miércoles septiembre 18 de 2019

Iglesias deben ser aliadas en defensa de la familia y en la lucha contra el consumo de estupefacientes: presidente Duque

04 julio, 2019 Generales, Política

Bogotá, 04 de julio_ RAM_ Durante la celebración del Día Nacional de Libertad Religiosa y de Cultos, el Jefe de Estado aseguró que el país debe “volver a la conversación de la familia”, en la medida en que consideró que existen muchos sectores que califican esta discusión de “debates extremistas”.

Sobre el problema del consumo de estupefacientes, dijo que “esta lucha, frente a esta amenaza a la juventud, no la vamos a dejar de ejercer nunca y los quiero invitar a todos ustedes para que sean los compañeros también en esa tarea”.

En la celebración el Gobierno firmó dos actas. La primera, para el análisis de la conexidad entre el derecho de la educación y la libertad religiosa y de cultos; y la segunda, para el reconocimiento y fortalecimiento del aporte a la paz, el perdón y la reconciliación, de las entidades religiosas y sus organizaciones.

El Presidente Iván Duque invitó este jueves a las iglesias del país para que sean aliadas en la defensa de la familia, como núcleo de la sociedad, y a que haya un trabajo conjunto para enfrentar la amenaza del narcotráfico y evitar que el consumo de estupefacientes siga afectando a niños y adolescentes.

Durante la celebración del Día Nacional de Libertad Religiosa y de Cultos, que se realizó en la Casa de Nariño, el Jefe de Estado aseguró que el país debe “volver a la conversación de la familia”, en la medida en que consideró que existen muchos sectores que califican esta discusión de “debates extremistas”.

“No, todo lo contrario, es el deber de nuestra sociedad reflexionar sobre cómo se están formando nuestras familias, no porque el Estado tenga que interferir o ir a invadir su espacio”, dijo el Presidente al explicar que lo que se hace necesario es reflexionar “sobre cómo están creciendo los niños en nuestra sociedad”.

Narcotráfico y consumo

En su diálogo con los representantes de las iglesias que participaron en la celebración, el Mandatario se refirió al problema del narcotráfico, del que dijo se ha “disparado en los últimos años, producto del crecimiento exponencial de los cultivos ilícitos”.

Expresó, una vez más, su preocupación por el consumo de estupefacientes, pero recordó que “al margen de la norma, a la cual se ha referido la honorable Corte Constitucional, hay más normas del Código de Policía que nos mantienen a nosotros empoderados en esta tarea”.

Por tal razón, reiteró que “esta lucha, frente a esta amenaza a la juventud, no la vamos a dejar de ejercer nunca y los quiero invitar a todos ustedes para que sean los compañeros también en esa tarea en el ámbito del diálogo que ustedes tienen con la familia y con la sociedad colombiana”.

Así mismo, el Presidente Duque habló sobre la importancia de que todas las iglesias “tengan la posibilidad de contribuir y participar en los proyectos de carácter social que se adelantan con la sociedad colombiana”.

Dijo que para el Gobierno es clave que “cuando hablemos de emprendimiento, también es muy importante que, desde el espacio en el cual ustedes en su conexión con las obras sociales se vinculan a las comunidades, también invitan a dar ese paso tan trascendental que requerimos en el país”.

Adicionalmente, invitó a que “las iglesias mantengan este diálogo permanente con el Gobierno” y a que participen activamente en los Talleres Construyendo País.

‘Los quiero ver más y quiero también, en mis recorridos regionales, visitarlos y que hablemos sobre esta agenda de trascendencia nacional que queremos materializar desde el Gobierno”, agregó.

Además, el Presidente sostuvo que en esta celebración de la libertad religiosa también está, como causa común, la protección del medio ambiente.

“Es un llamado muy importante, porque en la ética y en la moral del Siglo XXI todos también debemos procurar que las libertades religiosas generemos una conciencia colectiva de la protección de las fuentes de agua, de los bosques, de la calidad del aire, de la flora y de la fauna”.

Durante la celebración, el Gobierno firmó dos actas para buscar una mejor articulación con las iglesias y el rescate de los valores. La primera, para el análisis de la conexidad entre el derecho de la educación y la libertad religiosa y de cultos; y la segunda, para el reconocimiento y fortalecimiento del aporte a la paz, el perdón y la reconciliación, de las entidades religiosas y sus organizaciones.

Share Button