sábado julio 31 de 2021

Acuerdo con Farc, al Congreso

17 noviembre, 2016 Opinión, Política Horacio Serpa

Horacio Serpa U

 Por Horacio Serpa

El Congreso se mantiene dispuesto a asumir sus responsabilidades con el Acuerdo logrado por el Gobierno del Presidente Santos y la guerrilla de las Farc, para que se pueda desarrollar por medio de Actos Legislativos, es decir, con reformas a la Constitución nacional, y mediante la expedición de leyes. Es un compromiso que tenemos todos los Partidos, con excepción de Centro Democrático. El Partido Liberal está listo, comprometido y muy bien dispuesto para acometer la memorable jornada de refrendar y dar vida jurídica e institucional a este nuevo e inmodificable convenio.

Ya no se puede volver a cambiar. El país y sus dirigentes políticos dieron ejemplos gratos de sensatez cuando en el Plebiscito, en el que participaron trece millones de colombianos, los partidarios del NO lograron una mínima mayoría de cincuenta y dos mil votos. Con cargo a esta victoria aritmética, que no política, pues hubo un auténtico empate, los del NO, encabezados por el único que tenía derecho a reclamar su jefatura.  el expresidente Uribe Vélez, hicieron debates, propuestas, análisis, descalificaciones y pusieron condiciones para la modificación del trabajo realizado en La Habana. Más de un mes estuvieron en eso, como si hubieran logrado un aplastante triunfo.

En la Habana hubo necesidad de estudiar casi quinientas propuestas con las Farc, que son las verdaderas interlocutoras de este asunto tan notable de alcanzar la paz. Son ellas las que tienen las armas y han tenido en jaque a la institucionalidad durante medio siglo. Por fortuna, con el empeño del gobierno y el buen sentido de lo político que la guerrilla aplicó en este caso, se lograron importantes modificaciones. Ahora debe continuar el proceso.

No será posible volver a estudiar los textos, como lo reclama el doctor Uribe Vélez. Sería un cuento de nunca acabar, de aquí para allá y de allá para acá. Ya usaron su derecho a la réplica con amplitud y debe elogiarse la actitud democrática del gobierno. Lo que pasó con el Plebiscito no da para más. Una nueva consulta es innecesaria, al igual que no se justifican los Cabildos. Hay que utilizar al Congreso, como corresponde a nuestro sistema de Derecho.

Pero no es solo la Constitución, que de suyo es el mejor y más auténtico de los argumentos. Es la comunidad internacional que de nuevo se ha pronunciado, son los Partidos Políticos, las representaciones empresariales, sociales y religiosas, igualmente la juventud universitaria y los medios de comunicación, las mujeres, las víctimas, las Fuerzas Armadas, el más extraordinario de los consensos nacionales, solo superado por la Selección Colombia de Futbol, con la diferencia de que, en este, en el de la paz, se acaba de asegurar la victoria.

El señor Presidente Santos y el país entero pueden tener la seguridad de que el Congreso y los Partidos seremos diligentes en el cumplimiento de nuestros deberes con la paz. El liberalismo invita al Centro Democrático y al expresidente Uribe a que se vinculen a este  compromiso.

Share Button