miércoles septiembre 22 de 2021

Cuatro personas muertas deja nuevo sismo en México, dos de ellas por infarto

23 septiembre, 2017 Internacionales

Cuatro personas fallecieron debido al terremoto de magnitud 6,1 en la escala de Richter registrado hoy con epicentro en el sureño estado de Oaxaca, apenas cuatro días después de que otro potente movimiento telúrico dejara al menos 305 víctimas mortales en el país.

Dos mujeres murieron en la Ciudad de México por un infarto, después de que se activara a las 7:53 de la mañana la alerta sísmica que despertó a la mayoría de capitalinos.

Las mujeres, de 83 y 52 años, “perdieron la vida por infarto derivado de una crisis nerviosa”, afirmó el gobierno de la Ciudad de México en un comunicado.

Aunque el sismo apenas se sintió en la ciudad, cuando sonó la alerta sísmica el miedo cundió, ya que los habitantes todavía están conmocionados por el temblor de magnitud 7,1 en la escala Richter registrado el martes y que dejó, hasta el momento, 305 muertos.

La otra víctima mortal es un hombre del municipio de Asunción Ixtaltepec, ubicado en el Istmo de Tehuantepec, la región más afectada por otro terremoto, el de magnitud 8,2 en la escala de Richter, ocurrido el 7 de septiembre y que dejó un saldo de 98 fallecidos en el sur del país.

“Tuvo la mala fortuna de que se colapsó parte de su casa”, explicó a un grupo de medios el secretario municipal de Ixtaltepec, Juan Carlos Ríos.

El hombre -continuó- fue rescatado entre los escombros y se le proporcionó atención médica, pero “no pudo soportarlo”.

El movimiento de hoy, una réplica del registrado el 7 de septiembre, hizo que se suspendieran en la capital las labores de búsqueda de sobrevivientes del sismo del martes, como parte del protocolo de seguridad, aunque en unos pocos minutos se reanudaron los trabajos.

Mientras que en el Istmo de Tehuantepec, el temblor hizo que colapsaran un puente y varias de las construcciones que ya habían quedado afectadas el 7 de septiembre.

Un nuevo temblor estremeció hoy el sur y centro de México, cuatro días después de que el sismo más letal en las últimas tres décadas sacudió el país, destruyó innumerables edificios y dejó más de 290 muertos . El temblor disparó las alarmas en la capital mexicana y llevó a la suspensión de las tareas de rescate que se llevan a cabo desde el martes último.

El Servicio Sismológico Nacional mexicano informó que el sismo de hoy se produjo a las 7.52 (hora local), tuvo una magnitud de 6,1 en las escala de Richter y tuvo su epicentro a siete kilómetros al oeste de Unión Hidalgo, en el estado sureño de Oaxaca.

Una de las mujeres, de 80 años de edad, se encontraba en un barrio céntrico de la capital y al dirigirse hacia la puerta de su departamento sufrió un infarto, indicó el diario Reforma. Según vecinos de la zona, en esa área en donde el sismo del martes provocó el colapso de varios edificios, el temblor fue muy perceptible.

La otra mujer, de 52 años, salió de su edificio en el sur de la ciudad y al llegar a la calle, se desvaneció frente al inmueble, agregó el diario.

El sismo tuvo su epicentro en el sureño estado de Oaxaca, que se vio muy golpeado a inicios de septiembre por otro terremoto.

El presidente Enrique Peña Nieto dijo en Twitter que las mayores afectaciones en Oaxaca son un puente que resultó dañado «que deberá reconstruirse» y estructuras con daños previos que colapsaron.

Aparte de eso, dijo que «al momento, no se reportan daños mayores en más municipios del estado».

El más reciente temblor sacudió algunos edificios en la Ciudad de México, donde decenas de inmuebles se derrumbaron con el sismo del pasado martes. Varias personas dejaron sus casas y hoteles, sin que hasta ahora se reportaran mayores daños.

«No tenemos hasta el momento reportes nuevos de incidentes derivados de este sismo», dijo a la cadena Televisa el titular de Protección Civil de la alcaldía, Fausto Lugo.

Sin embargo, el nuevo sismo desató temores de los efectos que pueda haber tenido sobre eventuales sobrevivientes bajo los escombros y en los edificios ya afectados por el sismo anterior.

Por protocolo, los rescatistas en un edificio derrumbado de la zona céntrica de Roma-Condesa evacuaron la cima de escombros rápidamente mientras que los familiares de las personas atrapadas ahí comenzaron a llamar rápidamente a sus otros seres queridos.

«Después de verificar que las condiciones sean seguras, las actividades (de rescate) reiniciarán lo más pronto posible», dijo en Twitter el titular nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente.

«Esta vez ya no sentimos que se moviera el piso, será que ya después del otro estamos acostumbrados», dijo en tanto Pablo Martínez, quien desalojó su edificio con su hija de seis años en brazos.

Antes de detener las actividades por el nuevo sismo, los rescatistas equipados con tecnología de punta centraban la búsqueda en cinco puntos de la ciudad donde aún hay signos de vida entre los amasijos de concreto y fierro, indicaron las autoridades de protección civil federal.

El sismo en Oaxaca disparó las alarmas en Ciudad de México y la gente salió a la calle por temor a más derrumbes

En las últimas horas se confirmó que, entre las víctimas fatales del terremoto que destrozó al país, se encuentra un argentino. Aún no trascendió su identidad, pero aseguran que no es el único extranjero: se suman a la lista de fallecidos un español, una panameña, cuatro taiwanesas y un surcoreano.

Share Button