martes agosto 3 de 2021

Otro hecho insólito en Colombia

04 septiembre, 2016 Opinión Jorge Giraldo Acevedo

Jorge Giraldo Acevedo 290516

 Por: Jorge Giraldo Acevedo

En verdad que resulta insólito el caso del agricultor huilense Albino Lozada Perdomo, de 52 años de edad, quien recibió el susto más extraño e increíble de su vida cuando una serpiente del tipo coral le mordió el pene.

El insólito caso, que se conocido recientemente, ocurrió a las 9 de la mañana del día martes 23 de agosto, en el lugar de la labranza de la familia Lozada Perdomo en el municipio de Íquira, Huila, población ubicada a 20 minutos de Yaguará, en el mismo departamento.

Claro está que este suceso, que involucra a un campesino nacional colombiano, no ha recibido excelente divulgación en la gran prensa debido a que los grandes titulares e informes son para la anhelada paz y el acuerdo de los voceros del Gobierno Nacional con el grupo guerrillero de las Farc; de todas maneras, el extraordinario periodista y escritor Gustavo Álvarez Gardeazábal sí se ocupó del tema y leímos su prosa en el periódico «ADN» y otros medios con el título «La Rabo De Ají»…

Contó don Albino que ante la necesidad apremiante de orinar se alejó un poco del lugar en que trabajaba y en el momento preciso de realizar la necesidad fisiológica en cuestión de segundos la culebra lo picó… Enseguida acudió al hospital «María Auxiliadora» de la población; allí los profesionales médicos ordenaron el traslado inmediato del paciente a la ciudad de Neiva.

En la Clínica UROS, de la capital huilense, recibió todos los procedimientos debidos para el caso y hoy con gusto comenta con sus amigos y conocidos la increíble historia de la situación que vivió; por la sorpresa y el breve tiempo del hecho ni el agricultor ni otra persona pudieron eliminar la serpiente.

No duda el agricultor en aconsejar a todas las personas que laboran en el campo en el sentido que sean mucho más cuidadosos y que si tienen alguna necesidad fisiológica, como miccionar o defecar, que procuren hacerlo en sitios especiales como el baño o la letrina; nunca en el lugar cercano a la labranza. Asegura que él se salvó gracias a que el lugar de la labranza de su familia está relativamente cerca del hospital del municipio y que fue trasladado a tiempo a la Clínica UROS, en Neiva.

En el diálogo, después del incidente que le ha podido causar la muerte, don Albino además de las lecciones señaladas, asevera que, «la verdad, muchos paisanos han hecho comentarios anecdóticos y también una que otra chanza pachuna. No tengo nada para criticar esas expresiones y hasta las chanzas; lo que si les aseguro es que hay que tener mucha más prevención y cuidado, ante una situación como la que originó este caso».

Que se tenga noticias el suceso de una serpiente que muerda el pene se ha presentado en Colombia en 3 oportunidades; además del reciente suceso insólito con el señor Albino Lozada Perdomo, también se han conocido los casos de Víctor Seña Bravura, acontecido en julio de 2001 en Lorica, Córdoba; además lo ocurrido en enero del 2012 con Orlando Medina Helguedo, en Mandinga, Bolívar. Las tres víctimas, de la mordedura de serpiente al miembro viril, en el momento de la insólita situación, se desempeñaban como agricultores.

De todas maneras, en el municipio huilense continúa reinando la plena tranquilidad y el bienestar que proporciona la naturaleza. Claro que sus habitantes siguen protestando por la explotación de petróleo en esta jurisdicción y cerca de Yaguará; en la mayoría de las casas está un afiche con la leyenda «Quiero sudar petróleo en defensa de mi agua. En este hogar apoyamos a que Íquira no se explota. Por mí, por mis hijos, por nuestro futuro».

[email protected]

Share Button