domingo febrero 28 de 2021

Mujer rural: avances, retrocesos y desafíos

mujer-rural

 Medellín, 17 de octubre_ RAM_ Con el fin de visibilizar la situación de las mujeres rurales, profundizando en la protección de sus derechos frente a los retos de la paz, el Ministerio del Trabajo con el apoyo de la Gobernación de Antioquia, llevarán a cabo mañana martes, 18 de octubre, el Encuentro Nacional de Mujer Rural para el desarrollo y la paz, con la participación de alrededor de 400 mujeres provenientes de diferentes partes del país, en el Centro de Convenciones Plaza Mayor de esta ciudad, entre las 7:30 am y las 6:00 pm.

Entre las temáticas que abordará el Encuentro se analizarán los alcances del acuerdo de paz en los territorios; los desafíos del empoderamiento económico, teniendo en cuenta aspectos como la economía del cuidado relacionada con el trabajo doméstico rural (remunerado y no remunerado); la participación de la mujer rural en escenarios de decisión y transformación de su realidad, y la erradicación de todas las formas de violencia, entre otras.

Según Lilia Solano, asesora de Asuntos de Mujer y Género, del Ministerio del Trabajo, “lo que queremos hacer es un diálogo social concertado con organizaciones de mujeres rurales, para expresar, compartir experiencias, saberes, conocimientos, tradiciones y expectativas, frente a los desafíos territoriales en el marco de la paz, y construir con ellas una agenda de territorialización y transversalización del Programa de Equidad Laboral con Enfoque Diferencial y de Género para las Mujeres».

Y es que las cifras sobre la situación de la mujer rural son más que preocupantes: en Colombia hay más de cinco millones de mujeres campesinas, y se estima que alrededor de la mitad viven en condiciones de pobreza. De igual forma, más de la mitad, el 51,7% han sido víctimas de desplazamiento. Aunque tasa de desempleo ha presentado en los últimos cinco años una reducción significativa, de 11% en 2015 frente a un 17,7% en 2010, solo el 16 % de las mujeres ocupadas a nivel nacional corresponde a mujeres en áreas rurales, el 84% restante, se encuentran en zonas urbanas.

Según el Censo Nacional Agropecuario revelado por el DANE en 2015, del total de las Unidades de Producción Agropecuaria (UPA), las mujeres productoras, en un 73,7% tienen menos de cinco hectáreas.

Pese a que hombres y mujeres tienen igual nivel de analfabetismo (12%) y ellas asisten más a centros educativos, en el campo, las tierras y los servicios siguen siendo en mayor proporción para el género masculino.

Ellas en el campo cuentan con menos posibilidad de asistencia técnica, maquinaria, acceso a crédito, titulación, y en cerca del 60% del área rural dispersa del país, los hombres toman las decisiones de producción sobre la tierra.

Es por esto que, el Ministerio de Trabajo a través de diversas iniciativas y programas, mediante los cuales se promueve la reducción de brechas de desempleo y segregación laboral por razones de género, ha desarrollado diversas acciones a partir de estrategias encaminadas a la protección de los derechos laborales de las mujeres, la generación de ingresos con apoyo a emprendimientos individuales y colectivos, el estímulo para el acceso de la mujer al empleo, proyectos de formación y  la promoción del diálogo social para la construcción de la paz.

Así mismo, la cartera laboral ha puesto uno de sus focos de trabajo en las mujeres víctimas del conflicto armado: 10.969 mujeres han sido beneficiadas entre 2013 y 2016 con inclusión directa en programas de formación y emprendimiento individual en nueve departamentos y 36 municipios en todo el país. El 68% de las mujeres le apuesta a procesos de formación, mientras que un 32% a emprendimiento. De estas, 6.285 mujeres rurales han sido beneficiadas específicamente con los proyectos “Emprende Pacífico” y Desarrollo Económico incluyente DEI RURAL.

Algunas cifras relevantes

  • 11% fue la tasa de desempleo de las mujeres rurales en 2015. En 2010 era 17,7%.
  • 16% de las mujeres ocupadas a nivel nacional son rurales, el 84% restante, se encuentra en zonas urbanas.
  • 75% es la tasa de desocupación de las mujeres en el mercado laboral rural, mientras que en los hombres es 40%.
  • 44 horas y 55 minutos es el tiempo empleado por las mujeres rurales para las labores de cuidado no remunerado; las mujeres en las ciudades, para igual actividad emplean 29 horas y 31 minutos.
  • 60% es la medición, según el Censo Nacional Agropecuario, del área rural dispersa del país, en el que los hombres toman las decisiones de producción sobre la tierra.
  • 77.7% de las personas beneficiadas por Ministerio de Trabajo en programas dirigidos a la población de víctimas, son mujeres, mayoritariamente en zonas rurales.
Share Button