lunes diciembre 5 de 2022

Ministro de la Defensa insiste en la necesidad de la fumigación aérea

28 octubre, 2018 Judiciales, Política

El ministro de la Defensa, Guillermo Botero, al confirmar la muerte del patrullero, Naren Daryan Mora Rivera,  quien activó una mina antipersonal en medio de una operación de erradicación forzada de cultivos de matas de coca en Tumaco, Nariño, dijo que de «allí la importancia de usar la fumigación aérea para no arriesgar la vida de los policías de Colombia».

El jefe de la cartera castrense aseguró que en lo corrido del año han muerto 74 integrantes de la Fuerza Pública, «ese es un gran dolor», puntualizó.

El ministro Botero, quien estaba en Ocaña, Norte de Santander con el presidente Iván Duque en la activación de la Fuerza de Despliegue Rápida, Fudra, dijo que el patrullero Mora activó una mina que le causo la amputación de sus extremidades inferiores, lo que le causo la muerte.

Cuatro patrulleros más quedaron heridos y fueron trasladados desde Llorente, zona rural al hospital de Tumaco donde se reponen de sus heridas.

Los uniformados fueron identificados como: Luis María Calderón, Andersón Sánchez Castillo, Abreo Gamboa y Andréy Sehuanes Noriega.​

Según el sistema de monitoreo de cultivos ilícitos, Simci de Naciones Unidas, en Colombia fueron detectadas en 2017, 171.000 hectáreas sembradas con matas de coca, un 17% más con relación a 2016.

Para Estados Unidos, los narcocultivos llegaron a los 209.000 hectáreas, lo que mantiene a Colombia como el mayor productor a nivel mundial de cocaína, más de 1.000 toneladas métricas este año.

En Colombia, no se realiza la aspersión aérea desde el 2015 atendiendo una orden de la Corte Constitucional con base en un concepto de la Organización Mundial de la Salud que consideraba el glifosato, nombre de la molécula con la que se asperja como perjudicial para la salud.

Este año se han erradicado de manera forzada 43.000 hectáreas de matas de coca.

Share Button