sábado junio 19 de 2021

El Ojo del Halkón Un oasis de cultura

Por Rubén Darío Mejía Sánchez

En medio de tanta polarización y enfrentamientos políticos, es bueno hacer un alto en el camino para escribir de otros temas que son importantes para el país y que dan un respiro para el espíritu y la convivencia.

Quizá no se ha hecho mucho eco de lo que se ha llamado Colombia – Francia 2017, puesto que se han publicado notas sueltas y no se ha entrado a fondo a decir de que se trata y por ello es bueno hablar al respecto.

Hace 30 años los franceses tomaron una gran decisión, utilizar la cultura como un vínculo para fortalecer sus relaciones con sus aliados estratégicos y fue así como hablaron con las autoridades de la India y les propusieron un intercambio cultural a través de una amplia agenda de eventos que dio como resultado un éxito total y desde entonces las “temporadas cruzadas” como llaman a esa estrategia se convirtieron en sus banderas de política de relaciones exteriores.

Lo que quiere decir que Francia elige cada año un país con el que quiere fortalecer sus relaciones bilaterales y le lleva una gran oferta cultural, educativa y comercial, y la nación escogida tiene la oportunidad de hacer lo mismo en el territorio francés. Por esta experiencia de intercambio y de afianzar lazos entre los países con el país galo ya han pasado China, Rusia y Japón.

En el 2017 el invitado de honor fue Colombia, lo que venían estudiando desde hace dos años y que se definió luego la visita del presidente Juan Manuel Santos a París en el 2015 y vale la pena destacar que esto es tan importante para Colombia puesto que es el segundo país de América Latina escogido para tal fin ya que sucedió con Brasil (2005 y 2009) y para destacar que es el primer país de habla hispana que ha tenido este honor.

Cabe decir que el año “Colombia – Francia 2017” es un evento que va más allá de los asuntos políticos y se puede notar el beneficio a la gente común y corriente de ambos países que se convierte en un intercambio cultural entre ciudadanos.

Anne Louyot, comisaria general que el Instituto Francés escogió para estar al frente del tema en Colombia destacó la manera como después de un trabajo de más de dos años con la gente de las embajadas de ambos países y un equipo colombiano liderado por el comisario general Fabián Sanabria que está conformado por representantes de los Ministerios de Cultura, Comercio, Educación, Relaciones Exteriores y entidades como Procolombia dieron excelentes resultados para poder presentar una agenda con más de 40 eventos y programas de cooperación con un mercado de enfoque cultural, que abarca esos temas tan importantes como la educación y el comercio.

Para poder lograr lo anterior los organizadores dividieron el año en dos, durante el primer semestre Francia trajo al país toda una oferta cultural y en el segundo, los colombianos estarán en el país galo y la fiesta de verdad se prendió con la tradicional fiesta de las luces de Lyon en la Plaza de Bolívar de Bogotá el 16 de diciembre, espectáculo extraordinario que pudieron disfrutar los ciudadanos hasta el 23 de diciembre.

El asunto iba para grande, Francia fue invitado de honor a la Feria del Libro de Bogotá (FILBO 2017), a la bienal fotográfica de Medellín, al Festival de la Imagen de Manizales y a los festivales de música y cine de Cartagena. Algunos de los invitados eran auténticos representantes del contemporáneo y lo moderno como en el caso de la Orquesta de los Campos Elíseos que tocó en Cali y Medellín, el clavecinista Jen Rondeau y la oboísta Céline Moient, que hizo una gira por trece ciudades del país y grupos de Hip hop además de artistas contemporáneos como Pierre Huyghe.

Lo clásico tuvo su lugar, el Museo Cluny, trajo al Museo Nacional trajo una colección de arte y naturaleza de la edad media y el Museo de Arte del Banco de la República expuso las fotos del legendario Henri Cartier-Bresson.

No faltaron las obras de teatro, presentaciones musicales, muestras gastronómicas y exposiciones artísticas en diferentes museos y teatros de varias ciudades de país.

En lo que acaba de empezar, que es la segunda parte de este “Colombia – Francia 2017” Colombia llevará artistas a las diferentes ciudades de Francia, los que serán la representación auténtica de la cultura colombiana, según lo explica la Ministra de Cultura, Mariana Garcés y es así como según la misma ministra “el país se proyectará como una nación que logró terminar el conflicto armado y que inicia su camino hacia la paz. Que brinda todas las garantías para visitarla y para conocer su riqueza cultural y natural”.

Se destaca también la retrospectiva de la artista Beatriz González en el Museo de Arte Contemporáneo y otra de Johanna Calle en la Casa de América Latina de Paris. La custodia conocida como “La Lechuga”, protegida actualmente por el Banco de la República y la talla en madera de “La Santa Bárbara”, dos de las obras más reconocidas del arte colonial colombiano se exhibirán en el Museo del Louvre y la obra de teatro Labio de Liebre hará una gira por las principales ciudades de Francia y varias películas colombianas serán exhibidas en los festivales de cine de Biarritz y de Toulouse.

Diez escritores colombianos serán traducidos al francés y harán un recorrido por la Casa de Poesía de París, el Salón del Libro de Saint-Denise y la librería Mollat en Bourdeos.

Durante todo el año habrá residencias artísticas con artistas de cada país y proyectos de co-creación en teatro y música.

También ésta es una gran oportunidad en el campo de la educación, pues hay un evento para que universitarios colombianos puedan hacer un intercambio en el país galo, teniendo en cuenta que actualmente 3500 estudian en Francia y 150 empresas francesas trabajan en Colombia, poniendo en firme la idea de incrementar la colaboración entre los dos países.

Se esperan que los resultados sean muy favorables, pues teniendo en cuenta lo sucedido en Brasil, el turismo de franceses aumentó y las oportunidades para los brasileros fueron muy amplias y es por eso que se cree que sucederá lo mismo con Colombia.

Uno de los teatros que más actividad tuvo en lo que fue la primera parte de Francia en Colombia fue el teatro Julio Mario Santodomingo, sin dejar de destacar la gran actividad musical en varios escenarios universitarios y públicos que dieron a conocer muchas cosas para los ciudadanos que apenas comenzaban a tener contacto con la Francia de hoy.

Podemos creer que la presentación de Colombia en los diferentes escenarios franceses será de gran altura y de destacar que dentro de este gran evento se espera que se pueda colocar la fresa en el pastel con el triunfo de Nairo Quintana en el Tour de Francia 2017 y cerrar de esta manera con broche de oro este evento educativo, deportivo, cultural y comercial entre los dos países.

Ha sido un gran esfuerzo de los gobiernos de los dos países, que por medio de sus embajadas y de los ministerios correspondientes han trabajado con ainco para lograr lo deseado.

Decir que fue lo mejor que Francia presentó en Colombia es muy difícil aunque lo que más quedó en la memoria del ciudadano de a pie fue la participación del país galo fue en la FILBO 2017 que dejó una excelente imagen y se convirtió en un verdadero éxito.

No son estos los temas que por lo general trato en esta columna; pero considero que un respiro era necesario y de gran importancia para desarmar los espíritus.

[email protected]

Share Button