sábado enero 16 de 2021

Froome amplia ventaja sobre Nibali y acaricia título de la Vuelta a España

07 septiembre, 2017 Ciclismo, Deportes

Tras la etapa 18, ganada por el belga Sander Armée, el corredor británico quedó a un minuto y 37 segundos del italiano. El colombiano Miguel Ángel López también perdió tiempo respecto al líder.

La etapa de este jueves, la 18, fue ganada por el belga Sander Armée, tras la cual el británico Christopher Froome amplió su ventaja sobre el italiano Vicenzo Nibali en la clasificación general. El líder del Sky acaricia su primer título de Vuelta a España, carrera que, según él, le cuesta más que el Tour de Francia, competencia de la que es tetracampeón.

Armée, de 31 años, fue el más fuerte entre los ciclistas que protagonizaron la fuga del día y logró entrar en solitario con un tiempo de 4h.09.39, seguido del kazajo Alexey Lutsenko (Astana) y del italiano Giovanni Visconti (Bahrain). El trazado se disputó entre Suances y Santo Toribio de Liébana, y fue de 169 kilómetros.

Entre los favoritos, el primero en cruzar la línea fue el italiano Fabio Aru a 9.56, mientras que Foome, acompañado de Alberto Contador, lo hizo a 10.08. Detrás, el italiano Vincenzo Nibali se dejó coger 21 segundos más del hombre que ahora comanda con una ventaja de 1:37.

El mejor colombiano del día fue Aldemar Reyes. El pedalista del Manzana Postobón arribó a la meta en el puesto 12, a 2:02. Por su parte, Miguel Ángel López, quien ha triunfado en dos etapas de la presente edición, llegó 31 a más de 10 minutos y sigue sexto en la general, ahora a 5:16.

El reloj de Logroño hizo estragos en el pelotón y Los Machucos terminó de debilitar las piernas de los gladiadores del asfalto. Pocas ganas de batallar entre los favoritos, pendientes de que se formara una fuga que les dejara tranquilos, persiguiendo a ritmo. Pero Contador no se está quieto, está dispuesto a morir matando y lo seguirá intentando sin tregua.

Se formó la aventura tras un comienzo rápido donde se cubrieron 46,5 kilómetros en la primera hora. Al frente una expedición numerosa de 20 hombres, el más peligroso Sergio Pardilla (Caja Rural), a 20 minutos en la general. Licencia para la aventura.

El tránsito entre la costera Suances y Santo Toribio, que celebra el Año Liebaniego, ofrecía una mitad de llano y repechos y los últimos 65 kilómetros con cuatro puertos. Para empezar la Collada de Carmona (3a, 4.8 kms al 7.2), donde pasó al frente de la escapada José Joaquín Rojas con 13 minutos de adelanto sobre el pelotón.

Puertos entrelazados en el rompepiernas hasta meta. En la Collada de Ozalba (3a, 6 kms al 6.6) empezó el movimiento en el grupo de favoritos, con el Katusha de Zakarin buscando las cosquillas al Sky y Aru al ataque para reivindicarse en su función de líder, opacada por la gran actuación «Supermán» López.

Con la mecha encendida llegó el turno de Contador en su eterno e histórico territorio de la Collada de la Hoz (2a, 7 kms al 6), donde el madrileño inició su hazaña en 2012, primero hundiendo al entonces líder Purito Rodríguez y luego cabalgando en solitario hasta Fuente Dé, donde firmó su segunda Vuelta.

Contador volvió a sacar la guadaña. Bailó sobre la bicicleta hasta en 7 ocasiones, a veces aliado con David de la Cruz, pero esta vez no hubo manera de clavar a Froome, en todo momento blindado por sus gregarios.

A pie de puerto 3,2 kilómetros al 6 por ciento de desnivel llegaron destacados Sander Armée (Lotto-Soudal) y Alexey Lutsenko (Astana). Por detrás intercalado Aru a 9.47 y los gallos aún saliendo del Desfiladero de La Hermida a 11.15. El belga remató la faena con una letal arrancada sin respuesta dentro del último kilómetro.

El Sky marcó la subida en cabeza. El momento Froome, quien efectivamente, cambió de ritmo. Cedió Nibali, pero aguantó Contador, empeñado en hacer sudar al líder. Fueron migajas, pero poco a poco el británico se hace el bocadillo de la victoria.

Contador se dirigió a Froome en meta para felicitarle por esos últimos metros en comandita: «Le dije: tranquilo, que dentro de 3 días dejaré de tocarte los ….». Pero hasta entonces aún tendrá que sudar el patrón de la Vuelta. Queda el Angliru.

Este viernes, la decimonovena etapa se disputará entre Caso y Gijón con un recorrido de 149,7 kilómetros, jornada de media montaña propicia para emboscadas que incluye cuatro puertos: Alto de la Colladona (1a), Santo Emiliano (3a), Falla de Los Lobos (3a) y San Martín de Huerces (3a). Jornada de nervios y posibles ataques lejanos.

Este viernes la decimonovena etapa se disputará entre Caso y Gijón, con un recorrido de 149,7 kilómetros.

Armée se estrena en Santo Toribio, Froome araña segundos

Sander Armée (Lotto-Soudal) ha sido el ganador de la 18ª etapa de La Vuelta, rematando una escapada numerosa que ha llegado destacada al Alto de Santo Toribio de Liébana tras una nerviosa jornada de media montaña. El belga ha logrado su primera victoria como profesional en un día con muchos ataques en los puertos cántabros que han acabado con un ataque de Chris Froome (Team Sky) en el puerto final que le da 21 segundos más de margen en la general respecto a Vincenzo Nibali (Bahrain-Merida).

Una fuga de 20 corredores con Julian Alaphilippe, Matteo Trentin (Quick Step), Alessandro De Marchi (BMC), Magnus Cort Nielsen (Orica-Scott), José Joaquín Rojas, Marc Soler (Movistar Team), Patrick Konrad (Bora-Hansgrohe), Clément Chevrier, Alexis Gougeard (Ag2r La Mondiale), Toms Skujins (Cannondale-Drapac), Antwan Tolhoek (LottoNL-Jumbo), Matej Mohoric (UAE Team Emirates), Alexey Lutsenko (Astana), Sander Armée (Lotto-Soudal), Giovanni Visconti (Bahrain-Merida), Jérémy Maison, Anthony Roux (FDJ), Stéphane Rossetto (Cofidis), Sergio Pardilla (Caja Rural-Seguros RGA) y Aldemar Reyes (Manzana-Postobón) ha sido quien ha marcado la etapa tras destacarse en el kilómetro 58 de etapa.

Han llegado a tener une ventaja de 13 minutos que les han dado muchas facilidades para poder luchar la victoria de etapa con tranquilidad. La selección entre los 20 de cabeza se ha empezado a hacer en el penúltimo puerto de la jornada, la Collada de La Hoz (2ª categoría), pero ha sido en el falso llano previo a la ascensión final al Alto de Santo Toribio de Liébana (3ª categoría) cuando se han ido por delante Sander Armée (Lotto-Soudal) y Alexey Lutsenko (Astana). El belga ha podido dejar atrás al ganador de etapa este año en la Ermita de Santa Lucía en el último kilómetro para llevarse la primera victoria de su carrera profesional y la tercera de su equipo en La Vuelta, tras las dos conseguidas por el polaco Tomasz Marczynski.

Entre los favoritos, ha habido mucha batalla desde el segundo de los cuatro ascensos del día, la Collada de Ozalba (3ª categoría), coronada a 43 kilómetros para la línea de meta. Alberto Contador (Trek-Segafredo), animado por el recuerdo de las carreteras donde sentenció La Vuelta de 2012, ha vuelto a probar distintos ataques, pero finalmente ha sido el campeón italiano Fabio Aru (Astana) quien ha logrado marcharse en solitario para acabar llegando a meta destacado y colocarse en 8º posición en la general. Sin embargo, más determinante ha sido la arrancada del líder Chris Froome (Team Sky) en las rampas más duras de Santo Toribio, un ataque que le ha permitido llegar a meta junto a Contador y Woods y alejar un poco más en la general a Vincenzo Nibali (Bahrain-Merida), al que tiene ahora a 1:37.

Share Button