 1-0 con gol de Paolo Guerrero.

Como suele ocurrir en partidos en Los Ángeles que arrancan en la hora pico del tráfico vehicular, el encuentro comenzó con alrededor 30.000 espectadores en las gradas, pero terminó con asistencia de 53,158 fanáticos.

Brasil abrió con el goleador Jonas como única punta en el esquema táctico de 4-1-4-1 planteado por el estratega brasileño Dunga, mientras el DT de Ecuador, el argentino-boliviano Gustavo Quinteros, optó por un 4-2-3-1, con Enner Valencia al frente.

Brasil y Ecuador empataron 0-0 en el estadio Rose Bowl de Pasadena, California, EE.UU.,  la noche del 4 de junio del 2016.  La primera parte del encuentro válido por el grupo B, de la Copa América Centenario,  fue dominada por los pentacampeones del mundo. En el tiempo complementario el elenco tricolor equilibró más las acciones y hasta generó una acción polémica, tras un remate de Miller Bolaños que cruzó la línea de meta.   Ocurrió a los 66′, cuando el delantero del Gremio  remató desde el costado izquierdo, sin ángulo y sobre la línea. La pelota no pudo ser controlada por el golero Alisson e ingresó lentamente al arco.

No obstante, el juez de línea levantó antes la banderola. Aparentemente señaló que el balón había salido de la cancha. Lo cierto fue que Bolaños no dio por perdida la pelota, remató y con la decisión arbitral el portero se salvó de lo que pudo ser el ‘blooper’ de la Copa América. La ‘Verdeamarela’ del DT Dunga  mantuvo más tiempo el esférico: 65% contra 35% de los tricolores según los datos de la Conmebol.  ‘La Canarinha’ también ejerció presión en la misma área ecuatoriana, por lo que los jugadores del entrenador Gustavo Quinteros tuvieron problemas para avanzar con la pelota dominada. A pesar de eso, la Tricolor encontró maneras de atacar y realizó cuatro remates directos contra siete de sus rivales.  Fue así que la primera emoción del cotejo, válido por el grupo B del torneo de selecciones más antiguo del mundo, llegó a los 4′ con un remate desde fuera del área de  Bolaños. El golero Alisson se voló para el costado izquierdo y la pelota salió cerca del poste.

braaa

Los pentacampeones respondieron inmediatamente y cerca de los 6′ la defensa ecuatoriana y el golero Esteban Dreer se extremaron para finalmente enviar el balón  para el lanzamiento de esquina.  Dreer volvió a intervenir a los 9′ cuando corrió para llegar antes que William y enviar otra vez el esférico al córner.  El cotejo fue emocionante, con un elenco brasileño que pasó rápidamente de la defensa al ataque con pases largos y precisos.  A los 11′,  Luis Valencia y Cristhian Noboa generaron una jugada de peligro por la derecha, que finalizó con lanzamiento libre a favor de Ecuador. Lo cobró Bolaños, pero el esférico fue del golero Alisson.   Una de las virtudes de Brasil estuvo en la presión que ejercieron sus jugadores en el área rival. Eso complicó la salida de los futbolistas nacionales.   A los 19′ el golero brasileño se extremó para atajar un balón que llegó por vía aérea tras un lanzamiento de esquina. Arturo Mina intentó meter gol, pero la jugada fue anulada por una posición adelantada.  A los 26′, Elías se equivocó en beneficio ecuatoriano.

Brasil empezó a tocar el balón de un lado para otro y eso complicó a la defensa. De esa manera avanzaron hasta el área, pero Elías entregó mal el pase final cuando tenía incluso opciones de rematar directo al arco. Esta jugada fue una muestra de la velocidad y precisión con la que en ocasiones entregan los pases los jugadores de Dunga.  La defensa ecuatoriana tuvo bastante trabajo. A los 29′, Juan Carlos Paredes fue efectivo en la cobertura para arrebatar el balón a Coutinho cuando ingresaba al área.  En otro ataque de la ‘Verdeamarela’, con un balón que llegó al centro del área, Noboa logró botar la pelota para enviar el balón al córner a los 34′.  Luego de eso, Elías recibió una tarjeta amarilla, por parte del árbitro Julio Bascuñan,  porque frenó con una falta un ataque ecuatoriano realizado por Jefferson Montero. Enner Valencia ejecutó efectivamente el lanzamiento libre pero el golero estuvo atento para atajar.   Más adelante, a los 36′, Bolaños fue objeto de una falta.

Gil golpeó al delantero ecuatoriano, pero el árbitro solo exhibió la tarjeta amarilla. Jugadores ecuatorianos reclamaron y exigieron una expulsión que no llegó.  Ecuador logró levantar el primer lanzamiento de esquina a los 42′.  En la segunda parte, Dreer contuvo un remate con la cabeza realizado por Gil  a los 49′.  En el inicio del segundo tiempo se vio a un elenco ecuatoriano más solvente, con más rotación del balón, aunque sin llegar a culminar las jugadas con remates.  A los 63′, Bolaños no pudo dejar en el camino a un tercer defensor y perdió el balón cuando avanzaba por el centro rumbo al área rival.  Esa jugada fue una muestra del mejor planteamiento ecuatoriano en la segunda parte.  Más adelante, a los 66′, se produjo una acción polémica anulada por los árbitros.

En Ecuador ingresaron Fidel Martínez y Jaime Ayoví, en lugar de Jefferson Montero y Enner Valencia a los 80′.    La ‘Tri’ se salvó a los 83′. Renato Augusto colocó un centro que ganó Lucas ante una mala salida del golero Dreer. Por fortuna para el guardameta argentino, nacionalizado ecuatoriano, el balón se fue afuera.   Fernando Gaibor ingresó a los 90′ en lugar de Bolaños. Con ese cambo el DT buscó cerrar el cotejo con el empate. Ecuador jugará ante Perú el próximo 8 de junio, en un cotejo clave para buscar la clasificación a la segunda etapa, algo que no ocurre desde la edición de 1997.  El elenco tricolor, dirigido por Gustavo Quinteros, mantiene la base que se clasificó a Brasil 2014, con 14 de los 23 jugadores que estuvieron en la cita mundialista.

En Brasil, por el contrario, hubo una renovación casi completa con relación al mundial del 2014. Con Dunga como entrenador el elenco busca retomar la contundencia histórica que llevó a este equipo a ganar cinco campeonatos mundiales. Según datos de la Conmebol, la ‘Verdeamarela’ no pierde un cotejo inaugural de este torneo desde hace 50 años.  Ecuador solo se clasificó una vez a las semifinales. Ocurrió en 1993.

Paraguay y Costa Rica empatan en Orlando

Paraguay-Costa Rica

ORLANDO, 04 de junio_ RAM_ En un cotejo deslucido y por momentos muy ríspido, las selecciones de Paraguay y Costa Rica no pudieron salir del 0-0 este sábado, en el estreno de ambos en el Grupo A de la Copa América Centenario, en Orlando (sur).

Con este resultado, Colombia es líder absoluta del grupo, gracias a su victoria por 2-0 sobre Estados Unidos conseguida el viernes en el partido inaugural del torneo.

Los entrenadores de los dos equipos consideraron que fueron sus jugadores los que dejaron escapar la victoria, al fin de 90 minutos con pocas oportunidades claras de gol.

«Si me hubieran preguntado al fin del primero tiempo, tal vez habría respondido que ganamos un punto. Pero en general pienso que dejamos de ganar otros dos», dijo el entrenador de Costa Rica, Óscar Ramírez.

En cambio, el argentino Ramón Díaz, estratega de Paraguay, reclamó que su equipo fue el que creó las situaciones más claras de gol.

«Creo que nos presionaron mucho en el segundo tiempo, pero claramente nosotros tuvimos las mejores oportunidades de gol. Ellos tuvieron un único disparo al arco ya en los minutos finales. Creo que si un equipo debía haber sido vencedor hoy éramos nosotros», dijo.

Escasas ocaciones tuvo el enfrentamiento entre Guaraníes y Ticos en Orlando

Calor agobiante

Este sábado en el estadio Camping World, de Orlando, los dos equipos adoptaron una evidente cautela para su estreno en la Copa América Centenario, para un cotejo disputado bajo un sol demoledor y una temperatura ambiente de 38 grados centígrados.

En este sentido, Díaz dijo luego del partido que «ss una locura jugar en el horario en que se jugó». «Me gustaría ver que se tenga un poco más de consideración y respeto con los verdaderos protagonistas, que son los jugadores», reclamó.

Costa Rica se plantó en el césped con una línea de defensa de cinco hombres, con Kendall Waston, Johnny Acosta y Oscar Duarte por el centro, Cristian Gamboa por la derecha y Ronald Matarrita por el costado izquierdo.

En ese esquema Gamboa y Matarrita ensayaban proyectarse al sector central para auxiliar en la distribución de la pelota, que pasaba siempre por los pies del espigado Bryan Ruiz para iniciar las jugadas ofensivas.

En contrapartida, Paraguay desplegó una línea de retaguardia más tradicional, con cuatro hombres, y utilizó al ascendiente Óscar Romero para distribuir las jugadas.

Romero utilizó con eficacia lanzamientos en diagonal para explotar las sorpresivas apariciones de Derlis González o las arrancadas de Jorge Benítez a espaldas de la zaga tricolor.

En ese cuadro, en todo el primer tiempo Costa Rica fue más preciso en el trato del balón pero Paraguay fue más eficaz en sus contragolpes para ser el que más situaciones de peligro creó.

La posibilidad más clara de Paraguay llegó al minuto 13, cuando Paulo da Silva se adelantó a la zaga costarricense en una pelota cruzada y su cabezazo se fue a escasos centímetros del arco de Patrick Pemberton.

Del otro lado, la zaga albirroja no encontró grandes dificultades de controlar las subidas de Marco Ureña, quien invariablemente carecía de compañía en los metros finales del terreno para intentar romper la igualdad.

En el arranque del segundo tiempo, Costa Rica movió las piezas: Ruiz retrocedió en el terreno para mejorar la salida de la pelota y Joel Campbell se adelantó para buscar la proximidad con Ureña, y así dio la impresión de poder tomar la iniciativa del partido.

A Paraguay le costó responder a esa modificación táctica, en especial porque la presencia de Ruiz le dio a Costa Rica más control del balón en la media cancha, y de esa forma le quitó los espacios para que Romero pueda administrar las jugadas ofensivas paraguayas.

Con Ureña y Campbell abastecidos por Ruiz, la oncena tica obligó a su rival a replegarse alrededor de su propia área.

Ramón Díaz decidió entonces cambiar el perfil de su equipo. Lanzó al terreno dos atacantes natos, Edgar Benítez y el experimentado Nelson Haedo Valdez, sacando a Romero y a Jorge Benítez.

Ya en al atardecer del partido, el partido se fue haciendo más ríspido, y sobre el minuto 80 hubo un conato de gresca que el árbitro argentino Patricio Loustau logró controlar sin tener que sacar la cartulina amarilla.

Cuando ya se jugaban los minutos de descuento Loustau mostró la tarjeta roja al costarricense Kendall Waston. Con ello, parte del público comenzó a arrojar botellas de agua al terreno y el árbitro indicó el fin de las acciones.

El partido se había iniciado con un minuto de silencio en homenaje al expugilista Mohamed Ali, un ¡cono estadounidense, quien falleció la noche del viernes a los 74 años en un hospital de Phoenix.

Share Button