viernes octubre 18 de 2019

De casi un billón de pesos para las víctimas que entregarían las FARC, sólo se han podido monetizar $24.000 millones

25 julio, 2019 Generales, Judiciales, Política

 Bogotá, 25 de julio_ RAM_ El Acuerdo de paz con las FARC tiene un elemento central: el compromiso que la ex guerrilla adquirió para reparar materialmente a las víctimas del conflicto. Eso quedó establecido en un decreto del 2017, el 903 y en la sentencia 674 de 2017 de la Corte Constitucional. Es relativamente simple: quien quiera beneficios de la justicia transicional, debe, entre otras cosas, entregar recursos para la reparación.

Entonces, en agosto de 2017, las FARC presentaron un inventario de bienes que, finalmente, debería terminar en un fondo de víctimas que sirva para la reparación material de todos aquellos que sufrieron la violencia de la ex guerrilla. Este proceso de recuperación de bienes y posterior monetización, o sea, volverlo plata que se pueda entregar, nunca ha sido fácil. No lo fue en la desmovilización de los paramilitares en 2006, porque solo una pequeña parte de sus bienes fueron recuperados vía extinción del derecho de dominio o mediante otras vías legales, como los procesos de restitución de tierras.

La SAE, Sociedad de Activos Especiales, fue la encargada de recibir el inventario, buscar los bienes, siempre con la ayuda de las FARC, ocuparlos y finalmente comercializarlos. En esa tarea lleva casi dos años, y los avances no son significativos. El inventario, que incluía semovientes, bienes inmuebles, infraestructura, armamento, vehículos, oro, joyas de plata, dinero en efectivo, dólares, sigue en buena medida solo en el papel.

Según las FARC, en 2017, el valor de los bienes era de 964.151.286 millones de pesos. Hoy, casi dos años después, la SAE le confirma a Caracol Radio vía derecho de petición que el valor monetizado apenas llega a 24.000 millones de pesos. ¿Por qué tan poco? Las FARC declararon en el inventario, por ejemplo, 12.070 millones de pesos, pero ya está claro que no entregarán 9.570 millones porque, según la versión de las FARC, las disidencias se quedaron con 4.360 millones y el ejército incautó 5.210, entonces la SAE solo tiene poco más de 2.000.

En los semovientes las FARC reportaron en el inventario 24,456 cabezas. Pero ya es claro que no entregarán 15.887, porque no saben dónde están, quién los tiene. Entonces la SAE, que es otra manera de decir “las víctimas”, solo tienen 229 en su poder. Ese es el 0,94% del total reportado. Con los inmuebles la situación es similar. Reportaron 722 bienes, pero no serán entregados 108 y de otros 420 no se tiene información. Es decir, solo se han recibido 8 bienes, el 1,11%.

En el inventario del 2017 reportaron también 319 vehículos tazados –según unas cuentas de las FARC que no se sabe cómo hicieron- en 7.699.300 millones de pesos. A la fecha, según el documento de la SAE que conoció Caracol Radio, no hay un solo vehículo entregado y ya el partido FARC dice que no entregarán 87 vehículos. Eso es el 0.00% de los bienes recibidos.

La tarea de la SAE no ha sido fácil, y es claro que ellos están tratando de conseguir más información de la ubicación de los bienes. Pastor Alape, el senador del partido FARC, es el enlace con la SAE, y siempre ha tratado de ayudar. Pero la verdad es que el control territorial del partido no es igual al que tenían cuando eran un grupo armado, y las disidencias se han quedado con muchos de esos bienes.

Quedan entonces varias preguntas: ¿hasta cuándo se seguirá desgastando administrativamente la SAE buscando bienes que ya no aparecerán? Del casi billón de pesos que según las FARC valían los bienes, ¿cuántos finalmente podrán recuperarse? Porque de ese billón de pesos hay que descontar el valor del armamento, que es cercano a los 220.000 millones, que no se puede vender. Lo mismo ocurre con infraestructura e inversiones, que no son susceptibles de comercializarse.

La expectativa de la SAE es, entonces, lograr monetizar en el mejor de los casos, 542.942 millones de pesos. Y sobre ese valor es que se han monetizado solo 24 mil millones, es decir, el 0,37% del total inventariado. ¿Cuánto tiempo más tendrá la SAE para recuperar más bienes y monetizarlos? Y, si el total sigue siendo tan pequeño, tan insignificante, ¿quién es el responsable? ¿Es eso un incumplimiento a los acuerdos en lo que tiene que ver con la reparación material a las víctimas? ¿Tiene el Secretariado la responsabilidad de explicar por qué, del billón de pesos, solo se podrá utilizar un porcentaje menor al 1% para reparar a las víctimas?

Share Button