sábado marzo 23 de 2019

Queiroz, a un paso de ser el técnico de la Selección Colombia de mayores

Carlos Queiroz, portugués de 65 años, sigue siendo la carta principal del comité ejecutivo de la Federación Colombiana para reemplazar a José Pékerman

Carlos Queiroz, portugués de 65 años, sigue siendo la carta principal del comité ejecutivo de la Federación Colombiana para reemplazar a José Pékerman en el cargo de entrenador de la Selección Colombia. De no haber novedad de última hora, Queiroz será confirmado en la próxima reunión del comité ejecutivo, programada para los próximos días, con la idea de que empiece su vinculación en febrero, cuando termina su contrato con la selección de Irán.

Todo está encaminado para que Carlos Queiroz asuma la dirección técnica de la Selección Colombia, el técnico de 65 años esperaría terminar su participación en la presente Copa de Asia con Irán, para ser anunciado oficialmente como nuevo estratega del combinado nacional.

De avanzar a la final del torneo continental (1 de febrero), la confirmación del estratega sería en los primeros días de febrero. Los diálogos con el ex entrenador del Real Madrid, Portugal y Sudáfrica, entre otros equipos se encuentran muy adelantados y solo haría falta estampar la firma del nacido en Mozambique.

Las palabras de Luiz Felipe Scolari, asegurando que Colombia no entiende que no quiere salir de Palmeiras, motivaron a la Federación Colombiana de Fútbol a emitir un comunicado desmintiendo cualquier oferta por el entrenador brasileño.

Quieroz debutaría en el combinado nacional para la próxima fecha FIFA, con amistosos por confirmar en el mes de marzo.

Han pasado cuatro meses y nueve días desde que terminó el vínculo de Pékerman con Colombia (el 31 de agosto), y la Selección, que este año jugará la Copa América de Brasil, entre el 14 de junio y el 7 de julio, sigue sin entrenador. Desde el año pasado se conoció de manera extraoficial que Carlos Queiroz es el hombre que ha buscado la Federación. De hecho, se ha sabido de tres reuniones que han sostenido, una en la gala de los premios The Best, el pasado 24 de septiembre; otra durante una cena en Madrid, en noviembre, y la más reciente en la final de la Copa Libertadores entre River y Boca, en el Santiago Bernabéu, el 9 de diciembre.

Queiroz, que por estos días dirige a Irán en la disputa de la Copa Asiática que termina el primero de febrero, es el candidato principal por su experiencia en selecciones (Portugal, Emiratos Árabes, Sudáfrica e Irán) y porque los directivos no encontraron a otro DT que llenara las expectativas y que estuviera libre. De hecho, este martes la Federación confirmó que no tiene negociaciones ni está interesada en el brasileño Luiz Felipe Scolari, DT de Palmeiras y campeón del mundo con Brasil en 2002, quien aseguró que de Colombia lo siguen buscando, y que incluso le han mejorado una oferta económica. “Parece que Colombia no ha entendido que no voy a salir (de Palmeiras). Aumenta los valores, pero no es cuestión de valores”, aseguró. Y la Federación lo negó.

Tan pronto se confirmó la salida de Pékerman, tras cerrar un ciclo que comenzó en enero del 2012 (con la clasificación a dos mundiales), los directivos de la Federación pensaron en un candidato colombiano, se trataba de Reinaldo Rueda, quien, aunque estaba comprometido con Chile, esperaba definir su continuidad tras los movimientos directivos que se generaron en la asociación de ese país. Al ser ratificado para liderar a Chile hacia el Mundial de Catar, los dirigentes colombianos perdieron a su carta principal y tuvieron que mirar otras opciones.

Paralelamente a la expectativa por Rueda, estaba la posibilidad de Juan Carlos Osorio, quien había firmado con Paraguay, aunque aseguró que tenía una cláusula de salida ante el ofrecimiento que, según él, había recibido de Colombia. Además, se especuló con que Osorio era carta del vicepresidente de la Federación, Álvaro González Álzate, de gran influencia en el comité ejecutivo, quien públicamente dijo que no quería más DT extranjero. “Voy a dar la batalla porque sea un técnico colombiano”, dijo durante la gira de amistosos en octubre, en EE. UU.

Osorio, antes de ser presentado en Paraguay, mostró su molestia porque desde Colombia no se concretó nada. “Fui respetuoso con lo que me dijeron y por eso acepté también la cláusula para firmar con Paraguay, porque le estoy dando importancia a Colombia”. Luego insistió en su deseo de dirigir a Colombia, aunque ya había iniciado labores con los guaraníes.

Con Rueda comprometido y con este cruce de versiones con Osorio, surgió una tercera posibilidad de técnico nacional, la de dejar en el cargo a Arturo Reyes durante la Copa América de Brasil, tal como lo va a hacer Argentina con el DT interino, Lionel Scaloni. Reyes, quien es el DT de la Sub-20, asumió la responsabilidad del equipo mayor tras la salida de Pékerman. Dirigió en los amistosos de la primera fecha Fifa posterior al Mundial de Rusia, en septiembre del año pasado, y en la de octubre (Colombia no jugó en la fecha Fifa de noviembre). Tuvo un saldo de tres victorias (contra Venezuela, Estados Unidos y Costa Rica) y un empate (Argentina), lo que valió para que su nombre fuera estudiado en el comité ejecutivo.

De hecho, el pasado octubre el presidente Ramón Jesurún dijo ante esa posibilidad: “No lo había pensado pero me parece interesante”. Al parecer Reyes fue visto con agrado por el grupo de jugadores y eso era un punto a favor. Sin embargo, esta decisión fue desechada por el comité para no torpedear el proceso de la Selección Sub-20 que él lidera y que disputará desde la próxima semana el Suramericano de Chile, y en la que hay grandes esperanzas entre los directivos para que clasifique al Mundial de Polonia y, por otro lado, se analizó que de nombrar a Reyes se ponía en riesgo su futuro y lo podían llegar a “quemar” en ese cargo.

Con esos tres nombres descartados, se especuló con técnicos extranjeros como el argentino Gustavo Alfaro (ahora en Boca), quien negó haber tenido algún ofrecimiento, al igual que con Scolari, con el que al parecer no pasó de una gestión de empresarios. Así las cosas, el camino quedó despejado para Carlos Queiroz, quien hoy es el candidato principal.

Share Button