domingo junio 20 de 2021

‘Yo quiero ser’, un proyecto escolar con licencia para soñar

‘Yo quiero ser’, un proyecto escolar con licencia para soñar

Por Paula Andrea Fuentes 

Fotos Juan Pablo Duarte

 En el colegio Juana Escobar de San Cristóbal, 246 pequeños estudiantes tienen sueños de gigantes y 10 maestras se han propuesto ayudarlos a cumplirlos. Conozca esta historia donde el secreto es la felicidad. ¿Qué quieres ser cuando seas grande? Es una pregunta que a todos nos han hecho cuando somos niños: astronauta, policía, médico, cantante… las opciones, así como las respuestas, son innumerables. Por eso, en el colegio Juana Escobar, un grupo de maestras se dedica a explorar las habilidades y gustos de las niñas y niños para ayudarlos a construir un proyecto de vida que pase del dibujo a la realidad.

“Yo quiero ser enfermera para mejorar a los pacientes”, dice María José Aroca. Solo tiene 5 años, pero habla con voz resuelta. “Es que quiero hacer todo lo que hace ella”, dice la pequeña mientras señala a Laura Castiblanco, una estudiante de medicina que hoy visita el colegio Juana Escobar para enseñarle a ella y a sus compañeritos, todo lo que sabe hacer un médico.

Junto a Laura, actrices, poetas, enfermeros, chefs y cantantes caminan por los pasillos y salones del colegio. Todos están allí para ser parte de ‘Yo quiero ser’, el proyecto que integra las dimensiones del conocimiento y el desarrollo personal para orientar y trazar, a largo plazo, los proyectos de vida de los 246 estudiantes de este colegio de la localidad de San Cristóbal.

‘Yo quiero ser’, un proyecto escolar con licencia para soñar2

Con su estetoscopio, Laura Castiblanco le explica a María José y a los otros niños para qué sirve aquel instrumento médico. Luego invita a un asistente a pasar al frente para que se siente en la camilla y le ayude a mostrar al público cómo usarlo. El voluntario elegido es el pequeño Jean Pierre Gómez de 6 años, y aunque su piel cambia de color cuando la doctora Laura explica cómo se aplica una inyección, sale feliz de la actividad.

“Estuvo chévere (…) de todas maneras yo lo que quiero ser es deportista para ser grande y poderoso”, comenta mientras se dirige hacia el otro salón donde lo espera Mari Carmen Regalado y Luisa Pinzón, actriz y poeta, respectivamente, que esperan pacientes a responder todas las inquietudes de estos pequeños con sueños de gigantes.

‘Yo quiero ser…’

“A través de la experiencia en el aula notamos que muchas de las familias de nuestros niños no tienen proyección clara sobre el futuro de sus hijos, y eso afecta mucho a los pequeños, especialmente en su autoestima”, explica la profesora Yenny Zoraida Roa, una de las 10 docentes que desde 2010 lideran esta iniciativa.

Por eso, decidieron crear un proyecto integrador que les permitiera construir herramientas y espacios de aprendizaje para formar “personas seguras de sí mismas, capaces y con la determinación de alcanzar sus metas sin importar los inconvenientes que se presenten”, como cuenta la maestra.

Juana_Escobar

Dirigido a los estudiantes de ciclo 1 (grados transición, primero y segundo de primaria, jornada mañana), ‘Yo quiero ser’ parte de la orientación temática en las diferentes dimensiones sobre los oficios y profesiones para fortalecer en los estudiantes el proceso comunicativo, desarrollar habilidades de lectoescritura, incrementar el uso de la oralidad, reforzar la autoestima y hacer más partícipes a los padres de familia en el proceso de aprendizaje de sus hijos.

“El proyecto es transversal, por eso lo podemos abordar en todas las clases, desde artes pasando por español y llegando a matemáticas. Esto hace que los temas sean más llamativos para los niños y que, además, despierte en ellos curiosidad por alguna profesión, lo que los lleva a investigar, explorar y afianzar sus habilidades. Puede que no parezca algo trascendental, pero si desde pequeños ayudamos a los niños a ir filtrando sus gustos, seguramente cuando sean grandes van a tener más claro lo que desean hacer con su futuro”, comenta Yenny.

Diferentes actividades culturales y deportivas se suman a este proceso con el fin de que los niños conozcan, de mano de los adultos, el mundo que los espera y las labores que en él pueden ejercer. Dentro de ellas, se cuenta ‘La Feria de las Profesiones’, donde los estudiantes tienen la oportunidad de compartir con invitados que llegan a su colegio para contarles de que se trata su profesión.

“Me gusta venir a esta feria a mostrarles a los niños a lo que me dedico. No paran de preguntar y eso es algo muy lindo. Además, ellos pueden ver que con dedicación y esfuerzo pueden ser lo que les guste cuando sean grandes”, comenta Fernanda Ayala, chef y una de las invitadas de honor a esta feria donde compartió con los niños su receta secreta para preparar deliciosos cupcakes.

Juana_Escobar2

A esta gran celebración, también fueron invitados las madres y padres de familia de esta comunidad educativa que, además de compartir su profesión con los niños, también realizaron exposiciones donde contaron la historia de vida de sus pequeños hijos.

“Es la primera vez que una profesora de mi hija me pone a hacer este tipo de cosas, pero me ha gustado mucho porque me acerca más a ella. Uno a veces no dice suficientes veces lo mucho que uno los quiere, y por eso venir aquí a contarle a sus compañeritos cómo llegó a nuestras vidas y por qué es importante para todos, es muy bonito para todos”, comenta Víctor Monroy, padre de Melanie quien hoy, junto con su esposa, Paola Gómez, sacó tiempo de sus actividades diarias para compartir tiempo con su pequeña.

Es precisamente por este tipo de comentarios y encuentros por los que ‘Yo Quiero Ser’ cobra sentido y vale la pena para las docentes que lo lideran pues, para ellas, el afecto es decisivo a la hora de formar niños felices, porque crecer sin ideales es como perder las alas antes de volar. 

Un segundo hogar para grandes, pequeños y pequeñitos

Yenny Roa, Sandra Uribe, Flor María Sabogal, Tilcia Piracoca, Alix Sandoval, Elsa Álvarez, María Isabel Castiblanco, Alejandra Gil, Fernanda Gómez y Liliana Cárdenas son las docentes detrás de este proyecto que dibuja sueños, traza metas y transforma realidades.

Juana_Escobar3

Sin importar las dificultades del entorno y el intenso frío que se siente en esta institución educativa, estas 10 maestras, lideradas por su coordinador Orlando Moreno, día tras día llegan a su salón de clase con la firme convicción de hacer del mundo un lugar de sueños a través de lo que mejor saben hacer: enseñar.

Vocación, pasión, entrega, creatividad, paciencia, dedicación, son algunas de las palabras que estas maestras utilizan a la hora de describir su profesión que, sin dudarlo, escogerían una y otra vez.

“De lo más bonito de esta profesión está el ejercicio de aprender y desaprender, porque los maestros debemos olvidar a veces lo que sabemos para construir el conocimiento con nuestros estudiantes y aprender de sus contextos, formas de vida y curiosidades”, comenta una de las docentes que, como sus colegas, coincide en señalar que el Juana Escobar se ha convertido para todos en su segundo hogar.

Seguir trabajando por hacer inolvidables y felices los primeros años de la vida de sus estudiantes, es el objetivo de estas docentes que esperan que, en un par de años, esos mismos pequeños que tuvieron en su salón de clase regresen para contarles sus triunfos como médicos, policías, artistas y por qué no, astronautas. No interesa que el plan inicial cambie, lo importante es implantar el sueño para que germine y se haga realidad.

Share Button