domingo enero 23 de 2022

Costosa Consulta

23 noviembre, 2017 Opinión, Política Víctor G Ricardo

 Por: Víctor G Ricardo

El pasado domingo 19 de noviembre, la Registraduría habilitó cerca de 450 puestos de votación en el país, para la consulta del partido liberal, en la que se elegiría el candidato a la Presidencia de la República de ese partido, entre Humberto De La Calle y Juan Fernando Cristo. Esta consulta, ha sido seriamente cuestionada por lo que costó y la fecha en la que fue celebrada como una consulta aislada de esa sola colectividad.

Si bien es cierto que preguntar a los miembros de un partido sobre quién debe ser el candidato, es correcto por ser un acto democrático, comparto la tristeza que sienten muchos, respecto a que se incurra en semejante gasto en medio de las circunstancias que vive nuestro país, donde niños y familias de diferentes regiones mueren de hambre, no tienen acceso a educación ni a la salud y ni siquiera cuentan con una respuesta a las necesidades básicas que debería haberles ofrecido el Estado.

Es impactante ver cómo nuestros líderes priorizan el gasto público.

Muchos colombianos no estamos de acuerdo con los incrementos excesivos de impuestos que se han venido dando en nuestro país. A mí personalmente no me dolería tanto si viera que el dinero público, en lugar de alimentar el bolsillo de quienes lo administran o de gastarse inoficiosamente en tales consultas aisladas, estuvieran siendo invertidos en desarrollo de las distintas regiones y dando soluciones a quienes lo necesitan.

La realidad es que la mayoría de los colombianos coincidimos en esta opinión; o ¿acaso creen los organizadores de esta consulta que una participación de apenas el 2% de quienes podían votar refleja otra cosa? Qué tristeza ver cómo $40.000.000.000 que podían haber generado un gran impacto y un cambio en la vida de muchos, fueron despilfarrados en sufragio que ni siquiera logró convocar a un gran número de votantes, por muy democrático que fuera la consulta de ese partido a elegir su candidato a la Presidencia de la Republica.

Y si no es por los necesitados, entonces por la misma situación fiscal que vive Colombia habría sido mejor adoptar un procedimiento menos costoso, como una consulta interna asumida por el mismo partido que ha de elegir su candidato. Se justifica que se hubiera gastado esa suma de dinero que equivale a que cada voto le costó al país o mejor a todos los colombianos $65.176.00?

Sinceramente, no hay derecho a tanta irresponsabilidad y tanto derroche. ¿Con qué justificación y con qué cara van a presentar futuras reformas tributarias a los colombianos, cuando el dinero de todos se despilfarra de esa manera? Porque con esta forma de gastar, seguro necesitarán de otra reforma tributaria para tapar los huecos dejados con este y muchos otros actos similares. Pero para impedir que se mueran niños por desnutrición, sin acceso a la salud y por falta de atención del Estado, si no hay dinero. Hay que ver cómo a las personas de la tercera edad ya se les amenaza con ponerles impuestos a sus pensiones.

¿Hasta cuándo resistiremos los colombianos el desgobierno y la irresponsabilidad de nuestros dirigentes? En otro país ‘ya’ el pueblo estaría protestando y haciendo valer sus derechos.

Share Button