jueves febrero 25 de 2021

Menos Tiempo en  la Guerra, Más Tiempo en el campo

18 noviembre, 2016 Opinión, Política Jhon Jairo Roldán

jhon-jairo-roldan

 Por: Jhon Jairo Roldán

Hoy establecí una férrea oposición a la propuesta de ley por medio de la cual en su artículo No 13 se definen los tiempos de las modalidades del Servicio Militar Obligatorio, mi estructura liberal me obliga a presentar una propuesta de modificación a dicho artículo teniendo en cuenta la realidad actual de nuestro país, es inadmisible que mientras hablamos de construcción de paz en medio de unos aires renovadores de reconciliación que nos permitirán poner fin a un conflicto armado que nos ha dejado más de 230 mil muertos, hablemos al unísono de aumentar los tiempos para la prestación del servicio militar obligatorio. Y es que fundamentan esta iniciativa en el patriotismo que representa el defender la patria, y eso está muy bien, pero ¿por qué son nuestros campesinos y los miembros de los estratos más bajos de la sociedad los únicos patriotas y durante tanto tiempo?

Soy consciente del valor histórico de nuestras Fuerzas Militares y de Policía, de su valentía, coraje y entrega por la construcción y defensa de la nación colombiana, pero también entiendo que estamos forzando a nuestros jóvenes a que se alejen de los ideales de formación y de trabajo digno a los cuales contradictoriamente queremos llegar para una sociedad más equitativa, incluyente e igualitaria. Y como es costumbre recurro a uno de mis preferidos asesores ideológicos: el general Rafael Uribe Uribe, un hombre que supo de paz y construcción de nación tras los desastres de la guerra, “Tenemos toda una nación por reconstruir. Nuestros padres y nosotros mismos creímos hacer Patria empleando los fusiles destructores. Necesitamos “hacer Patria” con las herramientas fecundas del trabajo.” – Del libro: Socialismo de Estado. – Y es que no podemos hablar de desarrollo y de superación de nuestras contradicciones internas cuando basamos la solución en el ejercicio de la guerra.

El artículo del proyecto de ley que se aprobó hoy en segundo debate y al cual hacemos oposición y de hecho en medio de las posibilidades que me da la confianza depositada por mis electores, presenté una proposición de modificación a dicho artículo para dejar todos los términos de tiempo de la prestación del Servicio Militar Obligatorio en 12 meses y no en 18 meses como está previsto y, en algunos casos, pretende ser aumentado. Principalmente porque el conflicto armado colombiano se ha desarrollado en el campo y han sido nuestros campesinos y jóvenes más pobres los que han engrosado las filas de los diferentes actores armados, incluyendo nuestros soldados y policías. Ni un día más en la guerra pero si todos los años dedicados a la labranza del campo, la más enaltecedora iniciativa de paz en nuestros territorios. Ni un día más de nuestros campesinos alejados de sus familias y sus parcelas. Seguiré dando la lucha desde los espacios democráticos para ver más campesinos cargando al hombro su azadón y sus cultivos y menos de ellos cargando pertrechos y fusiles.

Desde las entrañas del Partido Liberal, el Partido de las ideas, me sostengo en la necesidad de quitarle hombres a la guerra y sumarle campesinos que nos cultiven paz, jóvenes pobres que tengan posibilidades reales de aportar desde su educación y su trabajo digno a la reducción de la brecha social y al progreso de nuestras regiones. Creo que esta iniciativa que busca aumentar los tiempos del servicio militar es desafortunada en momentos en que el país pasa por una coyuntura histórica que muestra el camino a la consecución de una paz estable y duradera. Un país en paz y en transición no puede pensar en aletargar las metas trazadas de nuestros jóvenes que heroicamente cumplen con su deber patriótico de defender a su país, sino por el contrario premiarlos y motivarlos para que hagan su transición de las armas a las aulas de clase y a los talleres de formación laboral. Menos días de guerra y muchos años para la paz.

Share Button