sábado junio 19 de 2021

Constitución que nos sirvió para la guerra, nos servirá para construir la paz, dice Santos y pide vía libre al plebiscito

04 julio, 2016 Política
El Presidente Juan Manuel Santos encabezó este lunes el acto conmemorativo de los 25 años de la promulgación de la Constitución Nacional de 1991. El acto fue en Rionegro (Antioquia), con la asistencia de los dignatarios de las Altas Cortes.

El Presidente Juan Manuel Santos encabezó este lunes el acto conmemorativo de los 25 años de la promulgación de la Constitución Nacional de 1991. El acto fue en Rionegro (Antioquia), con la asistencia de los dignatarios de las Altas Cortes.

 Rionegro, Antioquia, 04 de julio_ RAM_ El presidente Juan Manuel Santos encabezó este lunes en Rionegro, Antioquia, la conmemoración de los 25 años de la Carta promulgada por la Constituyente de 1991 y advirtió que esa “Constitución que nos sirvió para combatir la guerra, nos servirá para construir la paz”. Para cumplir este objetivo, Santos defendió una vez más los acuerdos logrados con las Farc en La Habana y reiteró su petición a la Corte Constitucional para que le dé vía libre al plebiscito.

El primer mandatario destacó previamente el papel de los magistrados como “pieza fundamental del andamiaje para obtener la paz”, y recordó “el voto de confianza a la Corte Constitucional realizado por la mesa de negociaciones de La Habana, como un “signo de apreciación” de su valor institucional, que engalana y estimula a la Corte, para luego enviarles un mensaje:

“No quiero sugerir, ni más faltaba, el sentido en que deben tomar las importantes decisiones que en este aspecto habrán de tomar. Solo quiero expresar que la búsqueda de la paz –como derecho y deber transversal y esencial en nuestra Constitución– tiene que ser ponderado con otros derechos como el de la justicia, el de la igualdad, el de la reparación, el de no repetición, por citar solo algunos”.

Santos proclamó que “es mejor un país en paz que un país en guerra” y dijo que debía enfatizar este aspecto “porque todavía hay quienes prefieren el uso de fuerza”, en clara referencia a los críticos del proceso de paz.

Al efecto advirtió que “los colombianos deben tener la certeza de que cada punto acordado en el proceso de paz tiene el espíritu de la Carta”.

Recordó que la Constitución de 1991 se hizo en uno de los momentos más difíciles, con violencia y narcotráfico”, cuando “el país estaba herido”, pero agregó que pese a estas circunstancias “pudo encontrar un camino para salvaguardar sus instituciones”.

Resaltó que “hace un cuarto de siglo nació una constitución para la paz, y hoy está naciendo una paz dentro de la constitución”.

“La Constitución de 1991 ganó la batalla de la paz. Estamos completando la tarea que nos trazamos hace 25 años”, dijo el jefe del Estado, quien además subrayó que ahora se realiza “esta conmemoración en un momento histórico para el país, cuando estamos poniendo punto final al conflicto”.

Igualmente advirtió que la Constituyente del 91 dio al país “una Constitución ampliamente pluralista” que permite a “todos podemos participar en nuestra democracia”.

Adicionalmente destacó la ley de tierras, ley para víctimas de violencia sexual, ley para personas en situación de discapacidad.

“25 años después somos un país mejor, con instituciones más fuertes, democráticas y eficaces”, dijo y complementó que ha sido “un convencido que el mejor programa de Gobierno es hacer cumplir lo que está escrito en la Constitución”.

Por eso proclamo que “esta Constitución que nos sirvió para combatir la guerra, nos servirá para construir la paz”, pues “todas las maneras de ver la vida tienen hoy cabida en nuestra Constitución”.

En particular destacó otro logro de la constitución del 91: La tutela y advirtió que esta ha sido instrumento clave para colombianos.

No obstante, subrayó que su mal uso puede menoscabar este gran avance democrático.

“La tutela ha sido un mecanismo muy positivo para los colombianos, pero la “tutelitis” –es decir, su exceso o mal uso– puede acabar por demeritar este gran avance de nuestra Carta, aparte de congestionar los despachos judiciales”, expresó Santo.

Igualmente indico que “tenemos claro que el Estado –en primer lugar– tiene que ser más eficiente ante los reclamos de los ciudadanos” y al respecto anotó que se deben adoptar políticas para evitar que los reclamos sean hechos únicamente mediante la tutela.

El hecho es que desde sus inicios se han interpuesto alrededor de 5 millones de tutelas y actualmente, según el jefe del Estado, “se pueden presentar unas 40.000 al mes”.

“Si tenemos en cuenta que cada vez que ustedes –y me refiero a todos los jueces– resuelven una acción de tutela a favor de un ciudadano, al menos hay cinco personas que están atentas a su resolución –el hermano, la mujer, el hijo–, podemos decir que unos 25 millones de personas han sido beneficiarias de su jurisdicción. La mitad de nuestra población”, puntualizó Santos.

Constitución para la paz

Así mismo, el Presidente Juan Manuel Santos consideró que la Constitución de 1991 ha sido calificada, de manera acertada, como un tratado de paz.

“A la Constitución de 1991 se le ha llamado, con visión, un tratado de paz, y sin duda lo fue. En ella terminó de sellarse la paz con el M-19, y fue además la puerta para que otros grupos armados como el EPL, el PRT, el Quintín Lame,   abandonaran también la ilegalidad y regresaran a la vida civil”, recordó.

El Jefe del Estado recalcó importancia de la norma fundamental para afrontar la guerra, pero recalcó que esta será aún más útil para la construcción de la paz.

“Esa Constitución que nos ha servido para enfrentar la guerra, nos servirá ahora mucho más, para construir la paz”, consideró el Mandatario.

Al hacer referencia al Acuerdo de Cese Bilateral del Fuego Bilateral y Definitivo suscrito el pasado 23 de junio en La Habana, el Presidente de la República subrayó lo que implica que las Farc hayan aceptado ceñirse a la Constitución Política.

“La firma del punto del fin del conflicto que se realizó el pasado 23 de junio tiene, además, un gran simbolismo: la mayor organización ilegal de nuestra historia –no derrotada, aunque sí diezmada, militarmente– aceptó dejar las armas para someterse al imperio de la Constitución y de la ley, bajo el amparo de las instituciones”, expresó.

Así mismo, atribuyó una importancia capital a lo pactado en Cuba para garantizar los derechos de los colombianos.

“La mayor garantía de protección de los derechos de los colombianos –quién lo duda, quién lo puede dudar– es que logremos la paz. De ahí la trascendencia del acuerdo que se firmó el 23 de junio en La Habana, que nos debe llevar en breve, en breve término al Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera”, manifestó.

El Presidente Juan Manuel Santos recordó la coyuntura compleja en la que se promulgó la Constitución de 1991 y otorgó capital relevancia al papel desempeñado por los jóvenes en la consecución de ese propósito.

“La Constitución de 1991 se hizo en uno de los momentos más difíciles de nuestra historia republicana, con la violencia exacerbada y el narcotráfico convertido en una amenaza a la seguridad nacional”, recordó

En esa medida, relató que en aquel entonces “fueron los jóvenes los que tuvieron la visión de entender la trascendencia del momento y promovieron el proceso que llevó a la Constitución de 1991”.

Para terminar, el Presidente Juan Manuel Santos destacó: “Ahora también estamos superando momentos de adversidad, y queremos hacerlo nuevamente de la mano de los jóvenes, porque la paz que buscamos es precisamente para ellos, para las nuevas generaciones de ciudadanos”.

El evento contó con la asistencia del expresidente César Gaviria Trujillo, y los expresidentes de la Asamblea Nacional Constituyente, Antonio Navarro Wolff y Horacio Serpa Uribe, además del Gobernador de Antioquia, Luis Pérez y el Alcalde de Rionegro, Andrés Rendón, y los dignatarios de las Altas Cortes.

Share Button