viernes julio 30 de 2021

Colombia en los Olímpicos (12): Barcelona 1992

03 agosto, 2016 Deportes
Ximena Restrepo (324) se dirige a la obtención del bronce en los 400 metros planos de los Juegos Olímpicos Barcelona 1992.

Ximena Restrepo (324) se dirige a la obtención del bronce en los 400 metros planos de los Juegos Olímpicos Barcelona 1992.

Los Juegos Olímpicos Barcelona 1992 fueron la primera muestra del estilo de administración del español Juan Antonio Samaranch, quien en la justa demostró sus intenciones de revolucionar el movimiento olímpico.

Para la ocasión se remodeló completamente el Estadio de Montjuic (ahora Estadio Olímpico) y se construyeron numerosos pabellones deportivos, el más emblemático de ellos el Palau Sant Jordi.

Los Juegos de Barcelona batieron records de organización: participaron 10.000 atletas, de 165 comités olímpicos nacionales; se construyó una Villa Olímpica para 15.000 personas (el alojamiento de los atletas fue gratuito por primera vez en la historia olímpica), y 3.500 millones de personas vieron por televisión las ceremonias de apertura y clausura, entre otros avances, frente a las anteriores celebraciones.

También, la Sudáfrica de Mandela fue recibida de nuevo en la escena internacional, luego de un antiguo veto por razones de la segregación racial y Alemania compitió como un país unificado luego de la caída del muro de Berlín en 1989. Incluso Afganistán participó en la ceremonia inaugural, a pesar de no tener ningún atleta preparado para competir en los juegos.

Por Colombia, 86 atletas

Colombia llegó a los Juegos Olímpicos Barcelona 1992, con un total de 86 personas discriminadas así:

Jefe de Misión: Luis Alfonso Muñoz; jefe de Disciplina: Rafael Lloreda; tesorero: Jaime Arenas; Director Técnico: Mario Urrego, y periodista: Alfredo Carreño.

Arquería: María Victoria Echavarría.

Atletismo: Ximena Restrepo, Hérder Vásquez, Carlos Mario Grisales, Norfalia Carabalí y Héctor Moreno. Boxeo: Luis Retayud, Jesús Salvador Pérez y Edwin Cassiani. Ciclismo: John Jaime González, José Julián Velásquez, Alberny de Jesús Vargas, Esteban López, Fernando Sierra, José Robles, Libardo Niño, Héctor Iván Palacio y Edgar Ruiz (suplente ruta).

Ecuestres: Juan Carlos García, Manuel Guillermo Torres y Hugo Fernando Gamboa.

Esgrima: Juan Miguel Paz y Mauricio Rivas.

Fútbol: Miguel Calero, Faryd Mondragón, José Fernando Santa, Robeiro Moreno, Víctor Hugo Marulanda, Giovanni Cassiani, Diego León Osorio, Jorge Hernán Bermúdez, Herman Gaviria, Gustavo Restrepo, Harold Lozano, Víctor Hugo Pacheco, John Jairo Mejía, John Wilmar Pérez, Faustino Asprilla, Iván René Valenciano, Víctor Hugo Aristizábal, Jairo Calanche Zulbarán, Omar Darío Cañas y Carlos Uribe.

Pesas: Roger Berrío, Eyne Acevedo, Álvaro Velasco, Horacio Villegas y Carlos Arturo David.

Lucha: Romelio Salas.

Natación: Alejandro Bermúdez.

Tiro: Bernardo Tobar y Hernando Barrientos.

Llegada de los 400 metros planos, desde otro ángulo. La francesa María José Perec, ganadora del oro, y la colombiana Ximena Restrepo, bronce.

La epopeya de Ximena Restrepo

La colombiana Ximena Restrepo, en el podio de Barcelona 1992.

Exactamente una semana después de haberse iniciado las justas, el sábado 1º de agosto, se empezó a escribir otro de los brillantes capítulos de Colombia en la máxima cita universal del deporte. Su protagonista: la antioqueña Ximena Restrepo Gaviria, quien, con el número 324, por el carril uno de la serie dos tomó parte en la ronda preliminar de los 400 metros planos. Fue segunda, detrás de la estadounidense Natasha Kaiser, con un tiempo de 52.34. Su compatriota Norfalia Carabalí fue quinta y también avanzó.

El domingo 2 de agosto, en los cuartos de final, por el carril tres, Ximena hizo el mejor de todos los registros, con 50.63, mientras que Norfalia también pasó a la siguiente etapa, con 51.65, tiempo 12, entre 16. En ese momento, las dos colombianas ya habían logrado una doble hazaña en la historia de nuestro deporte.

El lunes 3 de agosto, a Ximena le correspondió la misma serie de finalmente campeona, la francesa Marie-José Perec, quien ganó con 49.48, a 35 centésimas de la marca mundial. Restrepo fue segunda, empatada con la rusa Olga Brygzina, con 49.76, primera suramericana en la historia en bajar de 50 segundos, por lo tanto, nueva marca del área. En cambio, Norfalia Carabalí estableció, 51.75, el tiempo trece, y sólo había cupo para ocho en la gran final.

Tras el sorteo de los ocho carriles, los números 3, 4, 5, 6 quedaron reservados para los cuatro tiempos estelares, entre ellos el de la talentosa colombiana, a quien le correspondió el andarivel seis.

La colombiana Ximena Restrepo, en el podio de Barcelona 1992.

 Una hazaña con visos épicos

Llegó la fresca noche del martes 4 de agosto, día señalado. Ante 64 mil espectadores, 5.000 periodistas y millones de televidentes de los cinco continentes aparecieron por primera vez una colombiana para disputar los honores en los 400 metros planos. Angustia, inquietud, ansiedad, nervios, todas las sensaciones del ser humano dejadas a un lado de la pista, para ir en busca de la gloria. ¡¡¡Pistoletazo!!! Parten ocho ilusiones. Ximena Restrepo, siempre con la referencia de la francesa Perec, que iba por el carril ocho. Última curva. La antioqueña va de quinta. Sigue aflojando a cien metros, pero en una distancia tan corta, también hay capacidad de reacción.

A 80 metros era incierta la posibilidad de la medalla, porque seguía de quinta. De pronto, el mundo fue testigo de su memorable explosión, para recomponer el andar. No corría, flotaba; sólo así pudo situarse de cuarta, luego de tercera. A 20 metros de la raya hizo un maravilloso remate que la llevó a conservar la posición. Sacó el pecho para cruzar la meta, lo demás no contaba. Todas las sensaciones se volvieron a apoderar de ella. Por eso, lo primero que hizo fue dirigir la mirada hacia el tablero electrónico, para comprobar que no era un pálpito. Efectivamente, no lo era, porque el 49.64 en el tercer renglón pertenecía a Ximena Restrepo Gaviria, de Colombia. Por cuarta vez superaba su propio registro en los Juegos Olímpicos. Coincidencias de la vida, con exactitud suiza, el 5 de agosto de 1991, al otro lado del Atlántico, había alcanzado la medalla de plata en los 400 metros lisos en los Juegos Panamericanos La Habana 1991.

La medalla de bronce de la paisa fue la primera en la rama femenina que obtuvo una mujer colombiana y suramericana en la historia de las justas, en pista, y la sexta de Colombia en Olímpicos.

Share Button