lunes octubre 18 de 2021

Presidente Iván Duque pide acuerdo entre EE.UU. y China para evitar perjuicios comerciales

23 mayo, 2019 Económicas, Internacionales

Bogotá, 23 de mayo_ RAM_ El Presidente Iván Duque advirtió este jueves que los grandes perdedores en las guerras comerciales son los países emergentes, y abogó por una solución a la confrontación comercial entre Estados Unidos y China.

El Mandatario intervino en un conversatorio, moderado por la periodista Claudia Palacios, en la reunión anual Business Future of the Americas, organizada por la Cámara de Comercio Colombo Americana (AmCham) en Barranquilla.

El Presidente de la República explicó que “los grandes perdedores dentro de esa confrontación comercial son los países emergentes. Y lo son por dos razones: por un lado, porque hay países emergentes que tienen flujos comerciales ya consolidados con Estados Unidos que se pueden ver afectados”.

Por otro lado –agregó-, “China puede representar hoy el 50 por ciento de la demanda mundial de carbón, puede representar el 45 por ciento de la demanda mundial de níquel o puede estar representando el 40 por ciento de la demanda mundial de acero”.

“Entonces, uno sí espera que ahora que se está hablando de una negociación comercial entre Estados Unidos y China, todos los mercados emergentes, y pensando en el crecimiento económico del mundo, queremos que eso se pueda resolver, pues es la manera en la que el mundo puede tener un crecimiento sólido, homogéneo y por esa vía, también, poder reducir la pobreza y la desigualdad”, manifestó el Mandatario.

Explicó que “Colombia no puede tomar partido en función de los conflictos comerciales, porque, entre otras cosas, Estados Unidos y China son socios comerciales importantes”.

Indicó, también, que, pese a esas diferencias, “China es el mayor tenedor mundial de bonos del tesoro en los Estados Unidos y China se está convirtiendo en ese principal socio comercial de los Estados Unidos desde hace muchos años”.

“¿Qué esperamos todos los países del mundo? Que esas tensiones comerciales se puedan resolver y se puedan resolver en beneficio del crecimiento mundial. Si esa situación se tensiona más, los que terminan pagando la cuenta son los países emergentes, y crecen menos, venden menos”, puntualizó el Presidente Duque.

Como en toda crisis, al lado de los riesgos, también hay grandes oportunidades. Esto válido incluso en la batalla comercial en la que se han enfrascado los dos colosos del comercio mundial, Estados Unidos y China, tras las represalias tomadas por el gigante asiático luego de que el país norteamericano estableció aranceles a productos chinos por valor de cerca de 50 mil millones de dólares.

Esta pelea puede tener efectos muy grandes sobre las tres partes más comunes de la cadena de suministro (suministro, fabricación y distribución) y sobre los tres tipos de empresas involucradas (industriales, comercializadoras y de servicio). Por eso la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex) considera importante identificarlos y analizarlos, ante un horizonte en el que parece inminente un freno al crecimiento del comercio mundial.

De acuerdo con Giovanni Andrés Gómez, Director de Asuntos Económicos de Analdex, son por lo menos nueve las consecuencias que traerá para las cadenas de suministro en Colombia esa pelea entre los dos países que en 2018 representan casi la mitad del comercio mundial.

Por ejemplo, ante la perspectiva del cierre de fábricas, surgen también nuevas oportunidades para buscar otros socios estratégicos. Están también las posibilidades que se abren frente a la relocalización de fábricas y el desvío de bienes y servicios. Sin embargo, en paralelo a esa situación, muy posiblemente la economía se verá abocada a un cambio en los precios de las materias primas, lo que puede implicar la necesidad de diversificar las ofertas productivas.

Los precios en las tarifas del transporte internacional son otro asunto que puede sufrir las consecuencias de la guerra sino-estadounidense, de acuerdo con la presentación de Gómez, el pasado viernes, en uno de los talleres organizados por Analdex en Bogotá, para el cierre de Expologística.

Aunque los primeros que percibirán un cambio en los precios de varios productos serán los consumidores de Estados Unidos y China, países como Colombia también podrán ver en el corto plazo un cambio en los precios en los productos finales.

El deterioro de las relaciones comerciales y el fin del multilateralismo también pueden ser efectos negativos de esta guerra, según dijo Gómez, al explicar que “dos tercios del comercio mundial está representado en las cadenas globales de valor, que se verán afectadas por esta situación, incidiendo a su vez de modo negativo en las ventas externas de países con economías emergentes, como es el caso de Colombia”.

Para el caso colombiano, Estados Unidos y China son socios comerciales de primer orden, si se considera que en 2017 las exportaciones al primer mercado representaron la tercera de las ventas externas del país (US$ 10.540 millones, que significaron un aumento del 3% respecto a 2016). Aunque el monto de las exportaciones al gigante asiático no representa una cifra tan grande (US$ 2.000 millones), se trata del destino en el que más crecieron las exportaciones colombianas, 71 % en 2017 respecto a 2016.

Share Button