sábado febrero 15 de 2020

«Chelo» De Castro, «Topo» Zuloaga y «Mago» Dávila

Relato de Jorge Giraldo Acevedo

Bogotá, 04 de febrero_ RAM_ Con motivo del día del periodista que se celebra el próximo domingo 9 de febrero, queremos presentar algunos datos de 3 personajes del mundo de las comunicaciones que en Colombia se han distinguido por su trabajo y longevidad.

«Chelo» De Castro

En primer lugar, si las circunstancias de la vida lo permiten y el «Creador Suprema» lo disponen, tenemos al barranquillero «Chelo» de Castro quien cumplirá 100 años de vida el próximo 19 de marzo, «día de San José». Siempre se ha destacado desde la capital del departamento del Atlántico como columnista del periódico «El Heraldo» y otros medios de comunicación y estuvo vinculado laboralmente a varias emisoras de Barranquilla;en sus escritos siempre  ha  predominado la polémica  y  la  crítica constructiva.

Jorge Zuloaga, «El Topolino»

Jorge Zuloaga en una de las reuniones de la cofradía de los «excaracoles»

El día primero de mayo del año 2020, cumplirá 98 años de vida Jorge Zuloaga, más conocido como «el topolino”; nació en Bogotá. Por sus labores en la televisión, en la radio y en sus actuaciones en películas; con su nombre de pila le recordamos por su  trabajo como reportero para los periódicos «El Espectador»,  «La República»,  «Occidente», de Cali, en la revista «El Rostro del Crimen» y en «Todelar»; fue director del noticiero de la emisora «Horizonte».

Invitado por Alfonso Lizarazo para contar un cuento en el programa de humor «Sábados Felices» su estilo gustó tanto que fue contratado para formar parte del elenco.

«Gabo» y Guillermo «El Mago» Dávila

Parafraseando al maestro de las lides periodísticas Arturo Abella, «según fuentes de alta fidelidad», Jorge Zuloaga, «el topolino» y el barranquillero «Chelo» de Castro comparten el honor de la longevidad con Guillermo «el mago» Dávila quien el 25 de junio llegará a los 91 años de existencia; nació en Bucaramanga. Como lo señaló Óscar Domínguez Giraldo, en una de sus crónicas, «tal vez sea cuestión de magia, pero el mago Guillermo Dávila es el único mortal que puede decir que en 1951 fue amigo y linotipista de Gabriel García Márquez»; el buen genio, acciones de amistad y excelente comunicación con sus amigos, son las principales características personales de «el mago» Dávila.

Los 3 personajes que destacamos hoy,»Chelo» de Castro,  Jorge Zuloaga, «el topolino» y «el mago» Dávila,  siempre han manifestado que les llegó «la época de la juventudes  acumuladas» y la disfrutan cabalmente con sus  familiares y amigos;  declaran que  seriamente  y producto de su experiencia personal y profesional recomiendan leer y poner en práctica las expresiones del poema «En vida, hermano, en vida» de la escritora y periodista mexicana Ana María Rabatté.

*  Fotografías tomadas en Google.

Share Button