sábado junio 19 de 2021

El fin del conflicto es la victoria de ustedes: Santos a las Fuerzas Militares y Policía

27 junio, 2016 Generales, Política

Santos durante saludo a los integrantes de las Fuerzas Armadas en el Fuerte Militar de Tolemaida,

 Fuerte de Tolemaida, 27 de junio_ RAM_ “Quise venir aquí al Fuerte de Tolemaida, al corazón del entrenamiento, del honor, de la contundencia, de la valentía de nuestras Fuerzas Militares, para rendirles a ustedes un homenaje, porque esto que sucedió en La Habana, el fin de la guerra, es la victoria de ustedes, de nuestros soldados de tierra, mar y aire y de nuestros policías”.

Así lo expresó el Presidente Juan Manuel Santos durante su visita de este lunes al Fuerte Militar de Tolemaida, donde se refirió al valioso aporte de la Fuerza Pública para lograr los importantes avances que se han dado en el proceso de paz, como es el caso del reciente acuerdo sobre el cese bilateral y definitivo y la dejación de las armas, firmado el pasado jueves en La Habana.

“A ustedes quiero decirles, a nombre de todo el pueblo colombiano: gracias y felicitaciones porque esta es, como lo he dicho tantas veces, su victoria. Nunca habría sido posible sentar en la mesa al adversario para que se iniciara una negociación para ponerle fin a esta guerra, si no es por su trabajo, si no es por su contundencia, si no es por los resultados que ustedes dieron todos los días, durante tantos años de guerra”, agregó.

Líneas rojas

El Mandatario afirmó que en desarrollo de las negociaciones de paz, se han respetado las líneas rojas que se impuso el gobierno desde el principio, entre ellas que el futuro de las Fuerzas Armadas no sería ni siquiera objeto de discusión en la mesa de conversaciones. Al mismo tiempo, el Jefe de Estado reiteró que siempre ha mantenido informadas a las Fuerzas Armadas sobre cada uno de los pasos que se han venido dando en el marco de las negociaciones de paz.

“Este proceso ha tenido en cuenta desde el primer momento a nuestras Fuerzas Armadas. Los he mantenido informados, los he consultado cada paso. ¿Y por qué lo hice? Porque ustedes se merecen ser parte del proceso y se lo merecen porque son los responsables del triunfo”, dijo.

Y añadió: “Hace cuatro años y medio les dije: tengo muy claro que esta negociación la hacemos desde una posición de fuerza y hay unas líneas rojas que no vamos a traspasar por ningún motivo. Y las enumeré, una por una: aquí no íbamos a negociar la revolución por decreto, aquí no íbamos a negociar nuestro sistema económico, nuestro modelo de desarrollo, nuestras instituciones políticas, nuestra democracia”, indicó.

“Pero dije que una de esas líneas rojas eran nuestras Fuerzas Armadas: que no serían objeto ni siquiera de discusión, contrario a lo que ha sucedido en todas las negociaciones de otros conflictos armados, donde lo primero que exigen los insurgentes es que se pongan en la mesa de discusión a las Fuerzas Armadas con quienes han venido combatiendo. Yo dije aquí en esta ocasión: No, ni siquiera serán objeto de discusión. Y en estos cuatro años y medio no han sido ni siquiera objeto de discusión”, sostuvo.

De acuerdo con el Presidente Santos, “el futuro de nuestras Fuerzas lo estamos diseñando nosotros mismos, con los señores Comandantes, con el Ministro, con expertos internacionales”.

Beneficios

El Jefe de Estado indicó que otro de sus compromisos, al iniciarse el proceso de paz, fue que “por ningún motivo iba a permitir que se repitiera la injusticia de que quienes se levantan contra nuestra democracia y nuestras instituciones salieran beneficiados, libres, mientras que los miembros de nuestras Fuerzas, que son los encargados de defender nuestra democracia, nuestras instituciones, salieran castigados”.

Es decir –añadió–, “que si había beneficios, como tiene que haber en un proceso de paz, para unos, tendría que haber beneficios para los otros. Y que no se repetiría nunca ese triste ejemplo o episodio en donde un guerrillero salía libre a ocupar importantes cargos, y el soldado que lo combatió, defendiendo la democracia, saliera para la cárcel. Y he cumplido”.

Al respecto dijo que se estableció que cualquier beneficio que se les dé a las Farc en el proceso de justicia transicional, será correspondido para los agentes del Estado. Subrayó que esto no se ha hecho, como algunos dicen, poniendo en igualdad de condiciones a los miembros de la Fuerza Pública con la guerrilla.

“No, señores, eso es una falacia, eso es una mentira. Es todo lo contrario. Se parte de dos supuestos completamente opuestos, diferentes, porque en el proceso de justicia transicional se presume que todo lo que hizo la guerrilla, las Farc, era ilegal, todas sus acciones han sido ilegales. Mientras que para los miembros de nuestras Fuerzas Armadas, todo lo que han hecho se presume legal, dentro de la Constitución y dentro de las leyes”, explicó.

“De manera que aquí ningún miembro de nuestras Fuerzas Armadas será juzgado por serlo. Los actos de nuestros hombres se consideran legales y legítimos. Solamente en los casos excepcionales es que podrán ser juzgados con los beneficios de la justicia transicional”, agregó.

Otras precisiones sobre justicia transicional

Adicionalmente, el Mandatario dio tranquilidad a los miembros de las Fuerzas Militares y de Policía sobre otros puntos relacionados con la justicia transicional:

  • La delación no producirá beneficios adicionales: “Otro punto importante porque sé que a muchos de ustedes les preocupa: que un sistema de delación pueda generar testigos falsos, que acusen a sus superiores para obtener algún tipo de beneficio jurídico. Pues eso quedó descartado. La delación no producirá beneficios adicionales. Solo se juzga la propia conducta. De manera que esa preocupación queda descartada”.
  • Revisión de sentencias: “También se podrán revisar sentencias ya proferidas para enmarcar los delitos y su sanción en lo que se llama el Derecho Internacional Humanitario. El derecho de los Derechos Humanos será el referente. Muchos de sus compañeros que hoy pueden estar en las cárceles militares serán liberados cuando se revisen sus sentencias. Porque muchos de ellos han sido juzgados por la justicia ordinaria y ahora podrán ser juzgados nuevamente dentro del marco del DIH y saldrán libres sin ningún problema”.
  • Fuero: “Se mantiene también el fuero carcelario y el fuero policial”.
  • No hay delitos excluidos frente a beneficios: “No hay delitos excluidos para gozar de los beneficios siempre y cuando tengan una relación con el conflicto armado”.
  • El mando por sí mismo no transmite responsabilidades de los subalternos: “El mando por sí mismo no transmite responsabilidades de los subalternos. Me lo expresaron, muchas veces, muchos oficiales: ‘Presidente, aquí hay una teoría que está haciendo carrera: que por omisión nos pueden juzgar y nos pueden condenar’. Pues quedó establecido que esa posibilidad no se va a presentar. De manera que esa preocupación también queda descartada”.
  • Seguridad jurídica: “Que el cierre de los procesos para los que se acogen a la justicia transicional sea un cierre definitivo. Eso también quedó establecido, para evitar lo que les ha sucedido a militares en otros países (…). Para evitar ese fantasma, quedó establecido que los cierres de la justicia transicional serán definitivos”.

“Por eso es tan importante, y me he cuidado especialmente, el respaldo de la comunidad internacional a todo lo que estamos haciendo. La legitimidad de este proceso es lo más importante, porque eso es lo que le va dar un cierre definitivo a este conflicto. Nadie podrá en ninguna corte, nacional o internacional, el día de mañana, reabrir los casos que aquí se cierren”.

“Por eso hemos tenido mucho cuidado de cumplir con los estándares mínimos nacionales, pero sobre todo internacionales. Y los hemos cumplido con creces. Hoy este proceso inédito de justicia transicional está siendo señalado por el mundo entero como un verdadero ejemplo. En el Parlamento Europeo, en el Parlamento alemán, en los centros de estudios en España, en todas partes se está discutiendo y se está analizando qué fue lo que hizo Colombia para lograr un fin de un conflicto, respetando el Tratado de Roma, respetando la Corte Interamericana de Derechos Humanos, respetando la Corte Penal Internacional y respetando su propia Constitución. Eso fue lo que hicimos con mucho cuidado”.

El futuro de la Fuerza Pública

Al referirse al futuro de las Fuerzas Armadas, el Jefe de Estado indicó que se continuará su proceso de fortalecimiento, porque se requieren unas Fuerzas fortalecidas para apoyar la construcción de la paz.

“Se preguntan muchos de nuestros soldados, soldados profesionales, que llevan 10 – 12 ó 15 años combatiendo: ¿Qué va para conmigo? ¿Qué va pasar con nuestro Ejército? ¿Qué va pasar con nuestras Fuerzas Armadas? La respuesta nuevamente es clara, sencilla, pero contundente: con los señores Comandantes, con el actual Ministro de Defensa, con el pasado Ministro de Defensa, desde hace ya un par de años, venimos trazando una hoja de ruta para el futuro de nuestras Fuerzas”, dijo.

“Ahí también tenemos unos principios clarísimos que vamos a mantener, respetar, no por cumplir sino por propia convicción y necesidad. Necesitamos unas Fuerzas Armadas fuertes, que garanticen que esa paz que estamos iniciando se pueda producir”, recalcó.

“Vamos a seguir fortaleciéndolas, dentro de este nuevo futuro, dentro de este nuevo mundo que estamos viviendo”, dijo.

Al respecto dio algunos ejemplos sobre el papel que corresponde a las Fuerzas Militares y de Policía en la etapa del posconflicto y la construcción de la paz.

“En lugar de las brigadas contraguerrilla que han dado tan buenos resultados por la coyuntura, ahora entrenemos a nuestros oficiales, suboficiales y soldados en la ciberguerra, que es la nueva forma que la tecnología nos ha obligado a tener en cuenta. Que las brigadas de ingenieros militares sean cada vez más fuertes. Que se desplieguen para defender nuestra soberanía, que siempre será una prioridad para cualquier fuerza armada de cualquier país”, indicó.

“Vamos a mejorar el bienestar, la capacidad académica de todos los miembros de nuestras Fuerzas. Que en lugar de estar combatiendo en las selvas del Caguán, también puedan estar entrenándose, capacitándose cada vez más. Que más y más oficiales, como ahora está sucediendo, puedan ir al exterior a capacitarse mejor, a entrenar a nuestras Fuerzas en misiones de paz, que ya nos están requiriendo por todas partes, porque ustedes se han merecido ese honor ante el mundo entero”, expuso.

“Vamos a seguir perseverando en la lucha contra esos otros enemigos: la pobreza, la corrupción, la ignorancia, desarrollando este país con mucha más fortaleza. De eso se trata la construcción de la paz. Y ustedes van a ser nuevamente protagonistas principales”, concluyó el Presidente de la República.

Share Button