domingo junio 20 de 2021

Santos afirma que el acuerdo final de paz con las FARC se firmará en Colombia

23 junio, 2016 Internacionales, Política

El Presidente de la República, Juan Manuel Santos Calderón, y Rodrigo Londoño Echeverri, jefe de las Farc2

 La Habana, 23 de junio_ RAM_ El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, afirmó hoy en La Habana que el acuerdo final de paz con las FARC se firmará en su país, después de que las negociaciones se hayan desarrollado desde el comienzo en Cuba.

«El Acuerdo Final lo firmaremos en Colombia», afirmó Santos tras asistir a la firma del pacto sobre el alto el fuego bilateral y definitivo con esa guerrilla.

Este jueves, las partes anunciaron acuerdos sobre el «Cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo y dejación de armas», así como de garantías de seguridad y de refrendación, a los que llegaron después de 43 meses de negociaciones.

A la ceremonia en La Habana también acudieron el jefe máximo de las FARC, Rodrigo Londoño «Timochenko», y seis presidentes latinoamericanos: el anfitrión, Raúl Castro; el de Venezuela, Nicolás Maduro; de Chile, Michelle Bachelet; de República Dominicana, Danilo Medina; de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, y de México, Enrique Peña Nieto.

Como invitado especial participaron el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, así como los presidentes del Consejo de Seguridad, Francois Delattre, y de la Asamblea General de la ONU, Mogens Lykketoft, entre otros.

«Hoy quiero agradecer muy especialmente a Cuba -al presidente Raúl Castro, generoso anfitrión- y a Noruega -a su primera ministra y a su canciller, aquí presente- por su papel como países garantes. También a Chile -a la presidenta Bachelet- y a Venezuela -al presidente Maduro- por su desempeño como países acompañantes», dijo.

Igualmente tuvo palabras de agradecimiento para el Gobierno de Estados Unidos, aliado militar de Colombia, por ser también soporte en tiempos de paz, así como para la Unión Europea.

«También agradezco el apoyo de Estados Unidos -del presidente (Barack) Obama, de su secretario de Estado-, a través de su enviado especial, Bernie Aronson, y de la Unión Europea -de todos sus miembros sin excepción-, a través de su enviado especial, Eamon Gilmore».

Las conversaciones entre el Gobierno colombiano y las FARC en La Habana se instalaron formalmente el 19 de noviembre de 2012, y ya exhiben acuerdos en asuntos que van desde el desarrollo agrario, la participación política, la lucha antidrogas, así como el reconocimiento y reparación de las más de siete millones de víctimas que dejan más de cinco décadas de conflicto armado, entre otros.

Fuerzas Armadas

El Presidente Santos Calderón hizo “un reconocimiento especial, y sé que expreso el sentir de todos los colombianos, a nuestras Fuerzas Militares y nuestra Policía”.

Dijo que “su sacrificio, su sentido del deber, su compromiso con la defensa de la democracia, su comprensión de este punto de inflexión en nuestra historia, han sido esenciales para llegar a este momento».

Sostuvo el Mandatario que, sin el concurso decidido de las Fuerzas Armadas, “la paz no sería posible”.

Espíritu de confraternidad

En desarrollo de su intervención, el Presidente valoró el paso dado por las Farc “al acordar que la lucha por sus convicciones ya no será armada, sino, como debe ser,   política, con ideas y argumentos”.

Precisó que con esa organización “no estamos de acuerdo, y seguramente jamás lo estaremos, en la visión política o económica para el país, pero lo que se reconoce hoy es la posibilidad de disentir y de tener posiciones opuestas sin necesidad de enfrentarse por medios violentos”.

Puso de presente que quizás “no haya colombiano alguno que los haya combatido con más contundencia y determinación”.

Y en ese orden de ideas afirmó que en su condición de Jefe de Estado y como colombiano, ahora que se pactó la paz “defenderé, con igual determinación, su derecho a expresarse y a que sigan su lucha política por las vías legales, así nunca estemos de acuerdo”.

Subrayó que esa es “la esencia de la democracia a la que le damos la bienvenida”, y añadió que se trata de “un paso fundamental, un paso histórico”.

Igualmente, señaló que el final del conflicto no es el punto de llegada, sino el de partida, para que “construyamos juntos, unidos en la diversidad, un país donde haya espacio para todos”.

Al final de sus palabras el Presidente Santos Calderón formuló un llamado a todos los colombianos, para que “se contagien de este espíritu de fraternidad, y se unan en este gran proyecto nacional por nuestro presente y nuestro futuro”.

¡Nos llegó la hora de ser un país normal! ¡Un país en paz!, afirmó el Presidente Santos en La Habana 

En el Salón de protocolo de El Laguito avanza el evento de la firma del acuerdo para el cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo y la dejación de armas, entre el Gobierno y las Farc.

En el Salón de protocolo de El Laguito avanza el evento de la firma del acuerdo para el cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo y la dejación de armas, entre el Gobierno y las Farc.

La Habana, 23 de junio_ RAM_ El presidente Juan Manuel Santos, afirmó hoy aquí que el nuevo acuerdo de su Gobierno con las (FARC-EP) esperanza aún más a la nación suramericana con el logro de la paz.

El Presidente de la República, Juan Manuel Santos Calderón, declaró este jueves que a Colombia le llegó hoy la hora de vivir sin guerra y ser un país normal y en paz.

El Jefe de Estado encabezó en La Habana el acto de la firma del Acuerdo para el Cese al Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo, y la Dejación de las Armas, con las FARC en presencia del líder de ese grupo, ‘Timoleón Jiménez’, el Secretario de la ONU, Ban Ki-moon; los presidentes de Cuba, Raúl Castro; Chile, Michele Bachelet; México, Enrique Peña Nieto; Venezuela, Nicolás Maduro; República Dominicana, Danilo Medina y El Salvador, Salvador Sánchez Cerén.

Santos sostuvo que el convenio de cese al fuego y las hostilidades bilateral y definitivo, dejación de las armas y garantías de seguridad para los ahora guerrilleros, firmado en La Habana, hacen de este día una jornada histórica, que llena de fe a toda Colombia al constituirse en la antesala inmediata de la paz.

Estamos cerca de poner fin a más 50 años de muerte y dolor, sostuvo el mandatario en su discurso en el acto de rúbrica del acuerdo, donde resaltó que lo convenido define un programa preciso para que las FARC-EP dejen de existir como grupo armado y pasen a participar activamente en la vida política del país.

En este sentido, aseveró que defenderá con la misma determinación con que ha abogado por la paz el derecho de los miembros de la guerrilla a expresarse y defender sus ideas por las vías legales.

Esa es la esencia de la democracia, dijo, al tiempo que subrayó que esta, una vez firmada la paz, se verá fortalecida y propiciará que las ideas se defiendan con la razón y no con las armas.

Solo así se puede tener una paz estable y duradera, que dé garantías de que la guerra no volverá jamás y de que todos los colombianos podamos envejecer en paz, aseguró.

En otro momento de su alocución Santos apuntó que, desgraciadamente, los colombianos nos hemos acostumbrado al horror de la guerra y nuestras niñas y niños, al igual que jóvenes y adultos, no han conocido un día sin la violencia del conflicto armado.

No obstante, contrapuso, hoy se abre un nuevo capítulo que devuelve la esperanza, permite cicatrizar las heridas y da la posibilidad de no repetir la historia y de legar una mejor Colombia a nuestros hijos.

En su opinión, los acuerdos suscritos con el grupo guerrillero garantizan que la paz que se consiga sea definitiva y sólida, al asegurar y definir el fin de las hostilidades y la reincorporación de los efectivos de las FARC-EP a la sociedad.

Ambas etapas del proceso serán monitoreadas y verificadas por observadores de Naciones Unidas, instancia a la que Santos agradeció por su cooperación y ayuda en todo momento, para el feliz término del proceso de paz.

De igual forma, el mandatario agradeció a Cuba y Noruega, países garantes, y al resto de las naciones que acompañan el proceso, cuya ayuda, sostuvo, ha posibilitado que las partes se acerquen al Acuerdo Final.

El enfrentamiento entre el Gobierno y las FARC-EP es un componente determinante del llamado conflicto armado colombiano, en el que toman parte también otras organizaciones guerrilleras, paramilitares, grupos del narcotráfico y efectivos de la fuerza pública.

Como consecuencia del mismo han muerto cerca de 260 mil personas, desaparecido otras 45 mil y 6,9 millones fueron obligadas a desplazarse.

La paz, victoria de Colombia y toda Latinoamérica, afirma Raúl Castro

Discurso de Raúl Castro sobre Acuerdo Gobierno-FARC

La Habana, 23 de junio_ RAM_ El presidente de Cuba, Raúl Castro, afirmó hoy que la paz será la victoria de toda Colombia, pero también de toda Nuestra América, al hablar en el acto de firma de cese el fuego entre el gobierno colombiano y las FARC-EP.

El mandatario cubano aseguró que el proceso de paz en Colombia es irreversible, y destacó que cuando las negociaciones se iniciaron en noviembre de 2012 muchos vaticinaban su fracaso, como había ocurrido con anteriores procesos pacifistas.

Sin embargo, señaló, los trascendentales acuerdos anunciados hoy por el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) nos acercan como nunca antes al fin del conflicto que por más de cinco décadas los ha enfrentado.

La decisión de firmar esos compromisos de cese el fuego y de hostilidades bilateral y definitivo, dejación de las armas y garantías de seguridad, representa un paso de avance decisivo para el proceso de paz, que no tiene vuelve atrás, apuntó.

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y caribeños (Celac), dijo, tiene en su joven historia el gran hito de la proclamación de la región como zona de paz, hecho ocurrido en La Habana en 2014.

En este sentido, subrayó, el fin del conflicto será muestra del compromiso de nuestros pueblos contra el uso de la violencia y la fuerza armada, en beneficio del entendimiento.

Ante las diferencias, diálogo; ante los retos, concertación, expuso el presidente cubano, quien además agregó que el logro de la paz se constituirá en esperanza para millones de personas en el planeta, cuya preocupación sigue siendo la supervivencia, «en un mundo de guerra y violencia».

La paz no es utopía, recalcó, es un derecho legítimo de cada ser humano y de todos los pueblos, así como una condición fundamental para el disfrute de todos los humanos.

En su discurso en la ceremonia de rúbrica de los citados acuerdos, Raúl Castro ratificó asimismo que el compromiso del pueblo y gobierno cubanos con la paz ha sido y será permanente, fieles al legado de su Héroe Nacional, José Martí (1853-1895), quien sostuvo que «Patria es humanidad».

Aseguró además que, en su condición de garante, Cuba seguirá brindando las facilidades necesarias y contribuyendo en todo lo posible al fin del conflicto que enfrenta a Bogotá y las FARC-EP, con modestia, discreción y profundo respeto a todas las posiciones, según precisó.

Por último, el mandatario felicitó a las partes, las que, dijo, han trabajado sin descanso, con seriedad y compromiso para lograr los avances anunciados hoy.

Quedan cuestiones pendientes de importancia, pero somos optimistas y estamos más convencidos que nunca que el futuro de Colombia será la paz, concluyó.

El enfrentamiento armado entre el gobierno colombiano y las FARC-EP data de más de medio siglo. Como consecuencia del mismo se estima que han muerto más de 200 mil personas, mientras que otras 45 mil están reportadas como desaparecidas.

Que este sea el último día de la guerra, deseo de las FARC-EP  

Ban Ki-moon y Timochenko3

La Habana, 23 de junio_ RAM_ Que este sea el último día de la guerra en Colombia, expresó hoy aquí el jefe máximo de las FARC-EP, Timoleón Jiménez, durante la ceremonia de firma de importantes acuerdos con el Gobierno de su país.

La nación colombiana dará la espalda a quienes la siguen convocando al holocausto, expresó ante presidentes y otras altas autoridades internacionales que se reunieron en La Habana para presenciar la firma de estos pactos, entre ellos el del cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo.

De acuerdo con Jiménez, está muy cerca de la firma del acuerdo que pondrá fin al conflicto y dará una paz estable y duradera a la nación sudamericana, la cual tendrá en ese hecho su mayor oportunidad para enfocarse en la justicia social.

Manifestó que la insurgencia está llamada en lo adelante a jugar un importante papel en aras de la paz, la reconciliación y el desarrollo del país, porque puede poner su infraestructura y recursos al servicio de las comunidades y sus necesidades.

Tras dedicar un momento a reconocer el valioso aporte a este proceso de paz del líder de la Revolución bolivariana de Venezuela, el fallecido presidente Hugo Chávez, el dirigente guerrillero afirmó que lo alcanzado este jueves es fruto de un diálogo serio entre las dos partes.

Necesitamos que en nuestro país se produzca una definitiva reconciliación, basta ya de la violencia, apuntó Jiménez, quien consideró que para alcanzar ese propósito se requiere una gran divulgación y concientización de lo pactado en La Habana.

Las FARC-EP completamos en mayo 52 años de resistencia guerrillera y hoy tenemos la paz más cerca que nunca, indicó.

Recordó que durante décadas se invirtieron miles de millones de dólares del presupuesto de la nación bajo el argumento del conflicto armado, pero en lo adelante esos recursos podrán destinarse a propósitos más sanos.

Al mismo tiempo, reconoció que nada se conseguirá fácil o rápidamente, por lo que los principales beneficiaros de los esfuerzos actuales serán las generaciones futuras, «por eso extendemos la mano a la juventud, que está llamada a construir el nuevo país».

Las FARC-EP y el Gobierno colombiano comenzaron a finales de 2012 las negociaciones que han tenido a Cuba y Noruega como países garantes, y a Chile y Venezuela como acompañantes.

Hasta el momento las partes han logrado acuerdos muy importantes respecto a la política de desarrollo agrario integral, la participación política, la solución al problema de las drogas ilícitas y las víctimas.

Los pactos de esta jornada están vinculados con temas claves para el fin del conflicto, y constituyen el principal avance realizado hasta el momento en el proceso.

Estados Unidos felicita a Colombia por acuerdo

 Santos y el Secretario de Estado de los Estados Unidos, John Kerry

Washington, 23 de junio_ RAM_ El gobierno de Estados Unidos felicitó hoy a Colombia por la firma de un acuerdo de cese el fuego bilateral definitivo con la guerrilla de las FARC-EP, con lo que se pondrá fin un conflicto armado de más de 50 años.

En un comunicado el secretario de Estado John Kerry felicitó al presidente Juan Manuel Santos y a su contraparte por la negociación de este hito y sus esfuerzos en curso para concluir un conflicto con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que ha afectado a su nación durante 52 años, la guerra de más larga duración en el hemisferio.

Kerry señaló que su país trabajará en estrecha colaboración con Bogotá para asegurarse de que los compromisos asumidos durante las negociaciones ofrezcan beneficios tangibles para los ciudadanos del país.

El jefe de la diplomacia estadounidense destacó los méritos del presidente Santos, quien, a su juicio, merece crédito por su coraje, liderazgo y compromiso inquebrantable con la paz.

Asimismo, reconoció el duro trabajo de los equipos de negociación y el papel constructivo desempeñado por Noruega y Cuba, que actuaron como garantes del proceso de paz.

Líderes mundiales presencian acuerdo para cese al fuego en Colombia  

La Habana, 23 de junio_ RAM_ El presidente cubano, Raúl Castro, recibe hoy a dignatarios y autoridades presentes aquí para la firma del acuerdo de cese al fuego bilateral y definitivo entre el gobierno de Colombia y las insurgentes FARC-EP.

En el salón de protocolo de «El Laguito», en el Palacio de las Convenciones, el jefe de Estado cubano dio la bienvenida oficial a su homólogo colombiano Juan Manuel Santos, a su par venezolano, Nicolás Maduro, así como a la chilena, Michelle Bachelet, el dominicano, Danilo Medina y el salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén.

Asimismo, el gobernante cubano conversó con Timoleón Jiménez, máximo líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), y la comitiva que le acompaña.

Igualmente, el mandatario caribeño recibió al secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, al canciller de Noruega, Borge Brende, al titular de la Asamblea General de la ONU, el danés Mogens Lykketoft y al del Consejo de Seguridad de esa organización, el francés Francois Delattre.

También fueron recibidos por Raúl Castro, los enviados especiales al proceso de paz colombiano, de Estados Unidos, Bernie Aronson, y el de la Unión Europea, Eamon Gilmore.

Las autoridades participarán en la firma del convenio entre las partes para el cese el fuego y de hostilidades bilateral y definitivo, así como para la dejación de las armas.

El gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC-EP iniciaron las conversaciones de paz en La Habana el 19 de noviembre de 2012 y desde entonces se lograron importantes acuerdos, como el de Política de Desarrollo Agrario Integral; «Participación Política», así como el que propone la «Solución al Problema de las Drogas Ilícitas» y el de atención a las «Víctimas».

Share Button