sábado julio 24 de 2021

Caterine Ibargüen ratificó su calidad y se llevó el oro Olímpico en el salto triple

14 agosto, 2016 Atletismo, Deportes

Caterine Ibargüen durante la prueba final del salto triple, en Río 2016

Río de Janeiro, 14 de agosto_ RAM_ ¡Orgullo nacional! La atleta colombiana Caterine Ibargüen se baña de oro en los Juegos Olímpicos de Río 2016 y consigue la segunda medalla dorada para Colombia en las justas.

Una medalla de plata en Londres 2012, fue el logro que invitó a soñar a todos los colombianos con una medalla de oro en las olimpiadas de Río 2016 en salto triple, un antecedente que habla del excelente trabajo de Caterine de cara a su lucha dorada.

La colombiana ocupó el tercer lugar en su primer salto con 14.65 m por debajo de Olga Ryoakova que obtuvo 14.73 m y la estadounidense Keturah Orji que tuvo un puntaje de 14.71m

Ya en la segunda ronda la colombiana impuso su marca ubicándose en la primera posición con un salto de 15.03 m.

El carisma la alegría y la tranquilidad de la atleta antioqueña fue el condimento para consagrarse con la medalla de oro.

El tercer salto de Ibargüen fue de 14.38 m, manteniendo el primer lugar con el salto de los 15.03 m.

Al cierre de los tres saltos, Caterine Ibargüen era la única atleta que sobrepasaba los 15 metros, el segundo lugar lo ocupaba entonces la venezolana Yulimar Rojas con 14.87 m.

En la cuarta salida de las atletas, Yulimar metió presión con un salto de 14.98, reto que la colombiana respondió y sobrepasó logrando una marca de 15.17m.

Al inicio de la quinta salida la venezolana se mantenía con la medalla de plata y en esta penúltima ronda logró un salto de 14.66 m y la antioqueña saltó 14.76 m.

Oro: Caterine Ibargüen 15.17m

Plata: Yulimar Rojas 14.98 m

Bronce: Olga Ryoakova 14.74 aseguró en su última salida el bronce

No quedó duda de que Caterine Ibargüen es la mejor del mundo en el salto triple. Lo viene demostrando desde Londres 2012, cuando se le escapó la medalla dorada y se tuvo que conformar con la plata. Hoy, Río 2016 le entrega la presea que se merece, la de oro, tras registrar una marca de 15,17 metros y superar a la venzolana Yulimar Rojas, quien con 14,98 se llevó la plata.

En su primer intento, saltó 14,65, no fue el mejor registro. Pero en el segundo se repuso e impuso 15,03, con lo que se ganó el derecho a competir de última en la ronda final.  Culminó la fase inicial con 14,38.

Ya en el camino final hacia el oro, en la última ronda del salto triple, la campeona olímpica no se dejó intimidar por el 14,98 que realizó la venezolana Yulimar Rojas y respondió con un contundente 15,17.

Previo a los presentes Juegos Olímpicos, la antioqueña encadenó 34 victorias consecutivas en los últimos cuatro años, que la llevaron a coronarse campeona de las ligas de Diamante de 2013, 2014 y 2015, además de los mundiales de Moscú 2013 y Pekín 2015. Su única derrota fue el 5 de junio pasado, en Birmingham, Inglaterra, cuando terminó segunda detrás de la kazaja Olga Rypakova, quien fue justamente la que le ganó el oro en Londres 2012.

La múltiple campeona en la Liga Diamante le dio a Colombia su cuarta medalla de oro olímpica. Las anteriores, María Isabel Urrutia (halterofilia) en Sídney 2000, Mariana Pajón (BMX) en Londres 2012 y Óscar Figueroa (halterofilia) en los presentes Olímpicos.

El cubano Ubaldo Duany, entrenador de Caterine, está feliz porque la estrategia que planeó para que la atleta colombiana, que pretendía obtener el pico de rendimiento en este mes, funcionó a la perfección.

“El oro olímpico sería la cereza en el pastel para mi carrera”, le dijo la Atleta nacida en Apartadó el 12 de febrero de 1984, cuyos 1,85 metros de estatura y 70 kilogramos de peso jamás pasan desapercibidos.

“Caterine es una atleta que ha vivido todo el proceso deportivo que necesita una persona para llegar al alto rendimiento. Una niña que a los 12 o 13 años fue descubierta por el técnico Wílder Zapata en un programa de talentos que la Liga de Atletismo de Antioquia tenía en la zona de Urabá. Fue llevada a Medellín a los 15 años y en la prueba del salto alto, ella empezó a jugar con el atletismo. Y con la entrenadora que se le trajo para que puliera su talento, la cubana Regla Sandino, logró clasificaciones a Mundiales y Juegos Olímpicos”, explicó el dirigente paisa Julio Roberto Gómez, hoy miembro de la comisión técnica de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF).

Increíblemente no fue la abanderara de Colombia para estas olimpiadas por temas comerciales. Y es que por Ibargüen se pelean distintas compañías internacionales para que sea su imagen, mientras incursiona en el diseño la ropa deportiva. Una empresaria dorada. Le han hecho ofertas para que, al retirarse, asuma el deporte desde la parte directiva, pero su sueño es con ejercer la enfermería.

Caterine Ibargüen escribe una nueva historia dorada para el país. Su oro es la cuarta medalla de la delegación colombiana en Río 2016, después de las preseas de plata que ganaron Yuri Alvear y Yuberjén Martínez, además del oro de Óscar Figueroa.

Este día fue inolvidable para Colombia, porque gracias al oro conquistado por Caterine Ibargüen en el salto triple, segundo en estos Juegos Olímpicos, se superó en medallas de oro y en las posiciones generales por países, lo conquistado en Londres 2012, cuando aún quedan siete días de competencias.

Además, la épica actuación de la atleta antioqueña cierra un día glorioso que había abierto el boxeador Yuberjen Martínez hacia el mediodía, con la conquista de su medalla de plata, en los 48 kilogramos, lo que elevó a cuatro preseas la conquista nacional en estos Juegos, luego del oro de Oscar Figueroa, en pesas, y Yuri Alvear, en judo.

Estadio lleno. 45.000 personas observando. El principal objetivo para ver era Usain Bolt. Se corría la prueba reina del atletismo, los 100 metros planos, pero al mismo tiempo, toda Colombia estaba expectante, algunos también por el jamaiquino, pero los más de 40 millones de colombianos esperaban el triple salto de la morocha que cautiva con su sonrisa.

COLP_115666_2b896

En la víspera, la ‘negra’ había saltado con autoridad. Con un solo salto en la clasificación, de 14 metros con 51 centímetros, se instaló en la final, mientras otras rivales buscaban un cupo entre las 12 finalistas, entre el grupo que buscaría un lugar en el podio, aunque todas sabían que ella ya tenía un escalón por delante de todas. Era la favorita natural. Es la mejor del mundo, actual bicampeona orbital.

Una docena de atletas se presentaron para la final. Todas debían saltar y la última en hacerlo era ella. La favorita. La número uno del mundo. El sistema de competencia ordena tres saltos iniciales y cuando todas cumplen con esa cifra, hacen un corte. Cuatro quedan afuera y ocho entran a la disputa por las medallas, con tres saltos más, para seis en total.

COLP_115664_aff22

Una a una fueron saltando. El primer gran registro fue de la estadounidense Keturah Orji, con 14 metros y 71 centímetros. Pero su saltó lo bajó la campeona olímpica de Londres, la kazaja Olga Rypakova. Y el tercer registro de la primera ronda de saltos fue para la colombiana, quien tuvo que esperar una semifinal paralela de Usain Bolt para emprender su carrera al salto. Una distancia de 14,65 metros la puso en la pelea por las medallas.

La segunda rueda no fue buena para sus rivales. Rypakova hizo 14,49 y Orji tuvo salto nulo. Eso lo aprovechó la antioqueña, que dio el primer golpe de autoridad, superó la barrera de los 15 metros por segunda vez en la temporada, saltó 15,03 y pasó a liderar la competencia. Se empezó a ganar el oro, cuando se venía el corte para seleccionar a las ocho mejores.

COLP_115669_784fa

En el tercer intento de las 12, la que sacó chapa para estar en el podio fue la venezolana Yulimar Rojas, quien saltó 14,87 y pasó a escoltar a la hija de Apartadó. Rypakova hizo 14,52 y seguía tercera. La dueña de la sonrisa más famosa de Colombia fue la encargada de cerrar el corte con un 14,38, pero el 15,03 seguía mandando la parada.

A la final para los últimos tres saltos clasificaron la griega Paraskevi Papahristou, la israelí Nanna Knyazyeva, la portuguesa Patricia Mamona, la jamaiquina Kimberly Williams, la estadounidense Keturah Orji, la kazaja Olga Rypakova, la venezolana Yulimar Rojas y la bicampeona mundial colombiana, Caterine Ibargüen.

El cuarto salto, para las ocho finalistas comenzó con brincos normales, en el promedio de los tres iniciales, hasta que llegó el turno de Yulimar, la venezolana presionó a la colombiana porque saltó 14 metros con 98 centímetros y como estar bajo presión es la mejor motivación para la paisa, el oro se acercó aún más porque su salto marcó 15 metros y 17 centímetros, la mejor marca de la temporada en el triple salto.

COLP_115668_030fb

Para el quinto intento, de la cuarta  a la octava todo siguió sin novedades y siempre se esperaban a las tres mejores: Rypakova, Rojas e Ibargüen. La kazaja mejoró un centímetro su marca: 14,74 metros. La venezolana se reportó con 14,66 y la colombiana mostró una gran performance con 14,76. Tres veces había superado el mejor registro de la defensora de la medalla de oro, Olga Rypakova.

Y el salto final llegó. Las cinco primeras en hacerlo, como fue costumbre, no la pusieron en riesgo. Rypakova no superó su mejor marca, por lo que se quedó con el bronce y dejó el duelo entre la venezolana y la colombiana. Yulimar Rojas saltó 14,95 y con ese resultado Caterine ya era oro. Ya era campeona olímpica, con un salto por cumplir.

COLP_115652_338fd

Caterine tomó carrera, todo el estadio la observaba, mientras aguardaban por la salida de Bolt y compañía. La negra levantó sus brazos, empezó a aplaudir y todo el estadio la acompañó, en medio de las palmas emprendió la carrera, zancada tras zancada el público hizo más ruido, llegó a la tabla de batida, pisó en el espacio permitido, dio el primer salto, luego el segundo y en el tercero voló por la gloria, voló por el oro, registró 14,80 metros y con el 15,17 del cuarto intento se colgó la medalla. Se convirtió en la reina del atletismo colombiano.

Una vez más Caterine demostró que es la mejor del mundo. Completó un ciclo olímpico perfecto, con dos títulos mundiales, tres coronas de la Liga Diamante, oro en los Juegos Centroamericanos Veracruz-2014, oro en los Juegos Panamericanos Toronto-2015 y oro en los Juegos Olímpicos Rio-2016. No hay duda, es la mejor del mundo y es colombiana.

Primer salto:

Olga Rypakova (KAZ) 14.73

Keturah Orji (USA) 14.71

Patricia Mamona (POR) 14.39

Kimberly Williams (JAM) 14.33

Hanna Knyazeva (ISR) 14.25

Yulimar Rojas (VEN) 14.32

Paraskevi Paparhistou (GRE) 14.26

Anna Jagaciak (POL) 14.07

Kristin Gierish (ALE) 13.65

Kriistina Makela (FIN) X

Susana Costa (POR) X

Catherine Ibargüen (COL) 14.65

Segundo Salto

Olga Rypakova (KAZ) 14.49

Keturah Orji (USA)  X

Patricia Mamona (POR) 14.14

Kimberly Williams (JAM) 14.48

Hanna Knyazeva (ISR) 14.39

Yulimar Rojas (VEN) X

Paraskevi Paparhistou (GRE) 14.19

Anna Jagaciak (POL) X

Kristin Gierish (ALE) 13.96

Kriistina Makela (FIN) 13.95

Susana Costa (POR) X

Catherine Ibargüen (COL) 15.03

Tercer salto

Olga Rypakova (KAZ) 14.52

Keturah Orji (USA)  X

Patricia Mamona (POR) 14.45

Kimberly Williams (JAM) X

Hanna Knyazeva (ISR) 14.32

Yulimar Rojas (VEN) 14.87

Paraskevi Paparhistou (GRE) X

Anna Jagaciak (POL) 13.84

Kristin Gierish (ALE) X

Kriistina Makela (FIN) 13.70

Susana Costa (POR) 14.12

Catherine Ibargüen (COL) 14.38

Cuarto salto

Paraskevi Paparhistou (GRE) 14.04

Hanna Knyazeva (ISR) 14.68

Patricia Mamona (POR) 14.42

Kimberly Williams (JAM) 14.38

Keturah Orji (USA) 14.50

Olga Rypakova (KAZ) 14.20

Yulimar Rojas (VEN) 14.98

Catherine Ibargüen (COL) 15.17

Quinto salto

Paraskevi Paparhistou (GRE) 13.99

Hanna Knyazeva (ISR) X

Patricia Mamona (POR) 14.65

Kimberly Williams (JAM) X

Keturah Orji (USA) 14.40

Olga Rypakova (KAZ) 14.74

Yulimar Rojas (VEN) 14.66

Catherine Ibargüen (COL) 14.76

Sexto salto

Paraskevi Paparhistou (GRE) 13.81

Hanna Knyazeva (ISR) 14.33

Patricia Mamona (POR) 14.59

Kimberly Williams (JAM) 14.53

Keturah Orji (USA) 14.39

Olga Rypakova (KAZ) 14.58

Yulimar Rojas (VEN) 14.95

Catherine Ibargüen (COL) 14.80

Share Button