martes agosto 3 de 2021

“Los tiempos perfectos de Dios”, en la vida de Caterine

14 agosto, 2016 Atletismo, Deportes

Caterine Feliz

Río de Janeiro, 14 de agosto_ RAM_ Cuando la invitaron a participar en su primera competencia deportiva, Caterine no tenía un par de tenis para correr. Tuvo que llevar los de doña Francisca, su mamá y primera patrocinadora, su motor para emprender un camino que hoy la tiene como la número uno del mundo en el triple salto del atletismo.

Con ese par de tenis de la mamá, la confianza del profesor del colegio, su entusiasmo propio y el valor agregado de la sonrisa que la caracteriza, Caterine entendió por dónde debía direccionar su vida, una larga senda que tras alcanzar los logros destacados en el deporte, este domingo la coronaron con el más importante: la medalla de oro en los Juegos Olímpicos Rio-2016, para confirmar que “los tiempos de Dios son perfectos”.

“Mi mamá y mi abuela formaron lo que soy como persona, a la medida de lo que pudieron. Primero me enseñaron el valor de las cosas, que cada cosa se lucha para conseguirse, que todo llega a un tiempo preciso, por eso las amo con mi vida”, reconoce Caterine, para quien su fortaleza es que “siempre que estoy parada en la línea para buscar mi salto, primero me encomiendo a Dios y luego pienso en mi familia, mi madre y mi abuela, para recibir las fuerzas necesarias para cumplir con mi objetivo deportivo, pensando en la frase de mi mamá: ‘los tiempos de Dios son perfectos’”.

COLP_115663_ea1a4

Nacida en Apartadó, Antioquia, el 12 de febrero de 1984, desde niña conoció las dificultades, aunque fue consentida por las dos madres que tuvo, su mamá y su abuela, quienes fueron superiores a los obstáculos, y a punta de trabajos domésticos le dieron lo básico para salir adelante, primero en la vida y luego en el deporte. Su madre debió salir de Apartadó para vivir en Chigorodó, empleada en casas de familia, para poderle enviar a su niña de sonrisa amplia y alegría desbordante, lo suficiente para estudiar y vivir con decoro los primeros años.

En el atletismo empezó a los 12 años, en el salto alto, gracias a sus 1.80 metros de estatura. Dirigida y aconsejada por su primer técnico, Wilder Zapata, se trasladó a las residencias de la Villa Deportiva Antonio Roldán Betancourt, en Medellín, para intentar comenzar una carrera, que pronto la llevó a los primeros lugares, en esa competencia.

Corría el año de 1996, cuando llegó al lugar de encuentro de los atletas de altos logros de Antioquia , La Villa Deportivas Antonio Roldán Betancur, y pasó a manos del primer cubano que ha dirigido su carrera, Luis Alfaro, quien le pulió los conocimientos para esa muy técnica competencias. La también cubana Regla Sandino fue su tercera conductora, y bajo su mando ganó en el año 1999, el título del alto, en los Juegos Bolivarianos de Ambato, Perú.

Dada su velocidad, sus largas piernas, su potencia y su temperamento, Sandrino le aconsejó cambiarse a los saltos largo y triple, cambio que dio sus resultados en el resto de su carrera. Pero antes de abandonar el salto alto logró su primera participación en los Juegos Olímpicos, los de Atenas, en 2004, en los cuales quedó por fuera en la primera ronda.

Su estreno en un mundial ocurrió en 2005, en Helsinki, Finlandia, en donde alcanzó la semifinal del salto alto, con 1,93 metros.

COLP_115650_6eac2

La celebración, por su triunfo más importante en su carrera deportiva, en el inmenso estadio Olímpico.

De fracaso a oportunidad

Una frustración ocurrida en 2006 le abriría otros caminos para llegar a la gloria olímpica. Ese año, la espigada morena, ya dedicada al salto triple, no pudo conseguir la clasificación a los Juegos Olímpicos de Beijing, en 2008, lo que le provocó una enorme tristeza y la toma de una decisión que fue definitiva para su futuro. En efecto, cambió su residencia y viajó a San Juan, Puerto Rico, para hacer lo que han hecho desde hace muchos años otros compatriotas: estudiar una carrera, que para ella fue le enfermería en la Universidad Metropolitana, mientras seguía los lineamientos de la escuela cubana, ahora bajo el comando de Ubaldo Duany, con quien alcanzaría las mejores figuraciones de su vida.

El 2010 fue el año de su despegue mundial, porque ganó dos medallas de plata, una en el Campeonato Iberoamericano, con marca nacional de 14,29, y la otra en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, de Mayagüez, Puerto Rico.

Los dos años siguientes fueron de rápido crecimiento, hacia el objetivo de volver a unos Juegos Olímpicos y de lograr una medalla. Lo primero lo consiguió, luego de ubicarse entre las mejores en copas mundo y en Grand Prix, prestigio que antecedió a la conquista de la medalla de bronce en el Campeonato Mundial de Daegu, Corea, en 2011, luego de pasar de 14,30 a 14,99, registro este que de mantenerse le brindaba la oportunidad de pelear por una medalla, en los Juegos Olímpicos de Londres.

El año 2011 lo terminó con una medalla de bronce en el salto largo, con 6,63, y el oro, en el triple, con nueva marca para el certamen, con 14,92, en los Juegos Panamericanos de Guadalajara, Mëxico.

A Londres 2012 llegó tras las presentaciones en la Liga Diamante de Mónaco y en el Grand Prix, de Londres, en las cuales logró ganar, con marcas de 14,85 y 14,66, continuidad que le otorgaba el plus para ser considerada candidata a medalla olímpica.

COLP_115657_3444a

El 5 de agosto alcanzó su objetivo y finalizó segunda, para aportarle a Colombia una de las ocho preseas conquistadas en esos Juegos.

En el 2013 empezó la carrera hacia Río 2016, con cuatro victorias consecutivas en la Liga Diamante: en Shanghái, con 14,69 m; en Eugene, con 14,93 m; Oslo, Noruega, con 14,81 m, y, en París con 14,69 metros. Esta fue su carta de medalla dos medallas de oro, con 14,85 m.

El excelente año lo complementó con victorias en la Liga Diamante, en las versiones celebradas en Estocolmo (14,61 m) y en Bruselas (14,49 m), resultados que le permitieron ganar de manera invicta, la clasificación de este certamen, y ser nominada por la IAAF en el concurso de la Atleta del Año en el mundo.

En 2014, Caterine Ibargüen continuó su dominio en la Liga Diamante, al ganar las seis paradas, una de ellas con su mejor marca personal, de 15,31, en Mónaco. Cerró su año con el título en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz, México.

El 2015, indudablemente fue uno de sus mejores, porque conquistó las paradas de la Liga Diamante correspondientes a Shanghái (14,85 m); Oslo (14,68 m), y París (14,87 m), antes de defender con éxito su título en Juegos Panamericanos, en Toronto, Canadá, con 15,08 m, que no fue reconocida como nuevo récord continental al superar el viento a favor el límite de velocidad (+2,3 m/s). El 30 de julio, en Estocolmo, logró su victoria consecutiva número 28, en la Liga Diamante.

COLP_115672_2d886

Ubaldo Duany, su técnico, en el estadio Olímpico de Río, durante la consagratoria final.

Su cierre del año ocurrió en Pekín, China, en donde ganó el campeonato mundial de salto triple. El 11 de septiembre, en Bruselas, cerró con victoria su participación en la Liga Diamante, para sellar su tercer triunfo en ese certamen.

Y en este 2016 completó su camino dorado. Líder de la Liga Diamante, con una sola derrota en los últimos cuatro años, la reina del triple salto mundial llegó a Río de Janeiro para escribir su historia de oro. Había dicho que el oro olímpico era su sueño, pero que no le quitaba el sueño, y no hubo necesidad de perderlo, porque  este domingo, 14 de agosto, quedará en la historia como el día en que Caterine Ibargüen se subió al primer escalón del podio para escuchar el Himno Nacional, en un estadio de atletismo olímpico, por primera vez en todos los tiempos, y no en su tiempo, sino en el Dios, como su mamá siempre se lo dijo.

“Miren hacia Urabá, porque hay mucho talento”: Yuberjen Martínez

COLP_115567_3156c

Yuberjen Martínez, con la plata olímpica conquistada este domingo, 14 de agosto, en Río.

Río de Janeiro, 14 de agosto_ RAM_. Con un sombrero vueltiao, los ojos llorosos porque había hablado con la mamá, la medalla de plata colgada en su cuello y reposando sobre el pecho, sin quitarse las vendas del combate final, el colombiano Yuberjén Martínez expresó su felicidad por escribir el capítulo más importante en la historia del boxeo aficionado colombiano.

Llegó a la conferencia de prensa oficial de la organización y fue el protagonista, medios colombianos e internacionales sólo le preguntaron al ‘Tremendo’, parecía el ganador del oro, porque fue la revelación del torneo de boxeo olímpico, tanto así, que a Hasanboy Dusmatov, el ganado del oro, no le hicieron preguntas, asistió a ver cómo el colombiano atendía a los medios.

Y una vez finalizada la rueda de prensa, en la que los medios internacionales le preguntaron sobre la vida, sobre la historia de su infancia, Yuberjén atendió a COLPRENSA para dialogar  sobre esta semana histórica, sobre la medalla de plata que le acaba de cambiar la vida.

– ¿Qué significa esta medalla de plata?

Significa mucho, es hacer historia, ya que hace 28 años el boxeo no tenía un logro así para mi país, hoy doy un primer paso con el que espero que no sólo me apoyen a mí, sino también el proceso que viene desde atrás.

– ¿Cómo analizó el combate de la final?

El combate fue muy duro, parece que el rival me estudió muy bien, nosotros también lo estudiamos, pensamos que iba a salir a pegar, pero nos sorprendió con la mano desde atrás, nos sacó la ventaja, el rival salió a hacer lo que sabe, con inteligencia y me superó.

– ¿El desgaste de una pelea más que su rival de la final pudo pesar en el rendimiento?

Había peleado mucho, hicimos buena recuperación, el desgaste me impidió salir como en la primera pelea, no pude salir con la misma fuerza, pero dejé todo lo que tenía.

– ¿Qué destaca  de su presencia en Rio-2016?

Mucho, que eliminé al número uno y al número tres del mundo, que volvía a ganar una medalla olímpica para el boxeo luego de 28 años y la más importante de ellas, porque teníamos tres bronces y que perdí contra un rival que no conocía y aunque lo estudiamos no nos salieron las cosas.

– ¿Cuál fue el sentimiento cuando le levantaron las manos al rival?

Un sentimiento inexplicable, porque lo di todo de mí, no se me dieron las cosas, me acordé de mi mamá, de mi familia, de Liliana, pero luego fue felicidad porque subí al podio.

– ¿El premio le alcanza para comprarle la casa a la mamá?

Sí, ese dinero me alcanza para comprarle la casa a mi mamá, pero yo venía por más, aunque ese es un dinero que no tenía y ahora lo tengo.

– Rafael Iznaga habló de poca preparación ¿siente que le hizo falta más fogueo?

Nos preparamos en Colombia, no nos dieron salidas internacionales, gracias a Dios tengo un entrenador muy sabio, con quien nos preparamos en Bogotá, nos preparamos y ahora confiamos que apoyen más este deporte para salidas internacionales.

– ¿Con su medalla cree que el apoyo puede mejorar?

Todo va mejorando, hoy dimos un paso grande en la historia, mi vida ha cambiado mucho, sobre todo en lo económico desde que estoy en el deporte.

– ¿Qué pide como medallista olímpico?

En el 2000 iniciaron un proceso en Apartadó de donde salió Caterine Ibargüen, Darley Pérez y otros grandes deportistas, pero ese proceso lo abandonaron, ahora les digo que vuelvan a mirar para allá, que siembren en los niños porque en el Urabá hay mucho talento.

– ¿Tuvo un encuentro especial antes de la final?

Sí, me reuní con Caterine Ibargüen, ella me animó mucho, me sentí muy contento porque una compañera de esa talla viniera a compartir conmigo, a darme ánimos, significó mucho.

Fernando Gaviria, quinto en el primer día del ómnium

image_content_25512196_20160305160820

Río de Janeiro, 14 de agosto_ RAM_ El antioqueño Fernando Gaviria marcha quinto al final de la primera jornada del la prueba del ómnium, de los Juegos Olímpicos Río 2016.

Gaviria finalizó quinto en el scratch, décimo en la persecución individual y, finalmente, fue quinto en la eliminación.

Al terminar el día acumula 90 puntos, frente a 106 que tiene el francés Thomas Boudat, quien marcha al frente de las posiciones.

El británico Mark Cavendish es tercero con 96 puntos, por detrás también del italiano Elia Viviani.

El ómnium finalizará este lunes, 15 de agosto.

Debuta el último boxeador colombiano, Ceiber Ávila

cleiver1

Río de Janeiro, 14 de agosto_ RAM_ El colombiano Ceiber Ávila debutará este lunes (5:45 p. m., hora de Brasil; 3:45, hora de Colombia) frente al mexicano Elías Emigdio, en el boxeo de la categoría de los 52 kilogramos, que tiene su epicentro en el Pabellón Seis de Riocentro, ubicado frente a la Villa Olímpica.

Ávila es el único colombiano que no ha competido en estos Juegos, ya que como sexto sembrado quedó exento de combates en la primera ronda, fase en la que el mexicano derrotó por puntos al mongol Enkh-Amar Kharhuu, la tarde del sábado pasado, con el pegador criollo observando en las gradas.

“Creo que ganó en el primer y tercer asaltos. Mejor, es un boxeador que se me acomoda más”, expresó Ávila, nativo de San pedro de Urabá (Antioquia).

Ávila perdió ante Emigdio, un boxeador guapo y frontal, hace dos años en la final de un Festival Olímpico en Ciudad de México.

“Fue una decisión localista”, manifestó el colombiano, que luego ha hecho sesiones de guanteo con el mexicano y se ha sentido cómodo.

“Llegué hasta acá para ganar medalla olímpica, pero con mi compañero Yuberjén Martínez en la final, ahora solo estoy pensando en el oro. Es una motivación muy especial la que él nos ha dado”, terminó Ávila

“Metimos a medio equipo, entre los ocho mejores”: Oswaldo Pinilla

0O5B1765

Río de Janeiro, 14 de agosto_ RAM_. La delegación de pesas, encabezada por el medallista dorado Óscar Figueroa abandonó hoy la Villa Olímpica de Río de Janeiro, de regreso a Colombia.

Antes de partir, el entrenador nacional Oswaldo Pinilla (foto), hizo el balance de la actuación que lo dejó satisfecho.

¿Cómo califica el balance colombiano?

Muy bueno. Es históricamente el más alto de las pesas en unas olimpiadas. Se mejoraron los resultados de hace cuatro años, en Londres 2012. Nos vamos con una medalla de oro y ocho diplomas olímpicos. Hace cuatro años fue una medalla de plata y cinco diplomas olímpicos.

¿Qué tanto afectó la participación de Kazajistán y Bielorrusia?

Se dijo que no participarían pesistas de Rusia, Kazajistán y Bielorrusia. A Leidys le quitó la medalla Bielorrusia y a Mercedes Pérez y a Mosquera, Kazajistán.

¿En cuántas medallas pensaba antes de comenzar las competencias?

Persistí siempre en dos medallas olímpicas y los nueve diplomas olímpicos. Pero la lesión de Francisco Mosquera, descuadró nuestras cuentas. Él de salida era medalla de plata.

¿Pero una vez descartado Francisco Mosquera la posibilidad clara era una medalla, la de Figueroa?

Sí. El balance final es alto. Se subió. Colombia metió a medio equipo entre los ocho mejores del mundo y aquí participaron 99 países de 190 federaciones que iniciaron los clasificatorios.

¿Le gustó el apoyo del Estado para estos Juegos?

Sí. Las pesas tuvo un buen apoyo del Comité Olímpico Colombiano y Coldeportes durante estos cuatro años. El programa de continuidad lo dice todo, lo dicen los resultados.

¿Necesitan, con los resultados, las pesas de mayor masificación?

Necesitamos el apoyo para un alto programa a los entrenadores. Que se les contrate durante todo el año y no se pierdan el trabajo del atleta de diciembre a febrero. Así se masificaría el desarrollo.

¿Regresa contento?

Sí, muy contento. Una medalla de oro y ocho diplomas olímpicos es una buena cosecha.

“Regreso a Colombia feliz y satisfecho”: Óscar Figueroa

IMG_9790

El medallista olímpico de oro, Oscar Figueroa, a su partida de la Villa Olímpica, de Río 2016, este domingo 14 de agosto.

Río de Janeiro, 14 de agosto_ RAM_.“Definitivamente la experiencia vivida en Río fue maravillosa, porque cumplí con todas mis metas. Por eso, me voy feliz y satisfecho, y con ganas de disfrutar de este triunfo en Cali con mi familia y mis amigos”, dijo Oscar Figueroa, medallista olímpico de oro de Colombia en levantamiento de pesas, a su salida de la Villa Olímpica de Río, rumbo al aeropuerto, para su viaje a Colombia.

Figueroa partió en la mañana de este domingo, luego de permanecer dos meses en la etapa previa de preparación y la primera semana de competencias en Río, durante la cual conquistó la medalla de oro de los 62 kilogramos de las pesas.

Figueroa partió con la totalidad del equipo de pesas, que logró, además, ocho diplomas olímpicos, en una actuación histórica para este deporte en Colombia.

Mañana, Figueroa dará una rueda de prensa en la sede del Comité Olímpico Colombiano organizada por el COC y Coldeportes y posteriormente viajará a Cali, para recibir los homenajes respectivos.

Programación de los colombianos, para este lunes, 15 de agosto

COLP_114631_e1634

Río de Janeiro, 14 de agosto_ RAM_El siguiente es el cronograma de competencias de los atletas colombianos para este lunes 15 de agosto en los Juegos Olímpicos Rio-2016, en horario brasileño y entre paréntesis el horario colombiano, de acuerdo con programa elaborado por el Área Técnica del COC:

– Atletismo – Estadio Olímpico

9:30 AM. (7:30 AM.) – Clasificación salto triple masculino: John Freddy Murillo

8:40 PM. (6:40 PM.) – Primera ronda 110 metros con vallas: Yeison Rivas

– Ciclismo de pista – Velódromo olímpico

– Jornada mañana

10:00 AM. (8:00 AM.) – Octavos de final, velocidad femenina: Juliana Gaviria (x)

10:20 AM. (8:20 AM.) – Ómnium: Kilómetro: Fernando Gaviria

10:50 AM. (8:50 AM.) – Repechaje, velocidad femenina: Juliana Gaviria (x)

– Jornada tarde

4:00 PM. (2:00 PM.) – Ómnium: Vuelta lanzada: Fernando Gaviria

5:20 PM. (3:20 PM.) – Ómnium: Carrera por puntos: Fernando Gaviria

(x) Si clasifica

– Nado sincronizado – Centro Acuático María Lenk

11:00 AM. (9:00 AM.) – Preliminar dueto rutina técnica: Mónica Arango y Estefanía Álvarez

– Boxeo – Rio Centro Pabellón 6

5:45 PM. (3:45PM.) – Céiber Ávila (COL) vs. Elías Emigdio (MEX)

– Natación clavados – Centro Acuático María Lenk

3:15 PM. (1:15 PM.) – Preliminar trampolín 3 metros: Sebastián Morales

Share Button