martes agosto 4 de 2020

El Ojo del Halkón Por fin declaratoria de cuarentena

Por: Rubén Darío Mejía Sánchez

Bogotá, 21 de marzo_ RAM_ Da vergüenza que un país como Colombia tenga que estar sometida a unos políticos de pacotilla que no miran con responsabilidad no solo lo que pasa en el mundo, sino a su alrededor.

Alguien dijo en una oportunidad que en varias veces, por no decir en todas, el pueblo es superior a sus gobernantes y eso lo vimos este fin de semana cuando por medio de leguleyadas, se trató de echar por tierra actos de algunos gobernadores y alcaldes que responsables de lo que está sucediendo, tomaron decisiones fuertes en lo que tiene que ver con el aislamiento de la población.

Luego salió otra vez en falso la Ministra del Interior a decir que la autoridad y la supremacía de las determinaciones de orden público solo eran del Jefe del Estado, y no estamos diciendo que no, y a pesar que el presidente Duque dijo que no había enfrentamiento de poderes si los había en el campo político, en donde como decía anteriormente la gente que lo rodea quiere dejar sin piso cosas importantes para el bien de los colombianos.

El Presidente declaró la cuarentena y no digo que tarde, pero si debió declararla antes que los mandatarios regionales y ser consciente de lo que está sucediendo, porque sin lugar a equivocarme, en este país interesan mas los industriales y los comerciantes que la misma salud, y precisamente estoy de acuerdo con la caricatura de Thumor en el diario El Espectador en donde le pregunta al presidente: el virus está entrando por El Dorado, ¿Por qué no lo cierra?, y el Presidente responde, primero el billete, la economía, después la salud, eso me enseñó mi papá, y le pregunta el interlocutor ¿Cuál? ¿El biológico o el putativo?, esperamos que esto no sea verdad en la realidad, porque si el presidente Uribe está detrás de estas determinaciones tan erróneas “estamos jodidos”, como decía mi abuelo.

Vemos que seguimos siendo muy tropicales, muy emocionales y es por eso que somos los números uno para el incumplimiento de las reglas, porque cuando se nos dicen no salga, salimos y cuando se nos dicen no salgan, salimos.

Me parece un acto de irresponsabilidad de quienes no cumplen por ahora con el mandato del simulacro de aislamiento y de quienes no van a cumplir con lo ordenado por el Presidente a partir del 24 de marzo al 13 de abril, aunque es un tiempo bastante largo y que se esta utilizando por algunos sectores para dar a conocer sus pronunciamientos populacheros, como bienhechores de la humanidad.

Me preocupa mucho que el Gobierno esté ofreciendo dinero a diestra y siniestra y espero no se esté metiendo en camisa de once varas, porque ofrecerle a los menos favorecidos y no letrados una serie de dádivas es mas peligroso que ofrecerle a un niño o un anciano y no cumplirle.

Creo que en esto hay que tener cuidado y recordar que no estamos en época de campaña, porque se debe contar con los dineros para ofrecerlos y lo mismo que la forma de hacerlo, porque he escuchado voces a mi alrededor en las que critican que se les ofreció alimento a los niños estudiantes y que algunos sectores del Gobierno, no han cumplido, es decir siguen perdiendo puntos en vez de ganarlos.

Estamos al frente de una PANDEMIA, que puede llevar a dejar miles de víctimas en Colombia, como ha sucedido en el mundo; pero aquí solo pensamos en la parte económica y nos olvidamos de la clase media que es la que produce y que si vemos en los planes de gobierno no está. Porque se le ofrece ayuda con el congelamiento de las tarifas de los servicios públicos a los estratos cero, uno y dos y a quienes viven de un sueldo y que son calificados como clase media y pobre en este país no cuentan con ninguna ayuda.

Otra cosa que se ha visto durante este simulacro es que la Policía y el Ejercito, como siempre, está desinformada y es en el libre traslado de los ciudadanos que prestan tareas básicas y que van a informar como en los medios de comunicación, porque se cree que solo son periodistas y trabajadores de medios de comunicación, los que trabajan en los mas populares, y de resto no.

Eso me recuerda de hace algunos años que fuimos a una rueda de prensa y los celadores no nos querían dejar entrar a pesar de portar nuestra credencial de periodistas, pues uno de ellos nos preguntó que donde llevábamos las cámaras, porque la instrucción que tenía era que esos eran los verdaderos periodistas.

Es el colmo que nos estemos dando cuenta de algo que se ha venido hablando siempre y es que en Colombia no estamos preparados en el campo de la salud y en otros cuidados para crisis colectivas, porque los gobiernos siempre han dejado que la salud y la educación sean las parias de este país.

Cuando el incendio del edificio de Avianca, el comandante jefe le decía a los bomberos que trataran de evitar que el fuego pasara de un piso al otro, a lo que uno de los bomberos le gritó, “señor, no podemos hacer nada y recuerde algo, que Colombia no está preparada para una catástrofe como ésta” y ahora vemos que con la crisis de la salud, en donde no hay medicinas, instrumentos especiales y el personal adecuado atacar esta pandemia no va a ser cosa fácil, porque no hay derecho que en algunos hospitales y centros de salud se le esté exigiendo al personal trabajar, cuando se les deben sueldos de cuatro y seis meses y el Gobierno no hace nada.

Estamos de acuerdo con la cuarentena y con todas la medidas que vengan, pero no podemos ladrarle a la luna, diciendo que esto no era importante, porque recordemos que para la Ministra del Interior era mas importante la cantidad de personas que mueren por el robo de celulares que las que mueren por ser líderes sociales y creemos que quienes le han puesto trabas a las medidas de los gobiernos locales piensan igual del Coronavirus, porque consideran que es mas importante cuidar el bolsillo de unos cuantos que la vida de unos miles.

Hay unos personajes en el Gobierno a quienes no quiero nombrar, que sería recomendable mejor que se quedaran callados, porque cada que hablan la embarran.

Agradecimiento a todo el cuerpo médico y de salud del país, a todos los que se han expuesto a pesar de no contar con las medidas adecuadas de protección y agradecimientos también al señor Ministro de Salud, que sin mucha alharaca ni intereses políticos ha estado ahí al frente del cañón a pesar de las contradicciones de su jefe.

Esos son los héroes anónimos que se deben de tener en cuenta para cuando se da una medalla como la Cruz de Boyacá y no quienes se lo ganan protegiendo sus derechos propios.

LA invitación es a cumplir con lo ordenado por el Gobierno en estos largos días, que no serán fáciles, pero que son de gran responsabilidad, porque es verdad aquello de “es mejor prevenir que tener que lamentar” aprendamos de España e Italia en donde no creyeron y ya se han perdido muchas vidas y de los mismos errores que ha cometido el gobierno americano que ha sido lento en tomar medidas e incrédulo de lo que está sucediendo. No debemos de esperar a última hora y no tomar correctivos, porque hay un defecto de los seres humanos y es de no buscan ayuda médica hasta que ya se está en el último momento de la vida, eso no debe de ser, se debe prevenir de lo que puede suceder con los ancianos y los niños y hacer conscientes a los jóvenes que una pandemia como está no respeta ni edades, ni sexo, ni condición social.

Seamos responsables por una Colombia libre de Coronavirus.

[email protected]

[email protected]

Share Button