domingo febrero 28 de 2021

“Estoy hecha de sueños, de decisiones, de trabajo duro, de felicidad”: Mariana Pajón

19 agosto, 2016 Ciclismo, Deportes

Lágrimas de felicidad de Mariana Pajón, en lo más alto del podio de Río 2016.

 Río de Janeiro, 19 de agosto_ RAM_ No podía ser mejor el cierre de la presencia colombiana en los Juegos Olímpicos Rio-2016. La colombiana Mariana Pajón Londoño confirmó que es la mejor del mundo en el BMX. Ganó la segunda medalla de oro olímpica y es la compatriota más ganadora de todos los colombianos.

Pero su clave, más allá de lo deportivo, de la preparación, del talento y la dedicación, es el apoyo de los colombianos, el saber que todo el país le envía las mejores energías, esas que ella sabe recibir para volverse enorme y demostrar en la pista de los grandes eventos que en el BMX no tiene rival. Es la mejor.

Y con todo ese valor que tiene la antioqueña, su humildad alcanza a llegar a los mismos niveles de sus logros deportivos, e incluso los supera, porque siempre deja claro que antes de las competencias la concentración le impide hablar con los medios, pero después los reconoce como parte de su equipo de trabajo. Ella es la gran Mariana Pajón Londoño.

– ¿Cuál es el sentimiento con su segundo oro olímpico?

Feliz, una era impresionante, dos ya es enorme, es de mucho esfuerzo, de tomar la determinación de luchar por algo y son cuatro años, un capítulo nuevo que queríamos cerrar así.

– ¿Cómo vivió la carrera final?

Fue muy buena, estuve muy contundente, quería desde la primera manga hacer lo mejor, llegué en mi 100 %, estaba demasiado bien preparada, me esforcé muchísimo, estuve contra la corriente mucho tiempo y aquí todo fluyó para el oro.

– ¿Se imaginó que iba a ser tan contundente?

Así lo había visualizado, un triunfo contundente. Una vez llegué y vi la tribuna llena, me mentalicé más, quería estar en el podio, esa afición era como correr en un Campeonato Nacional, corrí como en casa.

– ¿Cómo vivió de forma paralela la carrera de los hombres?

Los dos lo hicieron muy bien, Carlos es una persona que ha luchado mucho, al igual que Oquendo, los dos se merecen lo mejor y esta medalla de bronce es muy importante para el deporte colombiano, para el BMX.

– ¿Qué tan importante fue el acompañamiento de los colombianos?

Fue increíble, yo subía al partidor y ya sentía toda esa energía, respiro toda esa energía de los colombianos y me vuelvo enorme.

– ¿Qué significa ser la deportista más ganadora de la historia de Colombia?

Para mí todos los deportistas que trabajan todos los días, que llegan a unos Juegos Olímpicos e incluso los que hicieron todo el proceso y no alcanzaron a llegar, tienen el mismo reconocimiento, todos hicieron el mismo esfuerzo que hice yo, quieren lo mejor, simplemente no se nos abre el camino a todos, pero si luchan más podrán lograrlo. 

– ¿Cuál es el mensaje para los colombianos?

Que no sólo es una medalla, yo siempre he dicho que quiero dejar un legado más allá de las medallas y es demostrarle a Colombia que podemos unirnos, sin importar de qué religión somos, de qué región somos, todos los colombianos somos uno solo y nos podemos unir con un solo fin, sentirnos orgullosos de ser colombianos, de hablar español, de saber que yo me entreno y me preparo en mi país, y que desde allá, desde Colombia, salgo a ganar.

– ¿Cómo describe el hecho de tener dos medallas olímpicas de oro?

Es un proceso de muchas personas, de la fisio, de la médico, de todos los voluntarios, de la prensa, de todos. El BMX tiene muchas ganas de seguir dándole alegrías al país, por eso ganar una me cogió de sorpresa en Londres, todavía la miro en el cuarto y digo ‘me gané una medalla de oro’, pero dos pesa mucho más, es grandioso.

– ¿Cuál es la diferencia entre el triunfo de Londres y el de Rio?

La diferencia es más experiencia, saber lo que iba a sentir en el partidor, que por la tribuna estábamos como en casa, sentir toda la gente. La primera medalla de Londres fue muy bonita, estar en el podio allá era de no creer, pero esta sí fue demasiado increíble, muy emocionante, escuchar el Himno Nacional otra vez, saber que todo lo soñado era realidad y que es un proceso muy bonito. En Londres cerramos un capítulo e iniciamos este y todo salió como queríamos.

– ¿De qué está hecha Mariana Pajón?

De sueños, de decisiones, de trabajo duro, de felicidad, de cara feliz, porque mi mamá me dice “cara feliz” y ese es el mejor doping de todos, una sonrisa enorme que me llene de energía.

– ¿Qué se siente compartir podio con Estefany?

Un podio latinoamericano es enorme, saber que somos potencia a nivel mundial, que se ha hecho un trabajo muy fuerte desde dos países que al principio no teníamos apoyo y ahora saber que somos potencia y nos están impulsando para lograr cosas más grandes. Que Venezuela gane también es enorme, es muy importante para nuestros países, que en estos momentos difíciles de Venezuela es importante saber que un atleta puede unir a un país.

– ¿Qué tan importante fueron las derrotas de este ciclo olímpico para tener hoy la medalla de oro?

Después de Londres cambió el BMX por completo, porque de nosotros se hablaba poco, no se sabía bien qué era, cuando empecé en el deporte decía que era campeona mundial de BMX y no sabían qué era, pero hace cuatro años el BMX unió a un país, se empezó a hablar más, se abrió demasiado y se dieron cuenta que yo no me las gano todas, es un proceso, tenemos que levantarnos fuertes de las derrotas, es parte del triunfo, son cosas que tenemos que vivir y sirven mucho para hoy tener el oro.

– ¿Cuáles fueron las cábalas para hoy?

Las cábalas, las mismas, las uñas de dorado, los aretes que me regala mi mamá, las medias de diferente color, los guantes también, tener mi familia acá, la ilusión de todo el país, cartas que me escribieron y las leí hoy para llenarme de energía, pero no son tanto como cábalas, es lo que me hace sentir mejor.

Mariana Pajón: una deportista integral

Mariana Grande

Río de Janeiro, 19 de agosto_ RAM_ Tiene dos oros olímpicos, una colección de ocho arcoíris como campeona mundial UCI y medallas doradas en todos los eventos del Ciclo Olímpico. Ya lo ganó todo en el BMX mundial. Es la mejor deportista colombiana de todos los tiempos.

Mariana Pajón Londoño nació en Medellín el 10 de octubre de 1991. Es hija de Claudia Londoño, equitadora profesional y Carlos Mario Pajón, corredor de automóviles y aficionado al salto en bicicleta. Mariana tiene dos hermanos Miguel, ahora su mánager, y Daniel, retirado del BMX.

A los tres años aprendió a montar en bicicleta, a los cuatro corría BMX en la pista y un año después ratificó su talento y capacidad al ganar su primer torneo local con una bicicleta rosada y con calcomanías de Barbie, frente a los niños, era la única niña.

Ingresó muy pequeña al colegio La Enseñanza, en donde estudió parte de la primaria y demostró su disciplina parar el estudio y el amor por el ciclismo. “Tratamos de manejarle el tiempo para que pudiera hacer las dos cosas, y el colegio la apoyó. Siempre obtuvo las mejores notas, a pesar de que faltaba mucho por las competencias que tenía que afrontar”, recuerda su mamá Claudia, quien siempre motivó a Mariana a practicar bicicrós, la llevaba a los entrenamientos y viajaba con ella a los diferentes eventos locales, nacionales e internacionales.

Mariana, a los cinco años sufrió fractura de clavícula, por lo cual algunos familiares no veían con buenos ojos que practicar este deporte, por los riesgos a que se exponía. Siempre le aconsejaron que se inclinara por la gimnasia o la equitación, deportes que no le llamaron la atención. A sus nueve años consigue su primer título en Argentina 2000: Fue la única mujer que se enfrentó a solo hombres, para demostrar su talante paisa.

A los 11 años viajó a Estados Unidos, para conformar el equipo de Dan’s Competition, una tienda de productos de BMX, que la fichó para competir en la Florida: “Allí gané algunos títulos; cursé de quinto de primaria a sexto de bachillerato, y hasta aprendí inglés”, cuenta la paisa, de 1,58 metros de estatura y 53 kilogramos de peso, que se graduó del colegio, con buenas notas, a pesar de sus ausencias.

Posteriormente se convirtió en atleta patrocinada por la empresa Red Bull y logró los primeros lugares, para demostrar que ésta disciplina no era sólo para hombres.

El 21 de octubre de 2011 ganó la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Guadalajara, para sumar 14 preseas internacionales: “Cuando me enteré que el bicicrós sería incluido como deporte olímpico, a partir de 2008, comencé a mentalizarme. Mi sueño era ganar una medalla olímpica. Por eso me tatué en mi muñeca derecha, los cinco anillos de colores que identifican los Juegos Olímpicos”, afirma Mariana.

Pajón ha ganado medallas de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 2010, en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011 y dos veces medalla de oro en los Juegos Sudamericanos, de Medellín, Colombia (2010) y Santiago de Chile (2014).

Londres 2012: primera hazaña olímpica

El 10 de agosto de 2012, Mariana Pajón, con sus grandes ojos negros, sus cejas delineadas y su tez blanca portaba la bandera de la delegación colombiana en la inauguración de los Olímpicos de Londres. Tenía una gran responsabilidad en sus hombros: demostrarle a Colombia que había otros deportes que le podían dar muchas alegrías al país.

Dos días después, Pajón hizo historia para nuestro país. A pesar de partir en un carril que no le gustaba mucho, tuvo una salida limpia y logró meterse en la mitad de la pista, para superar a sus contrincantes. La colombiana pasó a la semifinal en las pruebas de clasificación por tiempo y logró el tercer puesto con 38,7 segundos, detrás de Sarah Walker de Nueva Zelandia y de la australiana Caroline Buchanan.

Posteriormente, la pedalista antioqueña, de 20 años en ese entonces, cruzó la meta en 37,7 segundos, para lograr su primera medalla olímpica, por delante de la neozelandesa Sarah Walker (38,1) y de la holandesa Laura Smulders (38,2), quienes ganaron plata y bronce, respectivamente.

“Mi sueño se había cumplido. Recuerdo que me volteé, vi a mis papás y a todo el mundo celebrando; me di cuenta que había ganado la medalla de oro”, rememora Mariana.

Río 2016: segunda hazaña olímpica

Después vendrían incontables triunfos internacionales del Ciclo Olímpico y del calendario del BMX internacional, todo enfocado a volver a los Juegos Olímpicos, en busca de refrendar su título: en los años siguientes conquistó 18 títulos mundiales de BMX, dos campeonatos USA, nueve campeonatos latinoamericanos, 10 campeonatos Panamericanos y dos campeonatos Bolivarianos, así como los Juegos Centroamericanos y del Caribe. Su más reciente título mundial lo alcanzó como local en Medellín, en mayo pasado.

Hace un año, cuando se aprestaba a cumplir un ciclo olímpico dorado, sufrió una caída que la sacó de los Juegos Panamericanos Toronto 2015 y la privó de obtener de nuevo la medalla de oro.

La revancha a este impase ocurrió en el más grande certamen deportivo del mundo, los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 en la disciplina de ciclismo BMX: “Sabía que en el partidor solo debía pensar en salir primero, en estar pendiente de los cuatro pitos, del semáforo y de las voces, para alcanzar la gloria”, expresa.

La bicicrocista colombiana en su fase de clasificación logró un tiempo de 34.508 segundos, superando a la australiana Caroline Buchanan que registró 34.752 segundos. El viernes, en horas de la mañana, corrió las semifinales y luego la final, en la cual conquistó su segunda medalla de oro, para la cual “trabajé con dedicación y coraje”, como lo dice con emoción una deportista integral, que sabe combinar la fama con la sencillez, que puede ser agresiva en la pista y delicada y cordial por fuera de ella, que irradia simpatía y alegría a su alrededor.

Actualmente vive en el barrio El Poblado, de Medellín, en donde pasó su infancia. “Mis objetivo es seguir haciendo lo que más me gusta, darle muchas alegrías al país, entregar todo en cada competencia sin importar donde sea. Sé que la gente me quiere y se siente orgullosa de mí. Por eso todos los días me levanto a entrenar en la Pista de Supercross BMX Mariana Pajón, que fue construida en honor a mis triunfos”, finaliza diciendo la ciclista más ganadora del país que con coraje y disciplina la han llevado a ser la mejor del mundo.

Los títulos mundiales y olímpicos

2008-Mundial de China: Series Júnior Cruiser

2009-Mundial de Australia: Series Júnior

2010-Mundial de Sudáfrica: Series Élite Cruiser

2011-Mundial de Dinamarca: Series Élite

2012-Juegos Olímpicos de Londres: Series Élite

2013- Mundial de Nueva Zelanda: Time Trial Élite

2014- Mundial de Holanda: Series Élite

2015- Mundial de Bélgica: Time Trial Élite

2016- Mundial de Colombia: Series Élite

2016- Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro: Series Élite

Share Button