martes junio 25 de 2019

El país se nos „odebrechtizó‟

09 junio, 2019 Opinión, Política Juan Gossaín

 Por: Juan Gossaín

Perdónenme ustedes el abrupto verbo, que parece tan rebuscado, pero en este momento no encuentro ninguno más elocuente para describir lo que está pasando en Colombia. La corrupción crece como una llamarada que nadie puede controlar, la maldad campea, los escándalos son peores cada día.

Todo se compra y todo se vende, desde los contratos hasta las conciencias, pasando por las campañas electorales. Y la gente sigue repitiendo, como si fuera la cosa más natural del mundo, que „el vivo vive del bobo‟. Aquí creemos que ser „vivo‟ es lo mismo que ser ladrón y que un hombre honrado es un „bobo‟ porque no toca lo ajeno. Y, como si fuera poco, todavía se repite frescamente que „por la plata baila el perro‟.

¿De qué nos quejamos, entonces?

Lo más grave de todo este relajo moral es que, según parece, a los colombianos nos están saliendo callos en el alma. Da la impresión de que ya nada nos conmueve ni nos indigna, y que nos hemos acostumbrado a que la perversión sea nuestro estado natural. Nos estamos hundiendo en un pantano de podredumbre y es como si no pasara nada. El país huele a pestilencia por las cuatro costuras, que son sus cuatro costados. Esto se ha vuelto un estercolero. Hiede. Duele decirlo, pero hiede.

En medio de estas vísperas electorales, y mientras nos preparamos para escoger alcaldes, concejales y ediles, yo quiero hacerles a ustedes una preguntica suelta: ¿a quiénes vamos a elegir? ¿A los mismos de Reficar, a los mismos de la Autopista del Sol, a los mismos de la navegación por el río Magdalena, a los mismos que están quebrando el sistema de salud, a los mismos que se robaron la plata para la comida de los estudiantes pobres, a los que fueron financiados por Odebrecht, a los que saquean los recursos destinados a los enfermos de cáncer? Ustedes tienen la palabra. La hora de la verdad ha llegado.

485- MURO DE PATA.N

Share Button