sábado febrero 4 de 2023

Mientras estamos en Cumbre de Premios Nobel de Paz, guerrilleros llegan a zonas veredales: Santos

02 febrero, 2017 Política

“¡Gracias por inspirarnos! La paz de Colombia les debe mucho, pues estudiamos su experiencia, y aprendimos mucho de su ejemplo y de su valor”, dijo el Presidente Santos, Premio Nobel de Paz 2016, al instalar la XVI Cumbre de laureados.

En medio de la instalación de la versión número 16 de la Cumbre Mundial de Premios Nobel de Paz que se desarrolla en Bogotá, el presidente Juan Manuel Santos destacó que mientras este evento avanza, en varias regiones del país los guerrilleros de las Farc se movilizan a las zonas veredales.

Al destacar el apoyo internacional al proceso en Colombia, Santos dijo que es una linda coincidencia que varias personalidades ganadoras del Premio Nobel de Paz sean testigos de como llegan los miembros de las Farc a sus sitios de concentración.

“Miren esta afortunada coincidencia con la Cumbre que hoy instalamos, esta misma semana está ocurriendo algo que los colombianos habíamos soñado por mucho tiempo pero que en las últimas tres generaciones no creíamos posible (…) más de 6 mil hombres y mujeres de la guerrilla de las Farc, que por medio siglo estuvieron alzados en armas contra el Estado, se están concentrando en este mismo momento en diferentes zonas del país“, dijo Santos.

Además, el presidente recordó que a partir de la otra semana iniciará el proceso de paz con el ELN y mostró su optimismo para que llegue a buen puerto.

“El martes de la próxima semana en Quito comenzará la fase pública de conversaciones entre el Gobierno colombiano y el ELN, la última guerrilla de Colombia y el continente, lo que nos permitirá alcanzar la paz completa“, sostuvo el presidente.

Por otro lado, Santos le agradeció a la Cámara de Representantes por su aprobación a la justicia transicional y le dijo al Senado que espera la misma actitud para que se pueda crear la Jurisdicción Especial de Paz lo más pronto posible.

De hecho, el presidente aseguró que la justicia transicional se convertirá en un modelo en otros procesos de paz en el mundo, ya que se ajusta al Tratado de Roma.

“Lo logramos: lo que parecía imposible, lo hicimos posible”, aseveró hoy el Presidente y Premio Nobel de Paz 2016, Juan Manuel Santos, al exaltar la trascendencia del proceso de concentración de las Farc en las Zonas Veredales Transitorias de Normalización con miras a su reincorporación a la vida civil.

Así lo expresó durante la Instalación de la XVI Cumbre Mundial de Premios Nobel de Paz cumplida este jueves en Bogotá, con la presencia de algunos laureados con esa distinción y representantes de organizaciones galardonadas con el mismo reconocimiento.

“Más de seis mil hombres y mujeres de la guerrilla de las Farc, que por medio siglo estuvieron alzados en armas contra el Estado, se están concentrando en este mismo momento, en diversas zonas alrededor del país, para preparar su reincorporación a la vida civil y entregar sus armas a las Naciones Unidas”, destacó el Nobel de Paz 2016.

Al dar la bienvenida a sus colegas galardonados con el Nobel de Paz, el Mandatario recalcó la importancia de la terminación del conflicto colombiano, puesto que era el único vigente en el Hemisferio Occidental.

“Llegan ustedes a una Colombia diferente a la que existía hace apenas tres meses, cuando todavía estaba vigente en nuestro país el conflicto armado más largo y más antiguo del Hemisferio Occidental: un conflicto de 52 años entre hijos de una misma nación, que nos costó más de ocho millones de víctimas y más de 220 mil muertos”, expresó.

En esa medida, atribuyó a la voluntad de las partes y al apoyo de la comunidad internacional que el proceso de paz con las Farc haya llegado a feliz término.

“Ese conflicto, gracias a la voluntad de las partes involucradas, gracias a la paciencia y el apoyo del pueblo colombiano, y gracias al respaldo unánime, unánime, de la comunidad internacional, ya terminó”, celebró.

Así mismo, el Premio Nobel de Paz 2016 expuso algunos detalles de lo pactado en el contexto del proceso de paz llevado a cabo en La Habana, Cuba, y estimó que ubicar a las víctimas en el centro de la solución del conflicto será el legado de lo negociado con las Farc.

“Las víctimas han estado en el centro, en el centro de la discusión y en el centro de la solución de este conflicto. Y las víctimas, las víctimas del conflicto fueron, de hecho, la inspiración y los mayores impulsores del proceso de paz”, explicó el Jefe del Estado.

Justicia e implementación

Del mismo modo, el Presidente exaltó lo pactado entre las partes en materia de justicia.

“Nuestro reto era lograr un sistema de justicia transicional que garantizara el máximo de justicia sin sacrificar la paz, respetando nuestra Constitución, respetando los tratados internacionales, como el Estatuto de Roma. Y creo que lo hemos logrado”, consideró.

El Presidente Santos resaltó además el potencial que tiene Colombia tras dejar de lado la confrontación con las Farc.

“Ahora Colombia se enfrenta a un nuevo mañana (…), a un futuro más promisorio sin el lastre del conflicto armado. Pero sabemos también que la firma del acuerdo es solo el principio”, advirtió.

Y puso de relieve algunos retos en esa nueva etapa, como garantizar la presencia del Estado en zonas afectadas por el conflicto, el desminado del territorio, la puesta en marcha del sistema de Justicia Especial para la Paz y la adecuada reincorporación de los miembros de las Farc a la sociedad.

“La implementación del Acuerdo (…) será tanto o más difícil que la propia negociación”, aseveró.

Finalmente, el Jefe del Estado agradeció a sus colegas laureados con el Premio Nobel de Paz por su asistencia al evento y valoró su experiencia para la efectiva implementación del Acuerdo de Paz.

“Sus luces, su experiencia, apreciados colegas laureados, serán bienvenidos en esta desafiante etapa del posconflicto que apenas, apenas estamos comenzando. Por eso es tan importante tenerlos aquí con nosotros, y por eso queremos (…), aprender de ustedes”, puntualizó.

Premio Nobel de Paz 2016 pide al mundo ser un solo pueblo y una sola raza

Algunos de los laureados con el Premio Nobel de Paz posan junto con el Presidente Juan Manuel Santos, quien obtuvo el galardón en el 2016, y el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, en la instalación de la XVI Cumbre de los ganadores de esa distinción.

Una ferviente exhortación para reversar la corriente del odio, la exclusión y la discriminación, porque “nuestro pueblo es uno solo y se llama el mundo. Y nuestra raza es una sola y se llama humanidad”, hizo hoy el Premio Nobel de Paz 2016, Juan Manuel Santos Calderón.

“En medio del terrorismo, las guerras, las contiendas raciales o religiosas, la discriminación, la crisis de los refugiados y el rechazo creciente a los migrantes… Frente al discurso de odio y exclusión que conquista los corazones atemorizados… ¿qué le podemos decir a la humanidad?”, señaló al intervenir en la 16.ª Cumbre Mundial de Premios Nobel de Paz

“En estos tiempos desafiantes, nos llegó la hora de reversar esa corriente”, enfatizó.

Sostuvo que es necesario abandonar las formalidades del lenguaje para hablar del amor y el odio, “fuerzas que realmente dominan las acciones de los hombres y de las mujeres, es decir, de las familias y las comunidades, de las naciones y del mundo”.

Explicó que el amor significa unidad y que en tal sentido “los seres humanos somos uno, una sola familia, una sola raza de todos los colores (…) y que lo que pasa a uno le pasa a todos”.

A continuación, indicó que el amor también es compasión, que “nos permite ponernos en los zapatos del otro y buscar un punto de vista común para hacer posible la convivencia”.

Así mismo, dijo que cuando se habla de amar se hace referencia a la tolerancia, al conocimiento pleno de que “la diferencia y la diversidad son las riquezas más valiosas de nuestras culturas”.

En ese orden de ideas, el Premio Nobel del año anterior indicó que contrario al amor no es el odio, sino el miedo pero lo que ocurre es que “el miedo alimenta al odio”.

“Dentro de cada victimario hay una víctima que grita; hay un ser humano que teme y que heredó sus miedos y prejuicios de sus mayores o de sus líderes”, señaló.

Sostuvo que existe miedo se da paso al desconocimiento y los demás son amenazas.

“Cuando hay miedo, rechazamos al diferente, nos negamos al cambio y la evolución, obramos sin compasión ni respeto”, añadió.

Aseveró que “donde hay miedo nace la violencia, crece la ambición, surge la discriminación, se aplastan los derechos del Otro”.

Superar el miedo, la exclusión

En ese contexto, el Premio Nobel Santos afirmó que la tarea consiste en “trabajar con la verdad y desde la verdad, trabajar con la justicia y desde la justicia, trabajar con el corazón y desde el corazón, para derrotar al miedo y hacer posible la certeza de la esperanza”.

A continuación se refirió a la importancia de trabajar desde la educación para formar a las nuevas generaciones en el “respeto al otro y a sus diferencias, de apreciación y defensa de la diversidad”.

Hizo énfasis en que se está ante “un cambio radical de paradigma: pasar del miedo, la exclusión y la separación… al amor, la compasión y la unidad”.

Puso de presente que durante siglos “nuestras familias, pueblos enteros, religiones han bebido del río de las culpas y la venganza, han insistido en separarnos, en atizar odios aprendidos”.

Durante su intervención el Mandatario agradeció a los que representan los esfuerzos de paz y libertad en Centroamérica, Sudáfrica, Irlanda del Norte, Medio Oriente, Timor Oriental, Túnez, Liberia, Irán y Yemen.

Igualmente, agradeció a quienes “trabajan por los refugiados, por los hambrientos, por los niños, por extirpar las minas antipersonal del planeta, por la educación, por el ambiente”.

“¡Gracias por inspirarnos! La paz de Colombia les debe mucho, pues estudiamos su experiencia, y aprendimos mucho de su ejemplo y de su valor”, puntualizó el Premio Nobel de Paz 2016.

“Ustedes no son víctimas, son héroes reales”, dijo Tawakkul Karman, Premio Nobel de Paz 2011

“Ustedes no son víctimas, son héroes reales”, dijo Tawakkul Karman, Premio Nobel de Paz 2011

“Estoy segura que Colombia va a lograr la paz, que ustedes van a tener una victoria inolvidable y nos va a enseñar a todos en el mundo que se puede acabar con el sufrimiento y la guerra y con los conflictos”, dijo la laureada durante la instalación de la XVI Cumbre de Premios Nobel de Paz.

Un cálido elogio a las víctimas del conflicto armado en Colombia, a quienes calificó de héroes reales, ofreció este jueves la yemení Tawakkul Karman, Premio Nobel de Paz 2011, al instalar la XVI Cumbre de laureados organizada en la capital colombiana.

Tawakkul Karman es periodista, política y activista, y fue laureada por su batalla no violenta a favor de la seguridad de las mujeres y de su pleno derecho en la plena participación de la obra de construcción de la paz. Fue la primera mujer árabe en obtener el Premio.

“Quiero decirle a las víctimas que ellos nos han demostrado un gran corazón, ustedes no son víctimas, ustedes son héroes reales y la historia los va a mencionar a futuro, mencionará el sacrificio que están haciendo por la paz”, expresó Karma.

La laureada añadió que el sacrificio de las víctimas es por la paz y no es un sacrificio por la venganza. “Con ese sacrificio que están cruzando con Colombia a la otra orilla del mar donde encontremos la paz, una vida sin guerra, una vida sin sangre y dejamos en el pasado todos los conflicto armados y masacres”, dijo.

Feliz en Colombia

De la misma forma, expresó sentirse feliz en Colombia, un país que está renaciendo y en donde los ciudadanos están descubriendo la vida sin guerra.

También elogió al Presidente Juan Manuel Santos, Premio Nobel de Paz 2016, de quien dijo fue reconocido su voluntad y deseo de buscar la reconciliación en el país.

“No hay lugar a dudas que le Presidente Santos lo merece y también cada colombiano merece este premio Nobel de la paz”, dijo Tawakkul en el acto de instalación de la cumbre de nobeles de paz.

“Estoy segura que Colombia va a lograr la paz, que ustedes van a tener una victoria inolvidable y nos va a enseñar a todos en el mundo que se puede acabar con el sufrimiento y la guerra y con los conflictos”, reiteró Karman durante su intervención.

‘Hoy Colombia se está transformando en una luz para el mundo’: Óscar Arias

El Nobel de Paz, laureado en 1987, aseguró que para Colombia esta es la época de los mejores tiempos, la era de la sabiduría y la creencia, de la primavera y la esperanza.

Durante la inauguración de la XVI Cumbre Mundial de Premios Nobel de Paz, el expresidente de Costa Rica, Óscar Arias, aseguró que “Colombia nos ha mostrado que contra todos los pronósticos está a punto de consolidar la paz que su pueblo ha anhelado por décadas”.

Arias Sánchez, quien trabajó en un plan para alcanzar la paz en la región centroamericana, dijo que “vendrá el día en el que las negociaciones de paz en Colombia se estudiarán en las clases de escuelas y colegios, se escribirá este episodio en los libros de historia como el capítulo de un pueblo que alcanzó la paz”.

El creador del ‘Plan Arias’, que fue firmado por todos los presidentes centroamericanos el 7 de agosto de 1987, afirmó que se vive en Colombia un reencuentro con las generaciones perdidas, en el que la juventud colombiana, así como la de cada país del mundo, incluso la de los países que actualmente están siendo agrupados por la xenofobia y la insensatez, son la voz de la moderación, la voz de la inclusión, la voz de la tolerancia.

Finalmente, el Premio Nobel costarricense agradeció a Colombia, la llamó la “Tierra de la Esperanza” e invitó a los jóvenes colombianos y del mundo a que abracen la causa de la paz como una bandera, en la que se demuestre que son los mejores tiempos, los tiempos de la sabiduría y la creencia de que se extenderán a cada niño del planeta, y será la era de la primavera y la esperanza.

Share Button