miércoles junio 16 de 2021

El paro de camioneros se mantiene

02 julio, 2016 Económicas

Representantes de los Transportadores

Sigue en manos de los camioneros continuar las conversaciones con el Gobierno para levantar el paro que ya completa 26 días, ellos reiteran que continúan la negociación hasta tanto liberen a los colegas que fueron detenidos por la Policía.

Los transportadores califican la detención de sus compañeros como un falso positivo, «nos quieren presionar para que aceptemos cualquier arreglo con un falso positivo, es un trabajador que lo cogieron acostado en el hotel», señaló uno de los transportadores.

Sin embargo, el ministro de transporte Jorge Rojas les hizo un llamado para continuar los diálogos, «no podemos seguir estancados debemos retomar las negociaciones, seguiré esperando a que los transportadores retomen».

Esta suspensión es por el caso de Benito Ríos un camionero que fue capturado en la noche de este viernes. A esta hora la fiscalía lo interroga en Aguachica -Cesar- para determinar si lo presenta a un juez o lo deja libre.

Según Carlos Javier Gutiérrez, fiscal delegado para dialogar este sábado con los camioneros que participan en el paro desde hace 27 días, se someterá a un análisis el caso de un manifestante que está involucrado en un delito grave, pues en el municipio de Aguachica lesionó a un patrullero.

Así concluyó el encuentro entre los camioneros y las autoridades judiciales, reanudado a las 3 de la tarde, luego de 7 horas durante las cuales, los participantes de la protesta se negaron a entrar al recinto donde los esperaban los funcionarios de la justicia y el Ministro de Transporte.

A estas horas, el jefe de la cartera de Transporte, Jorge Eduardo Rojas, permanece atento a la decisión de los manifestantes, de encontrarse o no para continuar la negociación de un acuerdo que permita avanzar para conjurar el paro, pues durante el día, no se reunieron con él.

Sin embargo, Rojas se mostró complacido de que al menos hayan conversado con las autoridades judiciales, teniendo en cuenta que una de las inconformidades de los voceros de los camioneros es que sienten que no hay garantías de seguridad, pues alegan que han sido maltratados por la Fuerza Pública, y señalaron que “con uno solo que esté detenido” no se reunirán.

El Ministro indicó que el país no puede seguir inmerso en un paro. «Esto ha avanzado tanto que no se puede echar para atrás. No obstante, agregó que el tema de la Fiscalía y de las capturas, es algo en lo que no puede intervenir la autoridad del transporte que tiene a disposición 30 funcionarios para continuar los diálogos.

La petición del Ministro fue a ‘la sensatez’, toda vez que “Para nadie es un secreto que ha habido actos vandálicos, se están agrediendo entre transportadores, camioneros agrediendo a camioneros”. También indicó que “no puede ser que no nos sentemos para tratar de solucionar la problemática de los transportadores. Acá estamos esperándolos”.

Este sábado, el Consejo Nacional Gremial se manifestó sobre el paro e indicó que el interés general debe primar sobre el particular.

“Por eso el órgano gremial condena el cierre de vías y las acciones violentas que han debido enfrentar algunos transportadores que han decidido continuar con sus actividades (…) el Consejo Gremial Nacional reitera que la movilización pacífica es un derecho constitucional que el Estado colombiano debe garantizar y respetar”, indica comunicado.

Una larga protesta

Aunque el paro camionero no ha generado dificultades mayores de orden público en las 40 concentraciones que se mantienen en el país durante los 27 días que completan las protestas, los altos precios y la disminución de la llegada de alimentos a las principales centrales de abasto empieza a generar preocupación en las grandes capitales.

Antioquia es una de las regiones más afectadas. De acuerdo con la senadora Paola Holguín, en el departamento está inmovilizado el 90 por ciento del transporte de carga. Sin embargo, para Luis Orlando Ramírez, director ejecutivo de la Asociación de Transportadores de Carga (ATC), la cifra es cercana al 98 por ciento.

Los efectos ya son palpables. En la Central Mayorista, uno de los principales centros de abastos de la región, en Itagüí –y donde se compran la mayoría de los alimentos que se consumen en Medellín–, la entrada de alimentos provenientes del sur de Colombia ha disminuido entre un 12 y 15 por ciento en los últimos días. Escasea la cebolla, la papa capira, el tomate y el ajo.

Además, se calcula que hay cerca de 4.500 toneladas de alimento que no han podido entrar a Medellín, lo que se ha visto reflejado en cerca de un 80 por ciento de pérdidas para algunos comerciantes del sector.

Cali también sintió un campanazo de alerta: para el jueves en la Central Mayorista de Cavasa, que surte a la ciudad, se esperaba el ingreso de 3.100 toneladas de alimentos, pero llegaron 1.987.

Share Button